Ikos Tech, una startup para innovar en el mundo de la agricultura

Joaquín Soriano es ingeniero agrónomo, y cofundador de este proyecto tecnológico

Joaquín Soriano
Joaquín Soriano La Voz

“Los objetivos con los que comenzamos eran vender cien equipos, y se han logrado vender 600 en el primer año”, afirma Joaquín Soriano. “Y siguen creciendo. Ahora lo que queremos es afianzar el proyecto de manera sólida. Estamos pensando en crear una nueva plataforma con modelos de predicción a futuro, para que los agricultores puedan predecir la mejor forma de cultivar la próxima cosecha. Y así, puedan hacer más sostenible el cultivo desde el comienzo”.


Joaquín es ingeniero agrónomo, y fue director técnico en una empresa del sector agrícola. Allí fue dándose cuenta de que existía la oportunidad de desarrollar un producto innovador para los agricultores, de modo que, junto a otros tres fundadores, decidió dar el salto y fundar Ikos Tech.


La idea era crear un producto que, unido a un algoritmo que recoge e interpreta gran cantidad de datos, pudiera ofrecer al agricultor la forma mas óptima y sostenible de cultivar un mejor producto. “Es una herramienta económica, y sencilla de montar y gestionar para el agricultor y los técnicos”, explica. “Además, la interpretación de los datos que aporta sobre los cultivos es fácil. Y así pueden tomar las mejores decisiones para hacer más sostenibles sus cultivos”.



Información

La herramienta se llama Ikos, y también desarrollaron el software para su gestión, Raindrop. “Se trata de un algoritmo único que aporta información relevante al agricultor para optimizar sus cultivos, a partir de múltiples datos dentro de una app”, dice Joaquín. “En 2018 empezamos a hacer un pequeño prototipo, y pasamos un tiempo validándolo en el campo, probando el software, etc. Y ya en 2019, se fundó la empresa”.



El equipo está formado por un ingeniero agrónomo, con más de ocho años trabajando en el sector, un ingeniero en telecomunicaciones, un experto en administración y finanzas, y un especialista técnico en equipos e instalaciones eléctricas. “Ikos cuenta con tecnología plug-and-play, y tiene una instalación rápida y sencilla”, afirma. “Genera 144 mediciones diarias de cada uno de sus sensores, monitorizando en tiempo real el estado de las condiciones nuestros cultivos”.


“Además, Ikos Cloud, un servidor donde se almacenan los datos enviados por cada equipo, permite, junto a la plataforma web de Ikos, visualizar y gestionar los datos de cada controlador. Y tomar las mejores decisiones para optimizar el uso del agua y el fertilizante”.

 

Temas relacionados
AlmeríaTech Tecnología

para ti

en destaque