Retorno al cortijo del cura

Era el muro de la calle de la Luna, aquella avenida de tierra y casas encaladas

Un muro separaba dos formas de vida y dos conceptos tan alejados como el de la espiritualidad y el de las pasiones carnales. Un muro y un portón de madera para penetrar en un escenario donde uno tenía la sensación de haber recorrido un largo trayecto y haberse alejado del mundo. Aquel muro de piedra y cal separaba a Dios del pecado, la virtud de la mala vida, el orden de la naturaleza del caos del ser humano y sus deseos.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/216238/retorno-al-cortijo-del-cura

 

Temas relacionados
Tal como éramos Cerro de San Cristóbal Catedral de Almería Eduardo de Vicente

para ti

en destaque