Tres espacios culturales de la Junta se quedan sin director en solo un año

Al cese de Rafa Doctor y la marcha de Beba Pérez se suma la invitación a irse a Arturo del Pino

Rafael Doctor, Beba Pérez y Arturo del Pino ya no están al frente de CAF, Museo Arqueológico y Alcazaba.
Rafael Doctor, Beba Pérez y Arturo del Pino ya no están al frente de CAF, Museo Arqueológico y Alcazaba.

Los principales espacios culturales de la Junta en Almería se han quedado sin cabeza visible en cuestión de un año. De forma literal. Del cese fulminante de Rafael Doctor como alma máter del Centro Andaluz de la Fotografía (CAF) a la materialización de la invitación a irse de la Alcazaba que asegura haber recibido Arturo del Pino han pasado justo doce meses. Entre medias, Beba Pérez pidió abandonar la dirección del Museo Arqueológico por “motivos personales”.


Por si fuera poco, José Castillo se jubila este otoño como máximo responsable de la Biblioteca Pública Francisco Villaespesa, de modo que de momento solo el Archivo Histórico Provincial parece escapar a la inestabilidad con María Luisa Andrés al frente.


Las causas que están detrás de estos cambios tienen más que ver con un fin de ciclo que se produce como consecuencia del cambio de gobierno en la Junta -que culminaba a principios de 2019- que con una sucesión de casualidades.




CAF
A principios de julio de 2019, el director de Programas del CAF, Rafael Doctor, fue convocado a una reunión en Sevilla en la que se le cesó directamente de su cargo cuando apenas había cumplido dos de los cuatro años de un contrato que obtuvo a través de un concurso público.


Entonces fuentes de la Consejería de Cultura alegaron que la destitución se debía a una reestructuración que “requería otro perfil” y que, para encontrarlo, se iba a convocar un nuevo “concurso público”. Él, sin embargo, siempre defendió que se trataba de una cuestión “ideológica”.


Tres meses después, se publicaba en el BOJA la convocatoria que abría el proceso público para contratar la dirección de Artes Visuales de la Agencia de Instituciones Culturales -puesto que sustituía al de Doctor-, solo que se especificaba que el centro de trabajo estaría en Sevilla, y no en Almería, donde está la sede del CAF. A día de hoy, el concurso sigue sin resolverse.


Museo Arqueológico
También en otoño, LA VOZ adelantaba que Beba Pérez había comunicado ante la Delegación Provincial de Cultura y Patrimonio Histórico su intención de no seguir al frente de la institución por “motivos personales” más de dos años y medio después de su llegada al cargo. Eso sí, desvinculaba este paso atrás del cambio en el Gobierno andaluz y aseguraba tener “buena sintonía” con la actual delegada, Eloísa Cabrera.


Alcazaba
Por último, hace apenas una semana trascendió que Arturo del Pino dejaba la dirección de la Alcazaba y ponía rumbo a Sevilla tras siete años en la capital, donde en un principio llegó para dirigir el Museo. “No me voy de la Alcazaba por voluntad propia, si no que desde hace meses fui invitado a abandonarla”, desvelaba como una bomba en sus redes sociales.


La responsable de la Delegación Provincial de Cultura se limitaba a agradecer su trabajo y le deseaba suerte. Al ser preguntada por el futuro de la dirección del Museo de Almería y ahora la de la Alcazaba, Eloísa Cabrera explicó que para el primero  ya ha salido la plaza publicada. “Se ha terminado el plazo, se habrán presentado las personas que hayan considerado que reunían los requisitos para ocupar la plaza. Se baremará por Función Pública y en un mes o mes y medio ya tendremos el nuevo director o directora del Museo de Almería”, señalaba. “Y en la Alcazaba se seguirá el mismo procedimiento”, añadía.


Ustea pide romper la endogamia “interna”

El sindicato Ustea Andalucía apunta a que el retraso en las convocatorias para cubrir la dirección de los centros culturales de la Junta en Almería está provocando que en algunos como el Museo no vayan a disponer de una cabeza visible en año y medio.


Aparte de las disfunciones administrativas y los desajustes laborales, esta situación también se traduce en una pérdida de presencia mediática y posicionamiento cultural.


A su juicio, el relevo puede ser bueno si está abierto a personal de fuera, que traiga ideas nuevas y rompa una peligrosa endogamia “interna” de “todos ya conocida”. En este sentido, indican que segundas parte nunca fueron buenas ni tampoco “absurdas hipotecas”.


 

Temas relacionados
Fotografía Redes sociales Arqueología Sindicatos Cultura Patrimonio

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque