“Aún nos falta para aprovechar bien la información genética”

Aida Berenguel es Bióloga y cofundadora de Biogenox, una startup dedicada al análisis genético

Aida Berenguel Hernández,  en su centro
Aida Berenguel Hernández, en su centro La Voz

Es de Almería y estudió Licenciatura en Biología y el Master en Biotecnología Avanzada, en la Universidad de Málaga. Luego hizo la tesis doctoral en Enfermedades Raras en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, y en los últimos años se ha especializado en genética clínica e investigación en Enfermedades Raras.


¿Cómo llegas al mundo de la Biología, la ciencia..?

Desde niña me gustaba saber el porqué de las cosas. Y a partir de la adolescencia, me empezaron a interesar las enfermedades. Una cosa llevó a la otra..., y aquí estoy.



Eres cofundadora de Biogenox, ¿qué es?

Básicamente, Biogenox es una startup genética. Nos dedicamos a traducir la información genética de cada persona, y se la contamos de modo que la entienda para poder trasladarla a su vida cotidiana. Así, modulamos sus hábitos de vida, para hacerlos más saludables. Surgió en 2020, durante el inicio de la pandemia. Unos años antes, hice un master en diagnóstico y asesoramiento genómico, y detectamos la necesidad. Las personas no estaban aprovechando como se debe los análisis genéticos. Los libros de resultados terminaban en el fondo del cajón, al recibir algo que no entendían, o entraban en pánico por los resultados recibidos.



Claro.

Es que... Si miedo da lo desconocido, pánico da tener la información y no comprenderla. De modo que decidimos darle la vuelta a la tortilla, y Esther Cano, mi socia, me convenció para ponernos a traducir esos manuales a un lenguaje natural, para poder acercarlos a la población e introducirlos en su vida cotidiana.


¿Qué proyectos tienen..?

Actualmente estamos inmersas en un proyecto piloto para secuenciar a deportistas de alto rendimiento. Modularemos las carencias que traen de base genética, y les daremos las armas para mejorar su rendimiento nutricional y deportivo.


Otro proyecto es el de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades inmunológicas. Hemos llevado a cabo una investigación para personalizar tratamientos en base a la genética en ese tipo de enfermedades. Y ahora estamos reclutando pacientes...


Pues queda dicho aquí.

Y tenemos varios productos. Casi para cualquier tipo de duda que quiera solventar una persona. Medicina preventiva, deporte/nutrición, oncología, farmacogenética, cosmética… Tenemos un estudio genético completo que mide unas 6.800 enfermedades, y 650.000 variantes genéticas de cada persona. Es muy completo, abarca 43 módulos de estudio, desde nutrigenética, intolerancias, inmunología, mapa de riesgo genético, hasta calidad de vida y salud mental.


Además, tenemos otro específico de Farmacogenética, que recomendamos a las personas que toman muchos fármacos. Estudiamos el efecto de las variaciones genéticas en relación con la capacidad de una persona para metabolizar y procesar los fármacos, y su relación con los efectos farmacológicos que producen los medicamentos. Mide 175 fármacos de los más habituales que consumimos, y 950 regiones genéticas. El campo de la genética es muy amplio y se puede enfocar el tipo de estudio.


¿Cómo ha sido emprender en este sector tan actual?

Cuando presentamos el proyecto a la aceleradora El Cable, pensamos que no nos llamarían, pues en Almería nuestro sector no existía. Pero confiaron en nosotros y, a base de trabajo y cabezonería, nos hemos hecho un sitio. Tenemos un despacho pequeño en El Alquián, en el que atendemos a las personas. Y ya estamos montando en Aguadulce nuestra clínica de consejo y diagnóstico genético. En nuestro sector estamos en un momento importante, pero aún falta mucho para que se pueda aprovechar la información genética de una persona. Conocemos menos del 5% de nuestro genoma...

 

Temas relacionados
Tecnología AlmeríaTech

para ti

en destaque