Nuevo repunte de las muertes en Almería a pesar de la bajada de la incidencia

El coronavirus se cobra 18 vidas en dos días, tras un descenso anterior

Los casos diagnosticados siguen a la baja.
Los casos diagnosticados siguen a la baja. Europa Press

Un día más el coronavirus golpea de la peor manera en Almería, donde se ha cobrado la vida de otras ocho personas, por mucho que la incidencia de la tercera ola siga cayendo y de que la presión hospitalaria también mejore poco a poco. La lista negra de la provincia alcanza ya los 656 fallecidos por Covid-19.


En esta ocasión, las víctimas mortales de la pandemia eran vecinos de Adra, Almería, El Ejido, Fiñana, La Mojonera, Mojácar, Ohanes y Roquetas de Mar.


Aunque los expertos esperaban que los efectos de la tercera oleada del covid que comenzó tras las fiestas navideñas seguirían produciéndose aún durante un tiempo después de que los casos empezaran a disminuir, al igual que los ingresos hospitalarios y en la UCI, el número de muertes sigue siendo dramático cuando ya nos encontramos a principios de marzo. 



Al mismo tiempo que la provincia ha encabezado en términos relativos la incidencia en Andalucía durante esta última ola, también ha sufrido un mayor número proporcional de fallecimientos. Este jueves, por ejemplo, Almería ha sido la provincia con más muertes de Andalucía por Covid-19, donde se han registrado un total de 41, y aunque jornadas atrás habían bajado considerablemente respecto a los trágicos datos de febrero, el peor mes de la pandemia, en los dos últimos días han vuelto a subir y han fallecido 18 personas. Ahora solo queda esperar que se trate de un aumento puntual y que en breve vuelvan a bajar. 


A la baja Aunque los nuevos contagios notificados este jueves por la Consejería de Salud y Familias en la provincia, 127, han doblado los del miércoles (63), la tendencia a la baja parece mantenerse, como demuestra que la incidencia ha descendido en la provincia hasta los 242,3 casos por 100.000 habitantes en 14 días, con lo que ya se sitúa fuera de la situación de ‘riesgo extremo’ en la que el semáforo del covid sitúa a las poblaciones con una tasa superior a 250.



Pese a que  Almería sigue siendo, con mucha diferencia, la provincia andaluza con mayor tasa, hay que tener en cuenta que también partía de la peor situación, pues hace solo un mes, el 4 de febrero, la provincia estaba en una tasa de 1.132 casos por 100.000 habitantes. Es decir que ha bajado casi 890 puntos en 30 días, aunque no lo suficiente todavía para llegar a la media andaluza, que es hoy de 134,8. 


Variante británica La mayor amenaza es ahora la propagación de la variante británica del coronavirus, que según los expertos ya está muy presente en Andalucía y en Almería, y que podría provocar un repunte y quizás una nueva ola en breve, y aún más catastrófica. De hecho, esta variante está provocando ya una ralentización de la desescalada en otros países europeos, e incluso repuntes, y se  teme que en caso de que genere esa nueva oleada podría implicar un mayor número de muertes, debido a la facilidad de su propagación.


De momento, aunque con picos de sierra, la disminución de los casos parece continuar en la provincia, y con ella también sigue mejorando la situación de los hospitales. Ayer por ejemplo, los ingresados eran 177, 19 menos que el día anterior, aunque las personas en unidades de cuidados intensivos se mantiene igual, con 54 pacientes con Covid-19.

 

Temas relacionados
Coronavirus en Almería Salud

para ti

en destaque