El pliego para la concesión del estadio salva la información pública sin ‘peros’

Deportes espera abrir la próxima semana el plazo para que se presenten las propuestas

Recreación del estadio mediterráneo tras la remodelación prevista
Recreación del estadio mediterráneo tras la remodelación prevista La Voz

El Ayuntamiento de Almería no ha recibido ninguna alegación al pliego de condiciones para la concesión administrativa del estadio de los Juegos del Mediterráneo. Así lo afirma el concejal de Deportes, Juan José Segura, quien aún se mantiene cauto ante la posibilidad de que pueda llegar algún documento a través de registros que no son de titularidad municipal, aunque todo apunta a que el procedimiento podrá seguir su cauce sin mayores dificultades.


Será posiblemente hoy cuando se proceda a cerrar el recuento de las alegaciones que hayan llegado por cualquier vía al ente municipal y en caso de que no haya ninguna, será a comienzos de la próxima semana cuando se publique en el perfil del contratante del Patronato Municipal de Deportes la apertura del nuevo plazo de 20 días para que todos los que se encuentran interesados en presentar sus propuestas para quedarse con la concesión administrativa del estadio procedan a hacerlo.


Hay que tener en cuenta que este procedimiento administrativo se abre después de la petición de la UD Almería al Ayuntamiento de la capital de buscar una fórmula a través de la cual pudieran hacerse cargo de la gestión del estadio y proceder así a una remodelación integral del mismo. Esto supone que la única oferta que, de momento, está asegurada es la del club y, aunque parece difícil que haya competencia, es posible que se presente algún otro proyecto. Eso sí, debe llegar con una base económica fiable bajo el brazo ya que en el mismo momento de presentación de la oferta debe abonar una cuantía cercana al dos por ciento del valor con el que cuenta la instalación, es decir, si está estimado que el estadio cuenta con un valor superior a los 44 millones de euros, deben depositarse en las arcas municipales 880.794 euros.



Establecer este depósito se ha tomado por parte de los redactores del pliego de condiciones como una garantía de que la entidad que se haga cargo de la instalación deportiva tenga capacidad para asumir la gestión y de que no abandonará el proceso a mitad del camino. De hecho, una vez que se finalice la tramitación administrativa y quede adjudicada la concesión, el nuevo gestor deberá abonar una nueva cuantía hasta alcanzar el cuatro por ciento del valor del estadio, es decir, que entre los dos pagos se alcancen los 1,7 millones de euros.


La concesión



Cabe recordar que estos pliegos de condiciones que han cerrado su periplo de exposición pública sin alegaciones establece que la concesión que se realiza tiene una duración de 25 años y que está prevista una inversión de unos 15 millones de euros, a razón de 140.000 euros anuales, a lo que se le suma el millón de euros anuales que se ahorrarán a las arcas municipales en materia de mantenimiento ya que pasan a ser una responsabilidad del adjudicatario.


A esto se le tiene que sumar que será el concesionario quien se tiene que hacer cargo de las obras en el Palacio Mediterráneo para se pueda trasladar la sede del Patronato Municipal de Deportes que actualmente se encuentra en el estadio. Serán los primeros trabajos que tiene que asumir el futuro gestor.


Hay que tener en cuenta que si todo continúa el ritmo normal, será en el mes de julio cuando se pueda culminar todo el procedimiento administrativo y desde el Consistorio esperan que la parte correspondiente a las obras de transformación del estadio puedan arrancar en este otoño. 


Proyecto

El proyecto que maneja la propiedad de la UD Almería pasa por convertir el Mediterráneo en un estadio no ya de primera división, sino de primer nivel. Se trataría de una transformación en dos fases y seis actuaciones. La primera fase supondría una modernización de las infraestructuras internas, en cuanto a vestuarios, oficinas, sala VIP, tienda, y la gran transformación se producirá en el exterior, cambiándole la cara a la fachada. La segunda fase incluiría el movimiento de tierras en una intervención que supondrá bajar el terreno de juego para aumentar la capacidad de las gradas y la creación de una sala de eventos.


El objetivo es convertir el Estadio de los Juegos Mediterráneos en un gran recinto homologado para competiciones internacionales.

 

Temas relacionados
Ayuntamientos Instalaciones deportivas

para ti

en destaque