Foodtic: ordenar la comanda desde el móvil... y de forma interactiva

Lázaro Cáceres es hostelero y director de esta iniciativa, que busca ayudar a este sector

Lázaro Cáceres, en Almería
Lázaro Cáceres, en Almería La Voz

Lázaro Osniel Cáceres Hernández es hostelero, y lo dice con orgullo. Lleva años dedicado a este sector, y conoce al dedillo sus entresijos y avatares, sus alegrías y dolores. Y sabe, desde hace tiempo, que el sector debe evolucionar, adaptarse a los tiempos, y a los usuarios. Y que, para ello, la tecnología es una aliada indispensable.


“La hostelería se encuentra con la tarea pendiente de volver adaptar sus locales y sus métodos de trabajo a las exigencias de la nueva figura del consumidor”, explica. “Una persona que busca y se informa antes de decidir dónde comer, y que solo visita aquellos locales que le garanticen un servicio seguro y rápido, pero, a la vez, más dinámico...”.


Lázaro lleva algunos años dándole vueltas a estas ideas. “La hostelería sigue funcionando con un sistema antiguo, pasa casi igual de una generación a otra, y acaba teniendo errores que, con el paso del tiempo, uno va a aprendiendo. Por eso nosotros, en nuestros locales de Aguadulce, siempre hemos estado investigando, probando, modificando, aprendiendo..., sobre cómo podemos llevar mejor nuestro negocio”.



Y así, hace unos dos años y medio, aproximadamente, allá por 2018, “mucho antes de la pandemia”, apunta, Lázaro decidió que tenía que hacer algo para abordar estos problemas. ¿Cómo podemos simplificar cada vez mas, y mejorar, la experiencia del cliente? ¿Cómo podemos descargar el nivel de estrés y de trabajo de un camarero?”.


Coderty



Lo propuso a una empresa de software, pero le dijeron que no era el momento, que era “un poco locura”. Pero Lázaro conocía su negocio, y sabía que debía perseverar. Si no se lo hacían ellos, lo haría él. “Y emprendí el proyecto”, recuerda. Primero me puse con la gente de marketing, y luego encontré a Coderty, una empresa almeriense de base tecnológica”.


La sintonía fue rápida. “Son gente seria, formal”, dice Lázaro. “Carlos Carmona y Álvaro Quirós. Después de un par de reuniones, me dijeron: Este es un proyecto muy atractivo, innovador, y puede ser muy divertido. Queremos colaborar. A finales de 2019 cerramos contrato, y empezamos a programar...”.


Las ideas del proyecto eran muy prácticas. ¿Y si, en vez de tener a una persona cantando en la cocina, ponemos una impresora para cada cocinero, y así se reduce el estrés, hay mas silencio, mas rapidez, la gente está mas centrada? ¿O si le damos una tablet al camarero para que no tenga que volver a la barra y dejar el ticket cada vez que toma nota de una mesa? “Con un sistema de tablets te ahorras todos los pasos, y el camarero solo se dedica a atender a los clientes”.


Interacción

El proyecto avanzaba, pero, de pronto, llegó marzo de 2020. La pandemia. “Y nos dicen que no puede haber cartas en las mesas”, dice Lázaro. “Fue una sorpresa, claro. Pero luego dijimos: Bueno, veamos lo positivo. Esto ayudará a que el cliente se acostumbre, definitivamente, a ver la carta con el móvil. Que es nuestra intención desde el principio...”


“Ahí surgió la idea de sacar una carta interactiva”, añade. “Cuando te sientas en la mesa, el camarero te enseña un código QR y accedes a una carta digital. Dentro de ella, pulsas en la cerveza, por ejemplo, y le das a tomar nota. Luego escoges tu plato de comida, y le das a tomar nota… Vas ordenando lo que quieres. El camarero recibe una notificación, y cuando la valida, se pone todo en marcha”.


