Fapace rechaza el veto parental como “moneda de cambio en pactos políticos”

Recuerda que “tener una ideología no legitima vulnerar los derechos de la infancia”

Fapace lleva todo el curso denunciando las condiciones en las que se trabaja en algunas aulas a causa de la pandemia.
Fapace lleva todo el curso denunciando las condiciones en las que se trabaja en algunas aulas a causa de la pandemia.

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de la Provincia de Almería, Fapace, muestra su "más profundo rechazo" ante las noticias recientes en las que "el veto parental es la moneda de cambio en los pactos políticos, y se especula con su implantación en Andalucía, por parte de la Junta".


En un comunicado enviado a los medios, Fapace recuerda que todas las actividades de formación, charlas y talleres que se realizan en la escuela pública están amparadas por acuerdos, decretos y leyes educativas, además de por el estatuto de autonomía y la constitución. Asimismo, todas las actividades complementarias son aprobadas en consejo escolar y cuentan con el acompañamiento del personal docente durante la realización de las mismas. Por su parte, las actividades complementarias desarrollan contenidos de las materias, responden a estándares de aprendizaje que el alumnado debe aprender y el profesorado enseñar, evaluar y calificar. "La finalidad de dichas actividades es la de complementar el currículo, son evaluables a efectos académicos y obligatorias" apuntan.


Fapace recuerda que "tener una ideología familiar no legitima vulnerar los derechos de la infancia", ya que las "niñas y niños son sujetos con derechos y obligaciones y no objetos de pertenencia". "Los derechos humanos son inherentes a las personas y nada ni nadie los puede vulnerar", manfiesta.




Desde la Federación de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de la Provincia de Almería ponen sobre la mesa el hecho de que la educación pública tiene la obligación de garantizar la educación integral, la igualdad de oportunidades, el desarrollo del pensamiento crítico, el respeto a la pluralidad, la diversidad y la tolerancia. "Su implantación supondría la no aceptación de los contenidos que se recogen en nuestras leyes educativas y por lo tanto de los valores de igualdad que se recogen en la constitución".


Por todo ello, exigen que se haga efectiva en todo momento y lugar la defensa de los derechos de la infancia y el cumplimiento de las leyes vigentes. Y se reservan el derecho a tomar medidas si se implanta, ya que de esa forma "no se garantiza la educación integral del alumnado, como exige la Ley, que incluye la educación en Igualdad y la educación afectivo-sexual".



"Fapace defenderá siempre estos principios y valores. No aceptamos ni aceptaremos una educación pública ajena a la sociedad diversa y plural en que vivimos, ni que se cuestione la labor y la integridad del personal docente y equipos directivos", apuntan.

 

Temas relacionados
Educación

para ti

en destaque