Almería es la única provincia andaluza con más médicas que médicos

Ha sucedido por primera vez en la historia en 2020, según los colegios profesionales

Las mujeres ya son mayoría entre los médicos almerienses.
Las mujeres ya son mayoría entre los médicos almerienses. La Voz

Almería es la única provincia andaluza que cuenta con más mujeres que hombres en el ejercicio de la medicina y es, por tanto, la que encabeza en la región el progresivo proceso de feminización de esta profesión, que es un hecho en España desde hace años. De hecho, en todo el país el número de mujeres colegiadas es mayor que el de hombres desde 2017. Y en 2020, las doctoras eran 138.250, por 129.745 los médicos, según datos del Instituto Nacional de Estadística. 


Sin embargo, todavía no ocurre lo mismo en Andalucía, que en el mismo año contaba con 22.374 médicos  varones colegiados, por 20.712 mujeres, tal y como recoge el último informe de datos demográficos del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, de 2020, que precisa que la población médica femenina supone el 48% de la colegiación en la comunidad. 


Además, en todas las provincias salvo en Almería todavía son más los hombres. Esto es así solo desde 2020, primer año en la historia en que han sido más las doctoras colegiadas en la provincia, 1.407, que los hombres, que son 1.384.



 Francisco Martínez Amo, presidente del Colegio de Médicos de Almería, no duda, no obstante, de que en muy pocos años, a medida que se vayan renovando las plantillas, también serán mayoritarias las mujeres en Andalucía, teniendo en cuenta que alrededor del 70 por ciento de los estudiantes de Medicina son ya mujeres. “Desde hace alrededor de una década son más las mujeres que  hacen el MIR en Almería que los hombres, con lo cual no es ninguna sorpresa, aunque su incorporación depende de las plazas públicas y privadas disponibles y de las características propias de cada provincia”, señala.


Más dificultades De la misma forma, la nefróloga María Dolores del Pino, quien ha sido jefa de servicio en el Hospital Torrecárdenas hasta 2019 y durante casi dos décadas, y ocho años presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, no encuentra mayores explicaciones a la mayor presencia de mujeres en Almería: “Puede ser una casualidad, pero está muy bien, me parece estupendo, aunque la mujer, como me ha sucedido a mí, todavía tiene más dificultades para desarrollar su carrera profesional que el hombre. Yo las sigo teniendo, pero estoy convencida de que con esfuerzo y luchando por poner en valor la profesionalización en lugar de la politización se podrá romper nuestro techo de cristal, esa barrera invisible para progresar”.



Y es que aunque Del Pino dice que la incorporación de la mujer a la Medicina es una realidad, también lo es el hecho de que “la mayoría de los puestos directivos siguen siendo ocupados por hombres”.


Por tanto, el siguiente paso para la mujer, dice,  debe ser ese: acceder a cargos de dirección en la misma medida que indica su presencia en la profesión. “La mujer tiene que dar ese paso, aunque para ello es necesario un cambio cultural, romper los estereotipos que dicen que el hombre es independiente, emprendedor y dominante y la mujer dócil, dependiente y poco competitiva. Esto no es así, y la historia nos ha enseñado que esos techos de cristal también se pueden romper... cada vez hay más herramientas para ello, más normativas y planes de igualdad que instan a garantizar la representación equilibrada de mujeres y hombres en organismos directivos”, añade.


Los profesionales consultados por ese periódico dicen constatar ya también en su día a día la mayor presencia de mujeres que de hombres en la provincia. En el servicio de Urgencias del Hospital de Poniente, por ejemplo, el número de médicas es más del doble que el de médicos, 24 frente a 50


“Rol de cuidador” En este servicio del centro ejidense trabaja desde hace 16 años Noelia Fernández, quien considera muy positivo este aumento en el número de mujeres en la medicina, que a su entender puede estar ligado en parte “al rol de cuidador que va unido de forma intrínseca a la mujer, además de al hecho de que las administraciones cada vez velan más por proteger la conciliación de la vida laboral y familiar, algo en lo que el Hospital de Poniente es muy equitativo”, dice.


