“La construcción ‘off-site,’ hoy en día, es una realidad”

Bruno Ordaz es ingeniero industrial y cofundador de Nevo

Bruno Ordaz Acero, en Almería
Bruno Ordaz Acero, en Almería La Voz

Es de Almería, y desde pequeño estuvo en contacto con la arquitectura y la construcción. Se fue a Madrid a estudiar Ingeniería Industrial, y luego un máster de gestión de proyectos (MPM). Al volver a su tierra, trabajó en la empresa familiar, el estudio Ordaz Arquitectura + Ingeniería, y unos años más tarde fundó Nevo.


Es un proyecto orientado a la arquitectura modular, con mucha tecnología...

Siempre he pensado que este era un sector que necesitaba evolucionar a través de la innovación, la tecnología y la gestión. Y una de las herramientas para afrontar esa evolución pasa por producir los edificios en una fábrica. O, al menos, algunas partes de ellos que tradicionalmente se construyen en la obra. Esta es la base de la construcción industrializada que hoy ya es una realidad en España, y que en Europa o Estados Unidos está implantada desde hace décadas.



¿Pero qué es Nevo?

Nevo nace como fabricante de módulos industrializados en el año 2015. Tenemos la sede en Almería, y desde el principio hemos fabricado en Almería y en Murcia. En 2016 ya exportamos las primeras unidades fuera de España, y el año pasado se ha unido a la dirección Alberto Ordaz, como responsable de las áreas comercial y de marketing.



Actualmente tenemos dos tipos de productos. Por una parte, NevoBath y NevoKitchen son módulos prefabricados de baño y cocina, para insertar en construcciones de edificios residenciales, turísticos, hospitalarios, comerciales o logísticos. El segundo es NevoModular, y es un sistema de construcción modular de edificaciones completas. Permite fabricar, transportar e instalar casas unifamiliares, y otros pequeños o medianos edificios, ¡en menos de la mitad de tiempo que la construcción tradicional! Y con diseños y acabados de calidad...


Y con mucha tecnología...

Claro. Al trasladar la construcción desde la obra hasta un entorno mucho más controlado, como la fábrica, se incrementa la posibilidad de incorporar tecnologías y software al proceso constructivo. Desde la fase de diseño con los sistemas BIM, hasta la de producción, donde podemos controlar la trazabilidad de los materiales y los productos terminados. O en el control y monitorización de la producción, enviando diferentes outputs de forma automática a los distintos agentes que intervienen en el proceso...


¿En qué proyectos han trabajado con este método?

En los últimos meses hemos participado en la fabricación de todos los módulos de baño industrializados, de uno de los centros logísticos más importantes de España, con un área de más de 200.000 metros cuadrados. Y en el área de construcciones modulares hemos fabricado oficinas de venta y vivienda para la promotora Aedas Homes. Hemos trabajado también con constructoras internacionales, e instalado sus productos en España, Francia y Portugal.


Usted habla mucho también de la responsabilidad con el medio ambiente...

¡Es que uno de los objetivos del sector! Para nosotros es una prioridad, y por eso hemos desarrollado sistemas de construcción off-site, que consiguen disminuir bastante los residuos, las emisiones, el consumo energético y la contaminación, con respecto a los procesos de construcción tradicionales.


¿Y el futuro, cómo lo ve?

La construcción industrializada ya es mas una realidad que una tendencia. Queda mucho camino por recorrer, claro, sobre todo en España. El porcentaje de esta construcción aquí no alcanza el 1% del total, frente a países como Alemania, que ronda el 9%, Holanda, con el 50%, o Suecia, con casi el 100%. Los retos, por lo tanto, son importantes. Tenemos que seguir creciendo en capacidad de producción, pero también que seguir avanzando en tecnología y respeto con el medio ambiente.

 

Temas relacionados
AlmeríaTech Tecnología Construcción

para ti

en destaque