“Al final, es una herramienta de comunicación. Del cliente con su camarero, que suele estar muy ocupado. Y de este, con la cocina. Se simplifica el tiempo, pues solo tiene que darle: ok, ok, ok… Y empieza a salirle todo por barra y por cocina”.


Foodtic

Terminaron el proyecto en septiembre de 2020. “Pusimos el programa piloto en nuestros bares”, relata Lázaro. “Y corregimos los fallos, hasta que vimos que la aplicación estaba funcionando a la perfección. Y en enero de este año hemos empezado a sacarla a la venta”.


La aplicación se llama Foodtic, y, además de estar en sus establecimientos, “mediante un proveedor estamos cerrando distribución en Barcelona y Madrid”, afirma Lázaro. “Y tenemos varias instalaciones en Roquetas, Aguadulce, Almería centro..., incluso en un restaurante en Málaga. Y estamos hablando con Las Negras, Níjar…”.


“Nuestra propuesta, sobre todo, es mejorar el sector a través de una digitalización fácil y práctica, con tecnología punta para la hostelería, capaz de rentabilizar el tiempo al máximo”, resume. “Porque Foodtic también cuenta con un programa de gestión en la nube (TPV, caja, ventas, gestión del delivery...). Además de fidelizar al cliente, con esta herramienta ayudamos a que el personal de sala tenga más tiempo para recoger una comanda o charlar con un comensal, para recomendarle. El camarero tiene que estar, y seguirá estando. Pero estará mas motivado al poder cubrir sus funciones sin una carga de estrés innecesaria”.


Objetivos

El proyecto sigue desarrollándose. Y Lázaro, Carlos y Álvaro tienen claros los objetivos. “Nos gustaría ser los primeros, y los que aportemos a la hostelería española, y de todo el mundo, esa nueva forma de pedido. De comunicarse”, explica Lázaro. “Sigue siendo personal, y sigue siendo con el camarero, cercano, como hacemos siempre. Pero queremos simplificar los tiempos, ahorrarle trabajo. Y nosotros tener una mejor imagen de cada local con nuestras cartas en los teléfonos móviles”.


En la web del proyecto, se reflejan todas las posibilidades para el cliente, y para el hostelero. Porque Foodtic es útil para el bar, el ‘food truck’, la ‘dark kitchen’, la cervecería, el ‘take away’, el restaurante, el grupo gastronómico... “Queremos desarrollar hasta el punto en que estemos integrados en todos los aspectos”, remarca Lázaro. “Poder colaborar con proveedores para hacerles pedidos. Estar en plataformas de pedidos online. Estar, de forma física, en los restaurantes con cartas digitales… Queremos ser los referentes en comunicación hostelero – cliente final, y hostelero – proveedor”.


TECNOLOGÍA Y NUEVOS DESAFÍOS

“En marzo de 2020, más de 300.000 bares y restaurantes se vieron forzados a cerrar sus puertas hasta nuevo aviso”, apunta Lázaro Cáceres. “La incertidumbre inundó a los negocios, que hasta hoy siguen sufriendo el impacto directo de la COVID-19”. Sin embargo, la reapertura, con restricciones, ha sido más digital que nunca.


“Es uno de los sectores que más ha evolucionado gracias a la digitalización”, afirma el hostelero y director de Foodtic. “Cartas digitales para consulta, impulso de las Redes Sociales, sistemas online de reservas... La transformación digital en nuestro país ha avanzado cinco años durante 2020, según el Informe Anual de Hostelería de España”. Los principales desafíos al comienzo de la pandemia eran la adaptación del local (en un 80%), la digitalización (70%), y, en menor medida, la renovación de la carta (65%).


“Pero ya empieza a ceder la barrera”, sonríe Lázaro, “el 83,5% de los hosteleros ya cuentan con una mínima herramienta digital”.

 

Temas relacionados
AlmeríaTech Tecnología Hostelería

para ti

en destaque