Almería capital saca adelante los Presupuestos: casi 205 millones

Sale con apoyo de PP, Cs y no adscrito, Podemos y Vox se abstienen y el PSOE vota en contra

Alcalde durante la realización del pleno telemático
Alcalde durante la realización del pleno telemático La Voz

Almería ya tiene aprobado su presupuesto municipal para este 2021 a la espera de que no haya alegaciones y que pueda entrar en vigor a finales del mes de abril. Ha sido una aprobación sin grandes sorpresas ya que tanto Ciudadanos como el concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca, han mantenido su palabra de apoyar las cuentas de los populares; Vox se ha abstenido al igual que Podemos, a pesar de las críticas de la portavoz de la formación morada, Carmen Mateos, al documento; y el Grupo Municipal Socialista se ha mantenido en su negativa.


Presentaba el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, las cuentas como un documento sin tintes partidistas y dando las gracias a todos los grupos por haber formado parte de una negociación que no en todos los casos llegó a buen puerto. Aprovechó el regidor para volver a solicitar la llegada de los fondos COVID prometidos por el Gobierno central a las entidades municipales así como el fondo de transporte que “un año después, no ha llegado”.


Cabe recordar que estamos ante un presupuesto consolidado -entre el Ayuntamiento y las empresas públicas- de 204,6 millones de euros, un 1,1% mayor que en 2020 a pesar de la importante caída de los ingresos y gracias a la llegada de fondos europeos. 



Encontraba el respaldo a estas cuentas en el concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca, quien defiende se trata “del presupuesto más importante de los últimos años” por la situación de crisis económica señalando la importante caída de ingresos y adelantando la complicación que va a suponer la elaboración de las cuentas para 2022 porque siga bajando la recaudación.


Reconoce que sus peticiones han sido incluidas dentro del presupuesto y destaca, más allá de inversiones como todo el entorno de San Cristóbal o el edificio de Correos, la apuesta por las ayudas sociales que se ponen en marcha para que “sean un revulsivo”.



Sociales

Por su parte la portavoz de Podemos, Carmen Mateos, decidía abstenerse ante unas cuentas que, oído su discurso, no le convencen. Criticó duramente que la negociación “ha sido postureo” ya que a pesar de haberse reunido con varios concejales y asegurar que se incluirían el contenido de sus mociones en las cuentas, no ha sido así.


Desmenuzaba el presupuesto y tildaba de “irrisorias” las ayudas directas a empresas y autónomos por una cuantía de 500.000 euros ante las grandes pérdidas que tienen. Negó que estos sean unos presupuestos sociales y ponía como ejemplo que la partida de ayuda a domicilio sube porque también lo hace la aportación de la Junta, o que solamente se destinen 10.000 euros a los feriantes mientras que se recogen “875.000 euros entre organización e iluminación de una feria que no va a celebrarse” considerando que es todo más “propaganda mediática” que realidad. 


Tiene claro la edil morada que “ni en tiempos de crisis elaboran un documento acorde a la realidad de los vecinos”. 


Menos duro se mostró Vox a pesar de que el voto fue en el mismo sentido, la abstención. Explicaba Juan Francisco Rojas, portavoz de la formación verde en el Ayuntamiento, que parte de esta abstención se debe a que no se habían cumplido los acuerdos firmados el año anterior con el equipo de Gobierno y sin dar nombres, sí que dejaba caer que ellos no iban a seguir dando cheques en blanco cuando año tras año no cumplen sus promesas, en clara referencia a la actitud Ciudadanos.


Eso sí, puso sobre la mesa la necesidad de plantearse la funcionalidad de la administración paralela existente con las empresas municipales para, en caso de que no sean útiles, optar por eliminarlas.


El otro apoyo ya anunciado que recogía el PP en el plenario era el de Ciudadanos. A pesar de algún problema técnico su portavoz, Miguel Cazorla, volvía a recordar que respalda las cuentas por responsabilidad y porque hay un compromiso primero de cumplir todos los acuerdos que hay pendientes desde el año 2020, la ejecución de todas las mociones aprobadas de la formación naranja durante esta Corporación, así como la creación de una comisión paritaria para hacer seguimiento del grado de cumplimiento.


