El pleno ratifica el adiós al convenio de El Corte Inglés

Ciudadanos y PSOE se abstienen en la devolución de los 1,4 millones de euros a La Salle

Sesión plenaria en el Ayuntamiento de Almería
Sesión plenaria en el Ayuntamiento de Almería La Voz

Con la abstención de Ciudadanos y el Grupo Municipal Socialista, el pleno del Ayuntamiento de la capital ha aprobado esta mañana la resolución del contrato que unía a los Hermanos de La Salle, El Corte Inglés y el Consistorio para la llegada de la firma comercial a la Rambla de la capital.


Con este visto bueno municipal, se da vía libre a la devolución de los más de 1,4 millones de euros que en diciembre de 2005 depositaba la congregación religiosa en las arcas municipales en concepto del 50% del aprovechamiento que le correspondía al Ayuntamiento en la operación.


El debate no ha traído nuevos argumentos con respecto a las posturas ya expresadas en los últimos días por parte de los diferentes grupos municipales. Así, el concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca, ha aprovechado su intervención para tildar de “oportunidad perdida” esta resolución del contrato y dejaba claro que se producía “por inacción del órgano autonómico para la aprobación de la ordenación urbanística”. Además dejaba entrever que, a pesar de que El Corte Inglés cumplió su parte en su día, “la falta de alegación a la resolución demuestra su falta de interés”. Insistía Pérez de la Blanca en la necesidad de “seguir trabajando para que Almería ofrezca las circunstancias óptimas para que puedan desarrollar su actividad” empresas comerciales de este calado. 


Una reflexión que también hacía el portavoz de Vox, Juan Francisco Rojas, quien considera que el problema de la ciudad con el comercio es un “mal endémico” y que tiene claro que si la firma comercial no llegó a la ciudad fue, básicamente, por “las diferencias políticas y los intereses partidistas por encima del interés general”. 


Sin duda el principal cruce de críticas se producía entre los grupos de Ciudadanos, PSOE y PP. Tomaba la palabra primero el portavoz naranja, Miguel Cazorla, insistiendo en los mismos argumentos de hace unos días: se tenía que haber tramitado a la vez una adaptación de la LOUA del Plan General y el nuevo planeamiento, para así haber podido ejecutar este convenio a través de una modificación puntual como recoge el propio documento; retirar el punto para “tratar de negociar con El Corte Inglés y La Salle para que el acuerdo siga adelante” y por último, mostrar las dudas sobre que no se paguen los intereses de estos quince años que requiere la congregación religiosa y que niegan los informes municipales por miedo a tener en un tiempo una sentencia que obligue no solo a pagarlos, sino que el importe sea mayor.



La argumentación, rodeada de críticas tanto al Ayuntamiento por no haber hecho nada en este tiempo como a la Junta de Andalucía, por no haber aprobado el Plan General, la cerraba asegurando que “los unos por los otros, los que siempre quedan dañados son los almerienses” por una “guerra política” que ha llevado a “perder 15 años”.


"Proyectos de distracción"

Por su parte el concejal del PSOE, Eusebio Villanueva, que aseguraba que este proyecto como muchos otros de “grandes cifras” es un “tema de distracción que luego nunca llega a nada”, definió los planes del desarrollo de este convenio como “un pelotazo urbanístico en toda regla” al que se negó la Junta por la desaparición de plazas escolares en el centro de la ciudad. Recordó el edil socialista que el acuerdo recogía levantar cinco edificios de seis a ocho plantas, lo que suponían “unas 250 viviendas” más el edificio comercial y aseguró que “si se hubiera eliminado uno de ellos para mantener el colegio, la solución hubiera sido fácil”.


Cree el concejal que el Ayuntamiento “no ha tenido mucho interés en resolver el tema” en estos años y les preguntó el motivo por el que no se optó por una modificación puntual en las que tienen experiencia. Hizo una invitación al equipo de Gobierno a “dejarse de proyectos megalómanos y hacer cosas más pequeñas que lleguen a los barrios”.


“El convenio no se resuelve ni por falta de gestión del Ayuntamiento, ni de trabajo: es única y exclusivamente por el PSOE que ha boicoteado desde el principio el convenio”. Así resumía la concejal de Urbanismo, Ana Martínez Labella, el motivo por el que hoy se tenía que debatir esta ruptura del acuerdo. Aseguró que “la Junta de Andalucía, brazo ejecutor del PSOE” ha sido quien ha bloqueado desde el principio el desarrollo de este convenio comercial “porque no podía permitir que se abriera de la mano de un alcalde del PP”.


Sobre la mesa puso que el desbloquear este acuerdo estuvo sobre la mesa de la negociación política para formar el Gobierno municipal tras las elecciones de 2007 entre Gial y el PSOE. Un encuentro que, según Martínez Labella, se mantuvo en Antequera y en el que “el número dos del PSOE se comprometió a desbloquearlo si se hacía alcalde a Nono Amate (candidato socialista en aquellos comicios municipales”. A lo que sumó que “lo único que usted puede reprochar” (dirigiéndose a Cazorla) es que “cuando se votó en el seno de Gial el apoyar ese acuerdo con el PSOE, usted votó a favor de ese acuerdo. Lo demás es hacer política y demagogia”.


Con cruce de declaraciones, con recuerdos de todo lo escrito en quince años y pensando en si habrá algún paso más en el futuro por si acaba en los tribunales, se daba luz verde a dar carpetazo, no se sabe si definitivo, al convenio para la llegada de El Corte Inglés.




https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/200194/la-salle-pide-resolver-el-convenio-de-el-corte-ingles-y-recuperar-1-4-millones

 

Temas relacionados
El Corte Inglés Urbanismo Comercio Plenos
<lv-tagger-space name="OUTBRAIN"></lv-tagger-space>

para ti

en destaque