Emoción y reivindicación en la entrega de las banderas de Andalucía

Almería ha celebrado el Día de Andalucía por anticipado entregando sus reconocimientos

Con las tradicionales banderas de Andalucía ha reconocido la Junta en Almería a los colectivos que han demostrado “en un año tan duro” el “coraje del pueblo almeriense”. Un acto que ha querido convertir la delegada de Gobierno, Maribel Sánchez, en “un tributo a la sociedad almeriense” y a su trabajo por esta tierra.


En un acto presidido por la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, y la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, y con limitaciones de aforo por la situación actual de la pandemia, hubo momentos emotivos, de agradecimiento y de reivindicación. Así, sin lugar a dudas, la reconocimiento que más aplausos generó y que incluso supuso alguna lágrima, fue la bandera de Andalucía otorgada a título póstumo por su trayectoria al recientemente fallecido Diego García, presidente de Ashal. Recogía el premio su madre, María Molina, quien reconocía que como madre que es solamente tiene “buenas palabras” de su hijo. Ha recordado su amor por la hostelería y “lo buenísima persona que era” lo que le ha llevado a que en esta despedida inesperada todo hayan sido muestras de cariño porque “era muy querido”. Con los presentes en pie y con la emoción a flor de piel, se llevó varios minutos de aplauso la que le enseñó a amar la cocina.


Reconociendo también la trayectoria le entregaban la bandera de Andalucía a José María Rosell, fundador del Grupo Hoteles Playa. Este empresario turístico “con ocho apellidos catalanes” pero que defiende que uno es de donde vive y él lo hace en Almería desde hace 54 años, recordó su trayectoria desde que llevara a Garrucha al primer grupo de alemanes hasta convertirse en el principal grupo turístico andaluz. “Hemos aguantado todas las quiebras touroperadores y mayoristas, nos han dejado muchos millones a deber, pero gracias al equipo humano que tenemos lo hemos podido ir superando” explica un Rosell que tiene claro que ahora mismo están sumidos “en la peor crisis" desde que empezó con "los establecimientos cerrados y con ingresos cero” aunque tiene claro que saldrán adelante “gracias a la implicación" de sus hijos y de su equipo humano.



La bandera más reivindicativa ha sido la de las Artes recibida a dúo por Curro Verdegay, gerente de Kuver Producciones, y a Francisco Balcázar, presidente del Círculo Mercantil, por el Centenario del Teatro Cervantes. Ambos protagonistas han pedido a las administraciones apoyo para sacar adelante este teatro. Así Balcázar reclamaba que “este edificio construido con el esfuerzo de comerciantes, industriales y profesionales debe convertirse en dinamizador del centro de Almería que vemos tan vacío”.  Por su parte Verdegay recordaba sus años al frente de la gestión de un teatro que recibió “herido de muerte” pero con el que había sufrido “amor a primera vista” y que tras mucho trabajo había conseguido sacar adelante hasta la llegada de la pandemia que les impide abrir sus puertas. Por ello ha querido pedir a las diferentes administraciones:  “no se olviden de nosotros y no se deje morir”.


Historia



La bandera de las letras almerienses la enarboló el diputado provincial de Cultura, Manuel Guzmán, en nombre del Instituto de Estudios Almerienses al que se le reconoció la labor por rescatar la historia y las tradiciones de la provincia. Pidió Guzmán diálogo en estos tiempos complejos y que se tenga “la cultura como el mejor libro de cabecera”.


Con espontaneidad y con el agradecimiento a su familia por haberle dejado practicar el deporte que quería y apoyarlo en todo momento, recogía la bandera del Deporte Iván Fernández, campeón de España de Gimnasia Rítmica, que destacaba el largo camino que queda aún por recorrer para la igualdad en esta disciplina deportiva que siempre se vincula a las mujeres.


El reconocimiento para la investigación, ciencia y salud se le entregaban a “aquellos que han cuidado de nosotros”, los distritos sanitarios de atención primaria Norte, Almería y Poniente en un año en el que han sido la primera línea contra el coronavirus. Tomaba la palabra en representación de los tres  Enriqueta Quesada, quien definía el trabajo de estos sanitarios de atención primaria como los de un “dique de contención” que ha mantenido su trabajo hasta “cuando estaba en riesgo su propia seguridad” y que se tomaba esta bandera como un “reconocimiento a la labor silenciosa y constante de la atención primaria, de todos los que están” desde los fisioterapeutas hasta los enfermeros, “a todos, porque todos somos atención primaria, el reconocimiento es de todo el equipo”.


Recogía Antonio Domene la bandera de Andalucía a la solidaridad y la concordia a MAAVi Foundation recordando un trabajo que tiene como principal objetivo de integrar y usar el deporte para educar tratando de ayudarles a ser más “responsables y mejores personas”.


Empleo

El reconocimiento para la economía y la empresa lo recogía el Colegio Graduados Sociales por su labor durante la pandemia. Una bandera que recogía su presidenta, María del Mar Ayala, quien destacaba todo el trabajo realizado desde el 14 de marzo para ayudar a las empresas y trabajadores de la provincia con todos los problemas derivados de la situación económica.


Por su proyección de la provincia se le entregaba la bandera de Andalucía a Navarro Haro, que recogía José Alonso Navarro Flores, gerente de la misma, que reclamaba el apoyo de las administraciones para un sector que “ha demostrado el potencial que tiene para generar empleo” en un año tan difícil.


José María Gallard fue el encargado de recoger la bandera del mérito medioambiental por el proyecto Ecomares. Reivindicando la situación del sector pesquero ante Bruselas.


El último reconocimiento lo recogía Jesús Peregrín, una bandera otorgada por sus valores humanos y que él identificaba con “los valores cristianos” que un día eligió cuando se convirtió en sacerdote con el objetivo de “ayudar a muchas personas”. En ello ha estado en toda su trayectoria vital y lo sigue haciendo a través de la fundación que lleva su nombre para la que pide que “crezca el número de personas que quieran colaborar”.


Discursos

Intervenía la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, quien recordaba lo duro de este año y criticaba las revueltas que se están sucediendo en los últimos días: “Nadie entiende como en este momento se producen imágenes de revueltas como las que vemos, llena de actividades violentas que no merece el pueblo español herido por la COVID”.


Cerraba el acto la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, quien defendía la fortaleza de Andalucía en su diversidad, y su trabajo en “acercar Almería a Sevilla, hacerla presente porque merece ser escuchada y tiene mucho que aportar”.

 

Temas relacionados
Junta de Andalucía

para ti

en destaque