A pesar del apoyo quiso dejar claro que “en este presupuesto hay partidas que no gustan” y ahí reflejaba la subida del agua para la ampliación del uso del agua desalada o la obra de la Plaza Vieja “sin arbolado” pero cree que es mucho más importante sacar adelante unas cuentas que “aumentan las partidas para ayudar a los que más lo necesitan”.


Hizo repaso el edil de Cs por algunos de los puntos que llegan bajo su tinte naranja como las mejoras para el Parque Nicolás Salmerón, el varadero para embarcaciones de recreo que ahora parece que no podrá realizarse en Las Almadrabillas, la rehabilitación y puesta en valor de la Cueva de la Campsa o la ampliación de las ayudas al alquiler en el Casco Histórico.


Líneas rojas

Precisamente el no incluir sus “dos líneas rojas” es lo que ha llevado al Grupo Municipal Socialista a decir que “no” al presupuesto para 2021. Y es que asegura la portavoz del PSOE, Adriana Valverde, que los mínimos que exigió fue la puesta en marcha de un plan de empleo municipal y un plan para la erradicación de la pobreza infantil y ninguno de ellos ha tenido hueco en el documento.


Hizo cuentas la portavoz socialista con la aportación municipal en materia social, exactamente en la cuantía que dedica el Ayuntamiento dentro de los programas que están cofinanciados con fondos europeos o de la Junta de Andalucía y sitúa en un 0,9% del total por lo que considera que no se trata de unas cuentas sociales. 


Considera Valverde que las cuantías puestas a disposición de comerciantes, hosteleros y pymes son demasiado bajas y ponía como ejemplo que “Almería, con un presupuesto de 204 millones de euros pone una partida de 550.000 euros mientras que Huércal Overa, con un presupuesto mucho más modesto, prevé 530.000 euros”.


Cerraba las intervenciones el concejal de Economía y Función Social, Juan José Alonso, quien defendía unas cuentas que tiene claro que son sociales y exponía que “tanto la partida de ayudas para familias vulnerables con menores a su cargo de 165.000 euros, un fondo especial COVID con 100.000 euros o los otros 100.000 euros de emergencia social nunca van a estar a cero”, es decir, conforme se vayan gastando se les irá implementando más dinero.


Añadía que el área de Familia crece el 14,6% con respecto a 2019 lo que supone que “el 15,5% es del área de gasto social cuando en su documento nos pedía usted que destináramos un mínimo del 10% a ello”. 


Quiso destacar el edil la “gran inversión en materia de empleo” a través del POEFE que permitirá a 1.350 almerienses formarse y defendió la capacidad inversora que va a tener el presupuesto con actuaciones como todo el entorno de San Cristóbal-La Hoya-Alcazaba, el entorno del Hospital Provincial o la culminación de la rehabilitación de las plantas que quedaban pendientes del antiguo hospital Virgen del Mar.


Destacaba además la importante inversión para complejo deportivo de Costacabana aclarando que “será de gestión directa” o las ayudas para el comercio de proximidad o la hostelería en el área de Promoción de la Ciudad “que se triplicaron en 2020 a través de una modificación presupuestaria y que se mantiene este año” o el desarrollo del Plan de Grandes Ciudades que tiene que llegar al Mercado Central y a los Refugios de la Guerra Civil. 


A esto suma las actuaciones en el Casco Histórico a través del Programa CAMINA o las previsiones para el área de Seguridad y Movilidad con un total de 29.699.262,48.euros. En ella pretenden que recaigan los Fondos Europeos de Reconstrucción para mejoras en materia de sostenibilidad. Aquí también se incluyen partidas para un nuevo contrato de señalización para el que se recogen 500.000 euros anuales, además de inversiones en infraestructuras semafóricas, en movilidad activa y paradas de taxi, sector para el que se destinan 135.000 euros en ayudas directas.


Sea como sea, al final el presupuesto se ha aprobado, toca que sea publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y que pasen los 30 días de exposición pública para saber si pasa a aprobación definitiva o si llegan alegaciones.

 

Temas relacionados
Presupuestos municipales

para ti

en destaque