Semáforos con pictogramas junto a dieciocho centros con aulas TEA

Ya está colocado el primero junto al CEIP Colonia de Araceli y en unos días llegará al resto

El alcalde junto a las presidentas de Altea y Dárata descubrieron la señalética
El alcalde junto a las presidentas de Altea y Dárata descubrieron la señalética La Voz

Hacer de Almería una ciudad inclusiva es una de las  líneas estratégicas que  recoge el Plan Estratégico Almería 2030 que hace apenas unas horas presentaba el alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco, y para caminar en esa senda se ha dado un primer paso en lo que a la independencia para poder ir a clase tienen las personas que padecen Trastorno del Espectro Autista (TEA).


Y es que el Ayuntamiento de Almería, cumpliendo un compromiso adoptado hace unos meses en una visita al aula TEA del CEIP Colonia de Araceli, habilitaba esta mañana  cartelería con pictogramas en el semáforo que se sitúa junto al centro educativo y en la que se explica a través de esos dibujos la forma en la que hay que actuar ante el semáforo.


Explicaba el alcalde que esta señalización es la primera que se ha colocado y que va a llegar en apenas unos días al entorno de los centros educativos que cuentan con aulas TEA así como a cuadro cruces del Paseo de Almería y dos en la calle Obispo Orberá.


Exactamente estos colegios en los que se va a instalar la cartelería son: CEIP Europa, Lope de Vega, Juan Ramón Jiménez, Nueva Almería, Ginés Morata, San Luis, Francisco de Goya, Los Millares, Santa Isabel, Indalo, Mar Mediterráneo, Virgen del Loreto; San Bernardo, Luis Siret, IES Alhadra, Cruz de Caravaca y el CEE Princesa Sofía.


Explicaba Fernández-Pacheco la importancia de una medida como esta, en la que han ido de la mano de la Asociaón de Autismo ‘Dárata’, que “beneficia a todo el mundo”. “Estamos empeñados en hacer la ciudad más inclusiva y para ello tan importante es rebajar un bordillo como la señalización correcta para la se tenga la capacidad que se tenga, se garantice su autonomía”.



Consultas
La puesta marcha de esta señalización no ha sido todo lo fácil que se presumía inicialmente ya que tras consultar con la Dirección General de Tráfico se comunicó la imposibilidad de pintar los pictogramas sobre el paso de peatones a pesar de que haya municipios que así lo hayan realizado. Así que, se han tenido que buscar otras soluciones hasta alcanzar la decisión de esta señalización vertical ubicada en el mismo semáforo.


Reconoce por ello el alcalde que le hubiera gustado “la colocación antes pero  a veces merece la pena consultar las cosas, analizarlo bien, para que queden perfectas y así con este resultado ayude que todos estos alumnos puedan encontrar un apoyo para su seguridad y autonomía”. 


Por su parte Charo Medialdea, presidenta de la Asociación de Autismo ‘Dárata’, explicaba que las señales se han ubicado “aproximadamente a un metro cincuenta para que esté a la altura de la vista de los alumnos. A los más pequeños se lo dirán sus padres pero los más mayores lo encontrarán solo con volver la cabeza”. 


De hecho se encuentran ubicados justo sobre el pulsador del semáforo en el caso de los dos que se descubrían en el día de ayer para cruzar el bulevar Juan Megino a la altura del CEIP Colonia de Araceli.


Precisamente el director de este centro educativo, Rafael Fernández, se mostraba agradecido porque se haya escuchado la petición que hicieron en su día al Consistorio y espera que “esta sea la primera piedra de muchas acciones” para seguir trabajando por la inclusión. 

 

Temas relacionados
Ayuntamientos

para ti

en destaque