Debate del Estado de la Ciudad: Seis monólogos de dos años marcados por la COVID

El alcalde ha anunciado un nuevo paquete de ayudas de 300.000 euros para fomentar el consumo

Regreso de los plenos presenciales al Ayuntamiento de Almería
Regreso de los plenos presenciales al Ayuntamiento de Almería La Voz

Bien temprano, porque los viernes se celebran bodas en el Ayuntamiento, y con un minuto de silencio por la última víctima de violencia de género, ha arrancado el cuarto debate sobre el estado de la ciudad de la democracia. Ha sido una sesión presencial, la primera en nueve meses, en la que no ha habido grandes anuncios ni sorpresas, se ha hablado mucho (quizá demasiado) de política nacional y que ha estado marcada por el análisis de la gestión de la pandemia. Más allá de las críticas de si el Gobierno no ha mandado los fondos prometidos o de si era un tema de la Junta de Andalucía que no los ha hecho llegar,  todos han considerado como bueno el trabajo hecho por el Consistorio en ella, por lo que ha habido reparto de méritos entre todos los grupos políticos, unos por gestionar y los otros por lealtad institucional.


En el arranque de la sesión ya ha augurado el alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco, que  el debate mostraría dos Almerías totalmente diferentes: la del equipo de Gobierno, que aunque ha reconocido que tiene que mejorar, tiene claro que “la ciudad tiene un buen estado de ánimo”, y la que plantearían los partidos de la oposición mostrando “casi el Apocalipsis” según las palabras del regidor. Apocalipsis no, pero “una ciudad de desigualdades entre barrios y con vecinos de primera y de segunda” sí que ve la portavoz de Podemos, Carmen Mateos.


Los anuncios de la sesión han llegado de la mano del alcalde. Ha sido él quien ha explicado que ya hay preparado un nuevo paquetes de ayudas directas que han llamado ‘Plan Impulsa’. Está dotado con 300.000 euros que se invertirán en bonos para fomentar el consumo durante el último trimestre del año. Ha anunciado la visita en unos días de la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, para firmar definitivamente el convenio para las obras que permitan culminar con la rehabilitación del interior de la Casa Consistorial, y también que el próximo lunes se aprueba en Junta de Gobierno el proyecto del Jardín Mediterráneo del Parque de la Hoya.



Hizo balance positivo de la gestión en estos dos años porque dice haber estado del lado de los que más ayuda necesitaban, y ha anunciado que el Ayuntamiento se encuentra inmerso en un plan para que la ciudad cuente con accesibilidad universal. Ha querido dar una palmadita en la espalda a sus concejales, a los que les ha dicho que lo están haciendo bien, a pesar de asegurar que no quiere caer en la autocomplacencia.


Desde la oposición, quizá el menos crítico con el equipo de Gobierno ha sido el concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca. El edil ha querido agradecer el trato que ha recibido por parte de todos los concejales desde que abandonara Vox. Se lo agradecía hasta al propio Juan Francisco Rojas, portavoz de la formación verde, por la gestión que ha hecho de esta situación tan compleja. 



A pesar de ensalzar las bajadas de impuestos, la labor municipal en la pandemia, y tender la mano al equipo de Gobierno, sí que le recordó Pérez de la Blanca que hay que culminar lo empezado en materia de auditorías a las concesionarias o proyectos como la Plaza Vieja. Además, ha defendido la postura municipal de seguir adelante con la puesta en marcha de más bastidores en la desaladora. Y es que el incremento del uso de agua desalada ha sido uno de los temas que han marcado las críticas. Miguel Cazorla, portavoz de Cs, considera que será “el mayor error de la Corporación” e insiste en que se haga una nueva tubería para captar el agua desde el mar y no seguir tomándola de los sondeos playeros actuales; a Rojas le genera “dudas más que razonables” y teme que se pueda trasladar el problema de la sobreexplotación de un acuífero a otro, y Mateos asegura que con ello “se condena al tomate de La Cañada casi a la desaparición”. No se puede olvidar que ellos defienden que el informe realizado por la Universidad de Almería deja claro que este incremento de producción afectará al acuífero del Bajo Andarax.


Economía

Los problemas del comercio o de la hostelería también han sido protagonistas de la sesión. Como un “desierto comercial que empieza en el centro y acaba en los barrios” hablaba Juan Francisco Rojas mientras que Carmen Mateos aseguraba que “el centro está herido de muerte”. Precisamente en el centro se ha fijado la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Adriana Valverde, para contar “150 tiendas cerradas” desde que gobierna Fernández-Pacheco. Todos reclaman al equipo de Gobierno que ponga en marcha medidas y que sean diferentes.


Los socialistas insistieron en la necesidad de un plan de empleo municipal, Podemos en hacer una empresa municipal de energía renovables, Vox en que se tenga un plan antiokupa y que se trabaje en perseguir el cultivo de marihuana, y Cazorla que se cumplan las mociones aprobadas y firmadas en los presupuestos.


Barrios

Hubo críticas a la falta de actuación en los barrios de la periferia que desmentía la portavoz del PP, María del Mar Vázquez, hablando de los faltar más de 115.000 metros cuadrados de vías asfaltadas y los 14.000 metros cuadrados aceras arregladas del plan de mantenimiento; acusaciones de falta de transparencia, de denostar la Participación Ciudadana o la falta de escucha activa con los vecinos, que Vázquez respondía con las visitas semanales que hacen a los barrios; así como el repaso por la situación de falta de limpieza a pesar del plan intensivo, son algunos de los temas que se han debatido en un pleno del que es difícil sacar una conclusión de cómo está realmente la ciudad. Y es que el de hoy, más que un debate, ha sido una sucesión de monólogos con citas de Inés Arrimadas, Pedro Sánchez o Martin Luther King. Una sesión en la que cada uno fue a hablar de su libro.

 

Temas relacionados
Ayuntamientos Plenos

para ti

en destaque