“La agricultura cada vez es mas sofisticada, mas técnica, y no solo en Almería”

Juan José Magán es responsable del área de Tecnología de Invernaderos de la Fundación Cajamar

Juan José Magán en su centro de trabajo
Juan José Magán en su centro de trabajo La Voz

“Mira, un detalle en el que me doy cuenta de cómo va el desarrollo de Almería, es en el tráfico”, dice Juan José Magán Cañadas. “Vivo en la capital, y cuando voy por las mañanas a trabajar a El Ejido, veo la cantidad de gente que va de un lado a otro por las carreteras. Es algo que ha crecido con los años, y es porque existe la agricultura, y porque se ha creado toda esa industria auxiliar que nutre a esa agricultura de la tecnología adaptada a estas condiciones”.


En la familia de Juan José siempre han estado vinculados con la agricultura, de una forma u otra. Así que no lo dudó. Estudió Ingeniero Técnico Agrícola en la Universidad de Almería, y luego Agrónomo, en la primera promoción. Luego, incluso, hizo el doctorado. “Y no me equivoqué”, dice. “Es una profesión que me gusta. Las plantas son muy agradecidas. Si las sabes tratar bien, te lo agradecen mejor que muchas personas...”.


Trabajó durante varios años en el sector, y pronto entró en la Estación Experimental de Cajamar, Las Palmerillas. Desde hace unos años es responsable allí del Área de Tecnología de Invernaderos de la Fundación Cajamar, y está orgulloso de la labor del centro. “Es curioso que muchas veces los visitantes nos preguntan: ¿Cómo es que un banco invierte en investigación?”, sonríe y abre las manos. “Pero, al final, los resultados están ahí. La confianza que los productores tienen en Cajamar, es por algo. Es una entidad que creció con la agricultura de Almería, y ese apoyo siempre lo ha mantenido”.



Proyectos

La especialidad de Juan José es, sobre todo, la fertirrigación, y ha trabajado en distintas áreas en el centro. Pero ahora trabaja “en todo lo que tenga que ver con el invernadero” explica. “Temas de estructuras, de materiales de cubierta, de digitalización...”.



Y los proyectos son abundantes. “Llevamos muchos contratos y convenios con empresas”, afirma. “Por ejemplo, estamos probando un prototipo de invernadero nuevo. Es un proyecto que pidió la empresa Tecno Poniente, en el que se está evaluando un invernadero que está fabricado con fibra de vidrio, la mayor parte; los pilares, los tirantes... Por lo que hemos visto, es algo nuevo. Lo que es el material de fibra de vidrio, las piezas, se han fabricado en una empresa de Murcia. Pero el diseño, el cálculo y todo, se ha hecho en Almería”.


Estos invernaderos de fibra de vidrio tienen, además, “una anchura de 12,80 de capilla”, añade. “Y eso significa mas altura, por tanto, mas volumen, y, al final, mas inercia térmica, y eso mejora el clima del invernadero”.


Otro ensayo que están haciendo tiene que ver con la introducción de luz artificial en los cultivos. “Es un convenio con Signify, una empresa de Philips”, explica Juan José. “Estamos trabajando con luces Led. Lo habitual es colocar las luces encima del cultivo, pero en nuestra zona, teniendo muchos días de cielo despejado y suficiente radiación, pensamos que lo mas viable sería el uso del ‘interlighting’, que es poner las lámparas en medio del dosel vegetal”.


Como las luces Led no calientan como una lámpara convencional, se pueden poner entre las plantas. “Así se fomenta la fotosíntesis en esas zonas que reciben menos luz natural, y eso aumenta la eficiencia”, añade. “El año pasado tuvimos un incremento de producción de mas del 20%. Y este año, estamos intentando mejorar esos resultados. Hay agricultores que lo han visto y lo ven interesante. Tal vez, en un plazo relativamente cercano, haya alguna finca de Almería que pueda tener ese tipo de tecnología”.


Digitalización

También trabajan en temas de materiales plásticos. “Hay distintos ensayos”, dice Juan José. “Este año se está trabajando con un plástico termosensible, por ejemplo, que se oscurece cuando se calienta. Así podríamos aumentar el sombreo y que no haya que blanquear, o, al menos, reducir el blanqueo...”.


Otro proyecto muy importante, y que lleva el propio Juan José, es FAIRshare. “Es un proyecto europeo y lo que pretende es fomentar el uso de herramientas digitales de asesoramiento”, explica. “Está enfocado para los técnicos, pero, claro, de forma colateral, también para los agricultores. Y, de hecho, se ha contado con ellos para las encuestas, los grupos de trabajo...”


Primero se ha trabajado en el desarrollo de un inventario de herramientas digitales, “pues se ha detectado que hace falta un sitio donde acudir para ver las que hay disponibles. Hasta ahora, los técnicos se guían, sobre todo, por lo que les suministra su empresa, o le dicen otros técnicos, o lo que encuentran por internet...”. También se ha trabajado con la búsqueda de buenas prácticas relacionadas con esas herramientas digitales.


Caso de uso

Otra faceta es el estudio de los factores que influyen en la adopción de las herramientas digitales. “Se ha trabajado con encuestas, tanto a técnicos como a agricultores”, apunta Juan José. “Y en ellas, es curioso, ha salido, por ejemplo, que los agricultores actualmente confían en los técnicos. Antes no era tanto así. Claro, la agricultura cada vez es mas sofisticada, mas técnica, y ya han visto la necesidad de guiarse por el asesoramiento de los técnicos. Y eso es general, en toda Europa. No es solo nuestro”.


Ahora se está trabajando en lo que se llama ‘casos de uso’. “Habrá un total de 30 casos distintos, y en Almería vamos a tener uno, en concreto”, dice. “Hemos visto los desafíos que hay que afrontar en la digitalización, y se está describiendo lo que es el caso de negocio, para ponerlo en práctica”.


Hay una carencia, por ejemplo, a la hora de registrar las recomendaciones que se dan a los agricultores. “Curiosamente, en la inmensa mayoría de los casos se siguen dando a mano, en papel. No hay un registro directo en finca. Y después hay que hacer un trabajo adicional, con su pérdida de tiempo, para digitalizar toda esa información. Parece ser que las herramientas no se terminan de adaptar, hay que mejorarlas. Y nosotros ese caso de uso, una parte, lo vamos a enfocar en esa línea de trabajo”, afirma Juan José Magán. “Queremos mejorar las herramientas que usan los técnicos, para agilizar su trabajo y facilitarles la vida”.


El futuro de la agricultura

“Es un sector estratégico. Sin otras cosas se puede vivir. Sin comer, no”, dice Juan José Magán cuando le pregunto por el futuro del sector agrícola. “Evidentemente, tiene que ser una agricultura mas tecnificada, si queremos seguir siendo competitivos”.


Será necesario incorporar, por ejemplo, robots que hagan ciertas operaciones. “Luego”, añade, “está la monitorización del cultivo, eso lo estamos viendo ya. En Almería nos hemos centrado en el fertirriego, y hay que dar un paso mas para mejorar las condiciones climáticas del invernadero, hacer una mejor gestión del clima, siempre con tecnologías adaptadas a nuestras condiciones”.


“Y toda esa tecnología debe estar recogida, interconectada, que el agricultor tenga toda la información fácilmente accesible”. También hay que incorporar energías renovables. “Algunos agricultores ya empiezan a instalar energía fotovoltaica para su autoconsumo. Y, además, ya estamos apostando por la agricultura ecológica...”.

 

Temas relacionados
Tecnología Innovación AlmeríaTech Cajamar

para ti

en destaque