23 niños de 3 años sin plaza en Retamar tendrán que ir en bus a El Alquián

Tendrán que recorrer 5 kilómetros diarios pese a vivir a 100 metros del colegio de su barrio

Algunos de los niños que se han quedado sin plaza en el colegio de Retamar
Algunos de los niños que se han quedado sin plaza en el colegio de Retamar La Voz

Un grupo de 23 niños de tres años que viven en los barrios de Retamar y El Toyo se han quedado sin plaza de Educación Infantil en el CEIP Torremar para el próximo curso escolar, por lo que, si no se pone remedio, tendrán que desplazarse en autobús o en coches de sus padres hasta el colegio de  El Alquián, a unos cinco kilómetros de distancia, cuando viven a 100 metros de 'su' colegio


Los padres han presentado reclamaciones individuales ante la Delegación provincial de Educación, exigiendo  soluciones, que a su entender pueden pasar por la creación de una línea más de Infantil en el centro para el nuevo curso, algo que parece complicado por la falta de espacio. 


No obstante, la mayoría de ellos se ha agrupado y han presentado conjuntamente una reclamación para que se estudien las medidas a adoptar respecto a sus hijos. Además, han recurrido a un abogado para que les defienda, y han apuntado incluso a la posibilidad de acudir a los tribunales. 


A través de este letrado se podría presentar un recurso de alzada, apelando a todos los preceptos legales de la legislación autonómica que priorizan que los niños deben estar en el colegio más cercano a su domicilio. Una vez resuelto este recurso de alzada, que agotaría la vía administrativa, se podría acudir a los tribunales presentando un recurso contencioso-administrativo



Nuevo colegio A largo plazo, los padres consideran que debería construirse un nuevo colegio, debido al constante crecimiento de la población en esta zona. Las plazas adjudicadas han sido 100, con lo que las clases serían cuatro, y se habría dejado fuera aproximadamente a una clase completa. 


Además, según algunos de los padres perjudicados, una buena parte de los menores que han sido admitidos en realidad no residen en estos barrios, sino en pedanías de Níjar. “Mucha gente con segunda residencia en Retamar se ha empadronado aquí para no tener que llevar a sus hijos a los colegios de esa zona”, asegura una de las madres que ha presentado una queja.


Esta circunstancia ha sido denunciada ante la Delegación de Educación, que ha respondido a los padres, afirman, que investigaría los hechos, aunque ya ha adelantado que será algo complicado de probar, puesto que todos los padres de los niños matriculados han presentado toda su documentación en regla.


Petición Lo peor de todo para los padres es que muchos de los pequeños tendrán que ir solos pese a su corta edad en autobús hasta El Alquián. Y exponen en una petición en la plataforma Change.org, en la que han recogido ya casi 600 firmas,  que “el desplazamiento a otro colegio lleva consigo un gran perjuicio económico y de conciliación de la vida familiar y laboral a las familias, que deberían hacer muchos kilómetros a lo largo del curso escolar para poder llevar y recoger a sus hijos, o tendrían que ponerlos en un autobús con solo tres años, teniendo el colegio que les corresponde a 100 metros de su domicilio”. 


Y añaden que “a largo plazo los problemas serían mayores, pues tendrían que desplazarse para hacer trabajos, quedar con amigos, etcétera. ¿Por qué nuestros hijos tienen que desterrarse a otro barrio y separarse de sus amistades actuales donde están sus vecinos y amigos? ¿Son ciudadanos de segunda?”, se preguntan.


 

Temas relacionados
El Toyo Coches Retamar Níjar El Alquián Vecinos

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería