Las residencias almerienses quedan libres del virus y sin muertes en un mes

El último fallecimiento, de una mujer de 93 años, se produjo el pasado 12 de marzo

Dos trabajadoras de una residencia de mayores atienden a un usuario.
Dos trabajadoras de una residencia de mayores atienden a un usuario. Europa Press

Las residencias de mayores de Almería han quedado esta semana libres del coronavirus, después de que el último usuario contagiado en la Residencia Comarcal de Personas Mayores de Vélez Rubio ofreciera resultado negativo en las última prueba realizada. En los centros de la provincia tampoco quedan trabajadores contagiados, una vez que usuarios y empleados estuvieran entre los primeros en aplicarse la vacuna desde finales de diciembre


La provincia cumple este lunes, además, un mes sin muertes en las residencias, después de que el 12 de marzo falleciera una mujer de 93 años, también del centro de Vélez Rubio, tras ser ingresada en el Hospital de La Inmaculada de Huércal-Overa. 


Esta mujer, aunque positiva por covid, falleció finalmente por un accidente cardiovascular. Y es que la mayoría de los mayores que fallecen contagiados por el coronavirus no pierden la vida por síntomas directos del Covid-19, sino por la complicación de patologías que padecían previamente, en muchos casos relacionadas con la edad. 



Aunque estos datos apuntan a que la batalla de las residencias puede parecer ganada, Salud sigue manteniendo activas todas las alertas y todas las medidas para prevenir posibles brotes, puesto que el virus puede seguir entrando en los centros. Y es que las residencias han sido durante muchos meses los lugares más vulnerables para una población que ya de por sí presenta por lo general grandes factores de riesgo, y las autoridades sanitarias no están dispuestas a “dejar solos” a los mayores en ningún caso. 


Mantener el esfuerzo “Además de las vacunas, que son muy importantes, vamos a mantener todos los esfuerzos para controlar y vigilar las residencias, aunque lógicamente se puedan relajar algunas medidas, para favorecer las visitas, por ejemplo”, explica Juan de la Cruz Belmonte, delegado provincial de Salud. 



En este sentido, apunta que las residencias, además de seguir contando cada una de ellas con un médico y un enfermero de referencia, disponen desde noviembre pasado con un programa de control para el que trabajan en Almería una coordinadora provincial y cinco inspectores de Salud Pública -dos en los distritos Levante y Almería y uno en el Poniente-, encargados específicamente de su seguimiento y asesoramiento. Belmonte destaca “el gran trabajo que está realizando este personal”.


Aunque todas las medidas adoptadas junto a la medicación hace complicado que el coronavirus pueda volver a hacer tanto daño en las residencias como el que hizo en las primeras etapas de la pandemia, el delegado insiste en que el objetivo es seguir manteniendo el máximo control posible y no relajarse. “El virus puede entrar en cualquier momento, y aunque las vacunas protegen y los mayores no lo van a pasar mal, hay que evitar al máximo cualquier peligro, porque son personas con muchos factores de riesgo y hay que seguir cuidándolas”, dice. 


90 fallecidos No en vano, en la provincia han muerto hasta ahora 90 usuarios de las residencias de mayores y 451 han sido contagiados. En otros centros de dependientes de la provincia han sido confirmados 67 casos y han fallecido ocho personas. 

Y aún así, las actuaciones dispuestas por Salud en la provincia pueden haber ayudado a reducir en gran medida los afectados e incluso han podido salvar muchas vidas, puesto que Almería, de la mano de su delegado provincial, fue pionera en la medicalización  de las residencias, algo que luego se extendió a toda Andalucía. 


En las residencias de mayores de la comunidad autónoma, todas ellas libres ahora de coronavirus entre los usuarios, han sido confirmados 10.223 contagios y han muerto 2.048 personas.

 

Temas relacionados
Coronavirus en Almería Salud Junta de Andalucía Residencias de mayores

para ti

en destaque