Aunque la presidenta del Sindicato Médico de Almería, Pamela Wong, no pudo atender ayer a este periódico por motivos personales, su vicepresidente, Francisco Durbán, también constata la creciente incorporación de la mujer a la medicina almeriense. A su entender, el hecho de que en Almería sean ya más las médicas puede explicarse, en parte, por la renovación de las plantillas en los últimos cinco años, “cuando se han jubilado casi un 30% de los médicos”. Lógicamente, estos puestos  han sido cubiertos por nuevos y jóvenes facultativos que ya son en su gran mayoría mujeres. 


Faltan profesionales La principal conclusión del informe de datos demográficos de 2020 del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM) es que en la comunidad autónoma faltan profesionales, algo que también sucede en Almería, como apunta Francisco Martínez Amo.  Y es que la provincia es la segunda andaluza, tras Jaén, con menos médicos por habitante, pues cuenta con un profesional por cada 288 personas


La provincia andaluza en mejor situación en este sentido es Granada, que tiene un médico por cada 198 habitantes, y la peor Jaén, como ya se ha mencionado, con 316 habitantes por médico. Ante esta situación, el CACM considera necesario que se amplíe el número de plazas Mir convocadas anualmente “con objeto de que no se incrementen los médicos sin especialidad, teniendo en cuenta la necesidad de médicos especialistas que existe en los servicios públicos de Salud.


Según el Consejo, en 2020 se convocaron en Andalucía 1.244 plazas MIR (127 más que 2019), aunque teniendo en cuenta las  jubilaciones supondría un déficit de 778 plazas por cubrir anualmente. Y señala como solución que se habilitaran plazas MIR en los hospitales privados.


'Fuga' de profesionales A la falta de médicos contribuye también la ‘fuga’ de profesionales andaluces y almerienses a otras provincias o al extranjero.  Según el informe del CACM,  en 2020 se han registrados 1.002 traslados. 479 han sido entre las distintas provincias andaluzas, 474 a otros colegios de España y 49 fuera de nuestras fronteras. En Almería los trasladados durante 2020 han sido 93, de ellos 39 a otras provincias andaluzas, 50 al resto de España y cuatro al extranjero.

   

Para evitar estas ‘fugas’, los médicos creen necesario “avanzar en mejorar las condiciones de desarrollo profesional, entre las que se encuentre la necesaria equiparación salarial con el resto de provincias de España, así como reivindicar  el incremento del salario base de los médicos a nivel nacional".


Antonio Aguado, presidente del CACM, apunta  que el avance de la calidad de la sanidad depende, en gran parte, de que se convoquen más plazas MIR y cree que “es esencial seguir avanzado en el reconocimiento de los médicos por parte de administraciones públicas y entidades privadas, y eso conlleva la equiparación y el incremento de las retribuciones que corresponden a la profesión médica por derecho propio”. 


Mayores de 55 años La gran mayoría de los médicos colegiados en la provincia de Almería trabajan en el sector público, un total de 1.758 de los 2.792 existentes en 2020 según el informe demográfico del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos. En el sector privado trabajan 439, y en ambos, en el público y en el privado a la vez, 290.  El resto, 305, son jubilados.  Entre todos ellos hay 254 extranjeros, de un total de 2.082 en la comunidad autónoma.


En Andalucía, El 47% de los médicos tienen más de 55 años, por lo que el Consejo ve “previsible que se jubilen en los próximos 10 años, lo que supone la necesidad de convocar más plazas MIR en para no incrementar más el déficit de médicos ya existente. En Almería, los médicos mayores de 55 años son 1.257, algo menos del 45 por ciento del total.



 

Temas relacionados
Medicina Salud Colegio de Médicos

para ti

en destaque