La Junta participará en el proyecto del Museo del Realismo

Lo hará en la fase de musealización y se encargará de la primera exposición temporal del centro

La Junta de Andalucía va a colaborar en la musealización para convertir el antiguo Hospital de Santa María Magdalena en el Museo del Realismo Español Contemporáneo y será la encargada de poner en marcha la primera exposición temporal que en este espacio se realice. Así lo ha anunciado la consejera de Cultura y Patrimonio, Patricia del Pozo, en la visita que realizaba a las obras de rehabilitación que se están ejecutando en el único edificio civil del siglo XVI que sigue en pie en la ciudad de Almería.


Esta colaboración entre administración autonómica y Diputación Provincial se ejecutará a través de un protocolo que “se firmará en unas semanas” según Pozo, y que recoge “el Festival de Cine y esta obra”. Y es que la previsión es que “en el último trimestre de 2021 arranque la siguiente fase, la tercera, que será la de musealización” y en será cuando toque colaborar de forma más directa. Si bien, “se está trabajando ya para que el Museo del Realismo se integre en la Red de Museos de Andalucía” y anuncia que cuando el edificio abra sus puertas, “en mayo de 2022”, será la Junta la que se encargue de traer “la primera exposición temporal” que sirva de complemento a la colección fija.


De la mano del presidente de la Diputación Provincial, Javier Aureliano García, y sobre todo del equipo de arquitectos de la institución que se encargan del desarrollo del proyecto de rehabilitación desde su arranque, ha conocido la representante autonómica el trabajo en marcha y lo que irá llegando en los próximos tiempos. 



Como si se tratara de un puzle fue componiendo el arquitecto Alfredo Garrido ante la consejera la realidad de la composición de la manzana que se conoce como el Hospital Provincial y que está formada por cinco edificios. Con miniaturas de los cinco edificios en mármol iba incorporando al edificio del XVI la primera de las ampliaciones del siglo XVIII dejando una importante terraza porque “no había mejor medida sanitaria que el sol y que el aire del mar”. Siguiente pieza, el cierre de esa terraza para seguir creciendo. Llega el siglo XIX y con él, la gran ampliación en la que se levanta la capilla y el hospicio ubicado entre calle Hospital y La Reina, “el más grande de toda España” y que está llamado, según el arquitecto, a ser “el siguiente en ser rehabilitado”.


Incorpora ahora la pieza del edificio de principios del XX y por último, el edificio construido en los años 40 sobre las que un día fueron las huertas, la parte sur del complejo, así como una pequeña pieza entre la capilla y el edificio central para hacer tres plantas de aseos. Concluye el puzle con la zona del centro de salud.





Fase actual

Con toda la manzana a la vista explica Garrido que la eliminación de ese edificio de los años 40 se decide casi desde el principio al considerar que “era de mala calidad y colapsaba la manzana” además de permitir con su eliminación y la del pequeño inmueble para aseos, que cada uno de los edificios (hospicio, capilla, hospital) pudiera contar con entradas independientes y todas por el acceso sur del Paseo de San Luis liberando la entrada por la calle Hospital. Esta decisión es vital para el uso independiente de cada inmueble ya que tendrán usos diferentes, y crea una gran plaza que sea la que dé acceso al Museo del Realismo de la que ya se ve al menos el gran espacio abierto.


Explicaba el arquitecto que, además, para no tener que añadir al edificio central del siglo XVI ningún elemento distorsionador para la puesta en marcha de servicios esenciales como los ascensores, aseos o la tienda, se ha optado por ubicarlos en el pabellón que queda a la derecha de la entrada sur.


De momento las obras siguen en marcha y se nota que queda mucho por hacer. Como elemento llamativo se encuentra la restauración que han sufrido las entradas a las diferentes estancias en las que la piedra se ha limpiado y en las que se puede leer sus nombres que se quedarán a modo de recordatorio de lo que un día fueron: “Comvalesencia S. Camilo; Medicina San Rafael; y Cirugía S. Cosme i S. Damián”.


Se trabaja en la recuperación de las techumbres, que poco a poco se rehabilitan pero manteniendo las vigas antiguas, y se avanza poco a poco en trabajar para convertir este espacio en un museo pero con la esencia del hospital que levantara el obispo Villalán.


Futuro

Quiso insistir el presidente de la Diputación Provincial en que este proyecto, “la joya de la corona”, seguirá adelante con el resto de los edificios para “convertirlos en un gran contenedor cultural” que permita que sea “utilizado y disfrutado por todos los almerienses”. Y destacó la colaboración tanto de la Junta de Andalucía en todo el camino como del Ayuntamiento de la capital para que la puesta en marcha del Museo del Realismo Español Contemporáneo sea una realidad.

 

Temas relacionados
Hospital Provincial Patrimonio Cultura

para ti

en destaque