“La tecnología que se usa para crear videojuegos, hoy, es muy versátil”

Manuel Pasamontes es informático, y consultor en tecnología de videojuegos para empresas

Manuel Pasamontes, en su trabajo
Manuel Pasamontes, en su trabajo La Voz
Remedios Fernández 12:05 • 09 feb. 2021 / actualizado a las 12:17 • 09 feb. 2021

Manuel Pasamontes Romera es de Granada, pero desde niño ha vivido en Almería, y siempre ha tenido claro su camino en la vida. A los seis años su padre le compró su primer ordenador, y ahí tuvo claro que se dedicaría a la informática. Concretamente, al mundo de la creación y desarrollo de juegos. “Cuando empecé la carrera de Informática de Gestión, en la UGR UAL, sabía que la estudiaba para eso”, sonríe.


Al terminar, trabajó durante siete años en la universidad como investigador, en temas de energía solar y control automático, e hizo el doctorado. Luego tuvo la posibilidad de seguir en un grupo de la Universidad de Almería, pero ya le apetecía hacer algo en lo suyo. “Había estado trasteando con motores de videojuegos, y tenía cierta pericia en ello”, dice. Y un día, una carambola le permitió empezar.


Por amigos, supo “que una gente tenía que ejecutar un proyecto, en un formato de videojuegos, para el Fútbol Club Barcelona”, recuerda. “Y ya tenían que entregarlo, pero vi capaz de hacerlo, y en tres días lo terminé. Así empecé a trabajar en este campo...”. Comenzó con un grupo que trabajaba en el sector del libro, y surgió Baibuk. El objetivo era hacer aplicaciones de Realidad Aumentada con motores de videojuegos, aplicadas a libros, pero pronto comenzaron a llegar peticiones de desarrollos de experiencias tecnológicas a medida. “Me encargaba de dirigir la parte tecnológica, y hacer que se fueran ejecutando los proyectos en que trabajábamos” dice. “Hicimos productos para Canon, para Suramérica...”.



Internacional

Después estuvo tres años en Imaginar, una start-up enfocada en el sector de los juguetes educativos con Realidad Aumentada y Realidad Virtual. “Y a nivel de servicios, estuvimos trabajando internacionalmente con bastantes multinacionales y empresas muy potentes”, apunta. En los últimos tres - cuatro años, Manuel se ha hecho autónomo y se dedica, con un grupo de colegas, a dar servicios como consultores en tecnología de videojuego a empresas. “Básicamente, nos dedicamos a apagar fuegos”, explica. “Donde hay un problema que el equipo de la empresa no puede resolver, nos buscan a nosotros. Hemos trabajado para el sector de automoción, del espectáculo, con empresas de análisis de datos para el tema de la adquisición de datos a través de aplicaciones…”.



“Hemos creado experiencias de todo tipo”, afirma. “La gracia de ser consultor experto, es que al final trabajas para proyectos muy dispares. Para SEAT, por ejemplo, a través de agencias publicitarias. O aplicaciones de Realidad Aumentada para buscar amigos en conciertos, lo que usan en el Primavera Sound, etc. O K.O. Campaign; lo que es la parte del videojuego, en que se pelean los candidatos, está completo montado aquí. Y la herramienta de automoción mas potente que hay ahora en el mercado, que aún no se ha hecho pública, tiene mucho trabajo nuestro desde Almería”.


Proyectos

Son tres amigos, y trabajan en remoto resolviendo problemas a empresas de todo el mundo. “Tocamos dos campos principales: el industrial y el del entretenimiento”, dice Manuel. También trabajan con empresas de Almería. Un proyecto reciente ha sido con OneWinner, una empresa con base en Roquetas de Mar, especializada en los eSports. “Se llama PoolStar, y básicamente es un billar, que gestionamos con ellos para jugar torneos online. Con esa herramienta, en 2019 se hizo el primer torneo de billar federado en versión eSport en España; y en 2020, el primero de Europa, también en version eSport, respaldado por la Federación Europea de billar”.


Manuel habla con especial orgullo de dos proyectos. “Desde el punto de vista social, la experiencia a la que mas apego le tengo es una que hice como director tecnológico para Neurodigital. Era un proyecto para que, a través del sistema de avatar que ellos usan, los ciegos puedan tocar obras de arte. Fue una experiencia con el Museo de Praga, y con Geometry, una agencia de allí. Tuvo muy buena acogida, ganó cuatro Leones de Cannes, en 2018, tres de bronce y el de plata, en el aspecto tecnológico. Y tuvo 11 nominaciones adicionales. Fue una experiencia internacional muy potente”.


Y a nivel personal, “quizá lo que mas me ha llenado es Omega Blade, el videojuego que he lanzado este año en Realidad Virtual”, afirma. “He hecho muchos juegos para terceros, pero no había tenido el tiempo para sentarme, en mis ratos libres, y hacer el mío, lanzar un título comercial al público. Este año he aprovechado y…”.


El futuro

En unas décadas, el mundo de los videojuegos ha evolucionado hasta convertirse en una inmensa industria global que, incluso, ya se extiende hacia lo físico, a través de la Realidad Virtual, y la Aumentada.


“Es que la tecnología que se utiliza en los videojuegos es muy versátil”, dice Manuel. “Y también ha habido un impulso porque en el cine se ha trabajado mucho en los efectos, el FX… Y todo eso, al final, ha rebotado en el sector de los videojuegos. Estos se han ido acercando al tipo de tecnología que se usa en el cine. Que los personajes parezcan mas humanos, cosas a pequeña escala…”. Incluso, “ha llegado un momento en que la misma tecnología con que haces un videojuego, que es algo muy específico, de pronto vale para la publicidad, o la industria... Cualquier cosa, pues las herramientas han evolucionado tanto…”.


Y el futuro, le pregunto. ¿Hacia dónde va este mundo? Manuel reflexiona. “A nivel de tecnologías disruptivas, van a entrar la Realidad Virtual, y la Aumentada”, dice, al cabo. “Pues, aunque ya han entrado en cierta forma, era todavía algo muy de nicho pequeño. Pero ya han empezado a bajar mucho los precios del coste de las tecnologías, y ahora, por 350 euros, tienes un casco para jugar en Realidad Virtual. Y, además, funcionan muy bien, ya no son unas patatas... Vale, es caro, pero estamos hablando de una tecnología que resulta muy especial y diferente a todo lo que hay. Y ahora, incluso, va a entrar a jugar Apple, que ha anunciado que sacará un casco. Eso va a ser...”.



JUEGOS DE ANTES... JUEGOS DE AHORA

¿Qué tienen los videojuegos que se han convertido en algo tan... grande? Manuel sonríe. “Mira, si juego al tenis y no le doy nunca a una pelota, me siento mal. ¡Pero en un videojuego, termino manejándolo de forma sencilla! Son fáciles de aprender pero difíciles de dominar, y cualquiera puede hacer cosas no muy accesibles normalmente”.


Aún así, depende mucho del videojuego, admite, y no es lo mismo el juego antiguo que el moderno. “Hay una gran diferencia entre cómo te atraían antes, y ahora”, dice. “Los primeros eran la novedad. Tenían un planteamiento muy sencillo, pero eran difíciles porque eran muy cortos. Jugabas para superarte a tí mismo, y a los demás. Pero ahora hay juegos cada vez mas realistas. Y hay gente a la que atraen simplemente por la historia, por cómo se ven, por la interacción. Se han convertido en experiencias. Y, bueno, ahora están los juegos para móvil, que son un mundo aparte y muchas veces juegan en exceso con estrategias propias de la ludopatía”.


Temas relacionados

para ti

en destaque