¿Cuál es la mejor fórmula para acertar con los regalos de Navidad?

Consejos para acertar en los regalos de Navidad para la familia

Regalos de Navidad para la familia. Sara Domínguez
Regalos de Navidad para la familia. Sara Domínguez

Cuando llegan las fechas navideñas, buena parte de los españoles debate sobre cuál es la mejor fecha para recibir los regalos. Esperar la llegada de Papa Noel el día de Navidad o aguantar un poco hasta el día de Reyes.

La tradición en nuestro país marca que deben ser los Reyes Magos, en la noche del 5 al 6 de enero, los que hagan acopio de esos presentes a quienes han sido buenos durante todo el año, aunque también pueden dejar carbón si ese comportamiento no ha sido el adecuado.




No obstante, la llegada de Santa Claus se ha vuelto cada vez más popular entre muchas familias, sobre todo aquellas en las que hay niños pequeños, pues al disponer de sus regalos en vacaciones, pueden jugar más intensamente con ellos.




En cualquier caso, Papá Noel y los Reyes Magos no solo agasajan con presentes a los más pequeños, sino que los regalos para Navidad son bienvenidos en toda la familia. Hoy os mostramos algunos consejos para acertar con esta práctica.


Con los niños, la regla de los cuatro regalos

A pesar de que toda la familia recibe regalos en Navidad y que el mejor regalo siempre es la salud, muy especialmente este año, no cabe duda de que los más pequeños son siempre los más afortunados, pues reciben regalos en muchas viviendas: la propia, de los abuelos e incluso otros familiares.


Por este motivo, es aconsejable acudir a lo que se denomina la regla de los cuatro regalos, que consiste básicamente en promover un consumo sostenible y racional. Así, cuando llega la hora de que completen la carta con todos sus deseos, habrá que atenderla solo en parte, y hacerles entrega de una cantidad máxima que no supere los cuatro o cinco presentes.


De esos regalos, uno ha de promover la lectura, pues eso estimula su imaginación y la cultura; un segundo es algo que realmente necesite, como equipamiento escolar, ropa, material deportivo o instrumentos musicales; el tercero es algo que vaya a utilizar en su día a día, de modo que podemos acudir a las mismas elecciones; y un cuarto es ya sí, algo que realmente desee a modo de capricho.


Mediante esta fórmula evitamos que los niños reciban demasiados regalos, porque al final acaban sin jugar con ellos y no le dan la importancia suficiente a las pertenencias. En este año tan duro para todos, y siempre que sea posible, hay que intentar contentar sus deseos, para que jueguen con los regalos, pues otras actividades propias de la Navidad, como las tradicionales atracciones en el centro de la ciudad, o las cabalgatas, se han suspendido, por el riesgo de propagación de la pandemia.


¿Y qué ocurre con los regalos para adultos?

Entre niños y adultos hay un colectivo muy delicado que es el de los adolescentes. La dinámica con ellos debe responder a esa misma idea: presentes que les vayan a ser útiles, que se ajusten a lo que realmente necesiten y donde haya también hueco para sus deseos personales.


Con los adultos, la dinámica más habitual es caer en regalos comunes y muy repetitivos, como perfumes, ropa, tecnología, viajes o experiencias compartidas. Sin embargo, muchos establecimientos o portales online especializados ofrecen cada vez propuestas más originales, que no tienen quizás tanto que ver con la valía económica del regalo, sino con su carácter diferenciador.


Los detalles cuentan más que el valor monetario, así como el firme compromiso de preocuparse por los gustos de los demás, por sus aficiones y por lo que realmente necesita. A esto hay que sumar un aspecto importante, si algo resalta de los regalos es que tengan su particular sello de identidad. Así, los regalos hechos a mano son siempre más recordados.


De este modo, la mejor fórmula para que Santa Claus y los Reyes Magos acierten con sus regalos es mostrar interés en la persona que va a recibir el regalo. Conocer sus necesidades, lo que realmente le ilusiona y a lo que le va a sacar más partido. A todos nos gusta recibir regalos en Navidad, pues esta práctica es la demostración del afecto y el cariño. Si se acierta con el presente, las fiestas que vivimos estos días serán más completas.

 

Temas relacionados
Navidad Reyes Magos

para ti

en destaque