Los depósitos de Campsa y sus obreros

Plantilla de la empresa de Romeros Hermanos.
Plantilla de la empresa de Romeros Hermanos.

Los camiones de Campsa formaban parte de nuestro paisaje cotidiano, los veíamos por nuestras carreteras, por nuestras calles y en la explanada del puerto cargados de combustible. Al mando de la flota estaba la plantilla de transporte de la empresa Romero Hermanos, que era la encargada del servicio. Formaban parte de un gran equipo que vivía en torno a la actividad de los depósitos del combustible, complementando la labor de los trabajadores de mantenimiento que operaban en las instalaciones de la factoría, que desde finales de los años cincuenta ocupaban una amplia extensión de terreno cerca de la estación de ferrocarril.


Los depósitos de la Campsa formaban parte de la vida de la ciudad desde 1927 y desde entonces constituyeron un serio problema para la población, debido a la cercanía de sus instalaciones, próximas al puerto pesquero, a la carretera de Málaga y a los barrios de San Roque y de La Chanca. Sin embargo, no se produjo ningún incidente de gravedad hasta el mes de noviembre de 1936, cuando recién comenzada la guerra civil, el buque rebelde Canarias bombardeo los depósitos. 


Fue el domingo ocho de noviembre cuando a primera hora de la mañana el buque de guerra apareció situado a unos cuatrocientos metros de distancia del espigón de Poniente, sin despertar sospechas ya que no llevaba enarbolada bandera alguna. Poco después de las diez de la mañana empezó el ataque que consistió en ocho cañonazos sobre la ciudad: el primero se estrelló contras las canteras del puerto; el segundo impactó en la casa de botes; otros dos cayeron en la calle del Muelle y los cuatro restantes destruyeron los depósitos de la Campsa, produciendo tras la explosión una nube de humo infernal que hizo anochecer la ciudad y una gran ola de fuego que cubrió el mar.



Desde entonces, Almería se quedó sin un lugar de reserva y durante décadas, sus necesidades se cubrieron con el combustible que traían desde la factoría de Málaga. Fue a mediados de los años cincuenta cuando la Compañía Arrendataria del Monopolio de Petróleos, (CAMPSA), abordó el proyecto de volver a instalar en nuestra ciudad una factoría y sus correspondientes depósitos para almacenaje. El principal problema con el que se encontró fue la dificultad para conseguir unos terrenos que tuvieran la longitud adecuada y que a la vez disfrutaran de una posición estratégica, lo más cerca posible del puerto.


Tras varios meses de negociaciones con el Ayuntamiento, se llegó a un acuerdo definitivo para que la Campsa montara su industria en unos terrenos próximos a la estación del ferrocarril, en la entonces llamada carrera de Montserrat, un escenario no demasiado alejado del muelle y que en aquellos años estaba lo suficientemente retirado de la ciudad para no ser una amenaza para la población. Lo más próximo al lugar elegido para instalar la Campsa era la estación del tren, el Preventorio antituberculoso y  las nuevas barriadas de  Ciudad Jardín y el Tagarete que empezaban  a urbanizarse en terrenos ganados a la vega.



En marzo de 1958 se inauguró por fin la nueva factoría de Campsa, en unas amplias instalaciones donde se ubicaron los depósitos de combustible. Estaba unida al puerto por tres tuberías con una longitud de dos kilómetros para la carga y descarga de los buques tanques y contaba con un sistema contra incendios de tres  extintores, “estratégicamente situados”. Con la nueva instalación, Almería resolvía el problema que antes le suponía tener que depender de la factoría de Málaga para abastecerse, pero creaba otro problema futuro, tener dentro del casco urbano una “bomba de relojería”. Aquel lugar, que en 1958 parecía tan alejado de la ciudad, en unos años se fue acercando a medida que Almería fue creciendo . 


Fue en la década de los 80 cuando los vecinos se empezaron a movilizar para pedir el desmantelamiento de la factoría, protestas que se generalizaron a raíz de una explosión de una tubería en el puerto que dejó malherida a una adolescente, en el mes de marzo del año 1982.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/206445/los-depositos-de-campsa-y-sus-obreros

 

Temas relacionados
Tal como éramos Pescadería Puerto de Almería

para ti

en destaque