La capital amplía la suspensión de la zona azul

Así reza en una resolución firmada por parte de la Concejalía de Movilidad

Parquímetro del ROA fuera de servicio
Parquímetro del ROA fuera de servicio La Voz

Hasta el próximo 15 de febrero (incluido) seguirá suspendido el servicio de Parada y Estacionamiento en determinadas vías urbanas (ROA) en la capital almeriense. Así lo ha determinado la resolución que ayer firmaba la concejal de Seguridad y Movilidad, María del Mar García, teniendo en cuenta la ampliación del cierre de toda la actividad no esencial por parte de la autoridad sanitaria en la ciudad  que sigue contando con una incidencia superior a los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. 


Explican en dicha resolución que la intención de ampliar esta suspensión que llevaba en vigor desde el pasado 27 de enero porque la consideran como “una medida para combatir la propagación del COVID-19 que, como establece la exposición de motivos del Decreto 3/2021 de 15 de enero, son medidas de control poblacional y social necesarias para intentar minimizar al máximo el riesgo de crecimiento desmesurado existente, para reducir de forma notable la movilidad de las personas y los contactos entre estas”.


Y es que la intención municipal es que los almerienses permanezcan en sus viviendas el mayor tiempo posible y que solamente salgan para actividades imprescindibles, y por ello, se permite que mantengan los vehículos a las puertas de sus hogares y no facilitando la rotación de los aparcamientos en las zonas en las que hay zona azul o verde que son las que habitualmente cuentan con un mayor tránsito de coches bien por ser espacios muy comerciales o de gran presencia hostelera, o de realización de gestiones.



De momento la medida culmina el próximo lunes y será entonces cuando tendrá que volver a pronunciarse el Consistorio sobre si vuelve la normalidad o si mantiene la suspensión, aunque todo dependerá en gran medida de la situación sanitaria.


Ordenanza
Todo esto ocurre mientras desde el área de Seguridad y Movilidad ha arrancado el proceso de consulta pública para la modificación de la ordenanza que regula precisamente estos aparcamientos en la vía pública. Unos cambios que quiere centrar sobre todo en el tratamiento para las motocicletas y ciclomotores que actualmente no se contemplan ni para que tengan que pagar ni para que no puedan hacer uso de las plazas existentes; así como la inclusión de mecanismos de pago telemático y la simplificación de los trámites.



Se trata del primer paso administrativo, esta recopilación de propuestas ciudadanas, para que después el área redacte la nueva ordenanza que será sometida a exposición pública y que cambiará parte del funcionamiento de este aparcamiento regulado en la vía pública de la ciudad.

 

Temas relacionados
Movilidad Coronavirus en Almería

para ti

en destaque