Peritos: “Galán facturó a Elsur y realizó pagos a Enciso, Cuevas y Alemán”

Los peritos de la Agencia Tributaria revelan márgenes de beneficio de hasta el 68 por ciento

Juicio del Caso Poniente
Juicio del Caso Poniente La Voz

El juicio oral del Caso Poniente avanza en la exploración de los informes de la Agencia Tributaria, piedra angular de las acusaciones de corrupción en el Ayuntamiento de El Ejido y la empresa mixta de servicios Elsur.


Este viernes los cinco peritos abordaron las cifras sobre el denominado Grupo Galán, esto es, a las sociedades vinculadas con el empresario Juan Antonio Galán y beneficiarias de contratos con Elsur esencialmente para el mantenimiento de parques y jardines.


Según la prueba pericial, las empresas del grupo obtuvieron entre los ejercicios 2002 y 2008 márgenes de beneficios anuales de entre el 68 y 39 por ciento. El jefe del equipo de auxilio judicial reiteró en la sala de vistas que eran cifras “exorbitadas” y engordadas “por gastos no deducibles” a costa de la arcas públicas ejidenses.




En el año 2009, con la investigación del Caso Poniente en marcha, Elsur corrigió los márgenes de beneficio calculados para las subcontratas y el Grupo Galán bajó a un 13 por ciento, más cercano al 10 por ciento que se había previsto para las sociedades del Grupo Amate.


“Se negoció una reducción del precio del 50 por ciento, sin embargo, las empresas del Grupo Galán pasaron solo de 111 a 85 trabajadores”, señaló el perito en alusión a la presunta sobrefacturación en los años anteriores, que la Fiscalía cifra en 15,6 millones de euros en su escrito de acusación.

Flujo de fondos



Entre los gastos no deducibles se citaron trabajos en jardines de particulares ajenos a Elsur, aunque cargados a las cuentas de la sociedad mixta (participada a un 30 por ciento por el Ayuntamiento de El Ejido).


Además de las valoraciones periciales sobre las cuentas del Grupo Galán, la sesión de este viernes aportó detalles sobre las conexiones del empresario con otros acusados y el presunto reparto. Galán facturaba a Elsur a través de las sociedades Jardines del Poniente, Jardines del Alcor y Lobelia Gestión. Los peritos consideran Galán “tenía asegurada” la subcontratación con Elsur, engordaba la facturación y luego repartía a otros acusados.


El perito de la Agencia Tributaria resume el mecanismo en este fragmento de su declaración. “Elsur recibe facturación de las tres subcontratas del Grupo Galán y el Ayuntamiento también retribuye a una de ellas, concretamente a Jardines de Alcor”, comienza. “A diferencia del Grupo Amate, más estanco, donde los fondos se quedaban dentro; en el Grupo Galán se realizan pagos a otros implicados en la causa como sociedades de Enciso y Aguilera (ex alcalde y su esposa), del señor Cuevas”, continúa.


Pero el principal beneficiario era el ex interventor municipal, según los peritos. “Un tercio de la facturación de GP Santander de las subcontras y un tercio de Multigestión, es decir, un millón más un millón, tenían como destino Sistemas de Dirección, la sociedad del señor Alemán”.


El ex interventor municipal de El Ejido era también vocal en el Consejo de Administración de Elsur y, según la acusación, favorecía contratos de los que luego se beneficiaba presuntamente. La Fiscalía pedía 174 años de cárcel para Galán por 32 delitos, aunque anunció una rebaja a 94 años por una posible prescripción de los delitos fiscales, aún pendiente de la decisión del tribunal.


Las defensas revelan imprecisiones

Las defensas han cuestionado el rigor de los informes de los peritos de la Agencia Tributaria desde el principio de las sesiones. A preguntas del letrado Miguel Ángel Torres, abogado de Galán, el equipo de peritos reconoció que no se habían considerado casi dos millones de euros de “gastos financieros” y, por tanto, que la cifra global del presunto fraude es inferior a la recogida en el informe. También afloraron lagunas sobre el control efectivo de qué servicios se prestaron realmente y cuáles fueron ficticios y simulados con el objetivo de parasitar las arcas públicas. La defensa de Galán discutió igualmente que se considera como “asegurada” y “sin riesgo” los contratos con Elsur. Finalmente, afirmó que, si la subcontratación estaba prohibida, la responsabilidad era de Elsur y Galán actuó “de buena fe”.


 

Temas relacionados
Caso Poniente Justicia Tribunales

para ti

en destaque