El acusado del accidente mortal de la Rambla, a juicio cuatro años después

El juicio contra I. F. por delitos homicidio, lesiones y seguridad del tráfico comienza el 16N

El acusado en la Comisaría de Almería en enero de 2017
El acusado en la Comisaría de Almería en enero de 2017 La Voz

El Juzgado de lo Penal número Cinco de Almería sentará en el banquillo el próximo 16 de noviembre a I. F. acusado de provocar un accidente mortal en la Rambla Federico García Lorca el 8 de enero de 2017.


I. F. conducía un BMW todoterreno. Aquella mañana remontó la avenida a gran velocidad tras saltarse los semáforos en rojo e impactó de manera brutal contra el turismo en un cruce a la altura de la calle Poeta Paco Aquino de la capital.


En el vehículo viajaban cuatro adultos y un bebé. A. M. de 38 años de edad y madre de una niña de 15 meses murió a consecuencia de las graves lesiones provocadas por la colisión. Los médicos no pudieron reanimarla.


La familia ha tenido que esperar casi cuatro años para poder ver a I. F. sentado en el banquillo de los acusados. La Fiscalía solicita una condena de nueve años de prisión por delitos de homicidio por imprudencia grave, omisión del deber de socorro, conducción temeraria y lesiones graves.


Según el escrito firmado por el fiscal Miguel Blasco, I. F. pilotó su vehículo “a una velocidad totalmente inadecuada, muy superior permitida para esa vía, con una conducción agresiva y altamente peligrosa para los demás usuarios”.




Por su parte, la acusación particular mantiene una relato esencialmente similar al recogido por el Ministerio Público. La familia solicita cinco años de cárcel por conducción temeraria, delito de homicidio y tres delitos de lesiones graves, así como cuatro años por la omisión del deber de socorro. Tras el impacto, según esta versión, avalada por los informes policiales, I. F. salió del vehículo y se marchó a pie de la Rambla Federico García Lorca de Almería.


“El acusado, tranquilamente y sin la menor preocupación y un total desinterés por los cuantiosos daños causados y por la situación de dos personas tiradas en la calzada inmóviles, el señor M. y su tristemente fallecida esposa, fríamente se marchó del lugar de los hechos andando como si no hubiera sucedido nada (probablemente por ocultar el estado en que se encontraba después de una noche bebiendo), a su domicilio donde fue posteriormente detenido por la Policía Nacional unas seis horas más tarde”, relata la acusación particular.


Aseguradora
El tercer actor del caso es la compañía de seguros Mutua Madrileña, representada en el proceso por el letrado Marcelo Quílez. La acusación reclama responsabilidades civiles a la asegurada del vehículo que provocó el siniestro, que aún estaba a nombre de una tercera persona (no a nombre de I. F.).

La compañía acepta el pago de una indemnización a la familia de la víctima, aunque solo el 60 por ciento de la cuantía. “Resulta evidente que salvo la menor que iba en su asiento protector reglado y por eso no resultó lesionada, ninguno de los ocupantes del automóvil Ford hacía uso del cinturón de seguridad y por dicho motivo sufrieron una agravación en su propio resultado dañino”, explica Marcelo Quílez en su escrito. La acusación particular discute esta versión y dice que  tanto la víctima como su marido llevaban el cinturón.


La vista oral se celebrará los días 16 y 20 de noviembre en el Juzgado de lo Penal número Cinco, en la Ciudad de la Justicia de Almería. El caso tuvo una enorme repercusión por la gravedad del resultado y la violencia del suceso, en pleno centro de la capital. La Policía Nacional buscó durante horas al chico, de unos 20 años, fugado de la escena.


Entre los testigos citados para la vista están los tres ocupantes adultos del vehículo que sobrevivieron al tremendo impacto. El turismo de la víctima quedó completamente destrozado y fue declarado en siniestro total.

 

Temas relacionados
Seguridad vial Tribunales

para ti

en destaque