Almería es el segundo municipio español con menor presión fiscal

Tercera edición del índice de Libertad Económica de las ciudades españolas (Ilece)

Libertad económica Almería figura como el segundo municipio español con mayor libertad económica general en el índice de 2020.
Libertad económica Almería figura como el segundo municipio español con mayor libertad económica general en el índice de 2020. La Voz

Almería figura como el segundo municipio español, tras Alicante y por delante de Vigo, como las ciudades con mayor libertad económica general en el índice de 2020, una vez computados factores como el desempeño económico del municipio, la magnitud de la plantilla municipal y la externalización de los servicios, según la tercera edición del índice de Libertad Económica de las ciudades españolas (Ilece), elaborado por la Fundación para el Avance de la Libertad. Almería figura con una puntuación total de 61,73 puntos.


Sevilla, según ese mismo estudio, aparece entre las grandes urbes españolas que presentan una mayor presión fiscal, con una tasa de 11,7 puntos. El documento avisa de que la alta presión fiscal municipal es uno de los factores que lastran la posición de las grandes ciudades. El informe sitúa a Sevilla en el puesto 38 en el Indice de Libertad Económica, mientras que Barcelona figura en el puesto 47 de 50.


La representación de Andalucía en este informe sobre libertad económica recae también sobre los municipios con menor libertad económica, entre los que figuran Marbella (Málaga), Jerez de la Frontera (Cádiz) y Granada, que se sitúan en el mismo grupo que Barcelona, Tarragona y Lleida. Entre las ciudades medianas aparecen en este estudio por su altísima presión fiscal Huelva y muy especialmente, Marbella, que se queda en 5,58 puntos sobre los treinta posibles en materia de fiscalidad municipal.


A nivel nacional Barcelona, Madrid, Valencia y Bilbao son las que presentan mayor presión fiscal entre las grandes urbes, lo que les lleva a suspender también en materia de libertad económica. El estudio arroja datos "preocupantes" para Barcelona al obtener 7,35 puntos de los 30 posibles en materia de tributos locales, lo que indica una presión fiscal municipal "extraordinariamente elevada", seguida por Madrid, que obtiene 9,61 puntos. Otras grandes urbes con puntuaciones similares de presión fiscal son Valencia (11,3), Bilbao (14,2) o Zaragoza (14,3). En todos estos casos las ciudades suspenden tanto en presión fiscal como en el índice general, quedando por debajo de los 50 puntos totales sobre 100 en la categoría de "insuficiente libertad económica".


El secretario general de la Fundación para el Avance de la Libertad, Juan Pina, ha señalado que "la presión fiscal que ejercen los municipios es en general excesiva y perjudicial para los ciudadanos", puesto que de los 17 millones de habitantes de las 50 mayores ciudades españoles, más de 16 millones soportan una carga fiscal "elevadísima" por parte de sus ayuntamientos, mediante tributos como el IBI, el IVTM de los vehículos o el IAE que pagan las empresas domiciliadas, junto a multas y sanciones. Ha añadido que "la recaudación total municipal partida por la población de las ciudades indica en general una voracidad fiscal que urge corregir".




Entre otras propuestas, la fundación ha instado a amortizar con la mayor celeridad toda la deuda pública municipal posible, reducir sustancialmente el gasto público municipal y reducir o eliminar todas las partidas de subvenciones, así como aprovechar en su totalidad el margen legal disponible y promover la cesión de tributos autonómicos y centrales a la administración local.

 

Temas relacionados
Ayuntamientos Subvenciones Empresas Andalucía

para ti

en destaque