Condenado por quedarse 56.000 euros de ventas de una farmacia de Aguadulce

El TSJA rechaza el recurso de apelación presentado por un empleado de la farmacia

Palacio de Justicia de Almería.
Palacio de Justicia de Almería. La Voz

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado una condena de dos años de prisión para el empleado de una farmacia acusada de apropiarse de 56.000 euros de la recaudación desde enero de 2013 hasta marzo de 2015.


El TSJA rechaza el recurso de apelación presentado por la defensa que, entre otros motivos, argumentó que la existencia de cuatro cajas y diez empleados siembra dudas sobre quién puedo quedarse con el dinero.


La Audiencia Provincial de Almería aseguró que F. “aprovechó la confianza depositada en él por su empleadora” para apropiarse de cantidades en metálico de ventas no anotadas. “En numerosas ocasiones dejó de reflejar en el ticket de compra todos o partes de los artículos vendidos a los clientes y abonados por éstos en metálico, quedándose con la cantidad de dinero correspondiente”, dice la sentencia.


“Otras veces pasaba por el lector de barras el código de un producto de valor inferior al adquirido por el cliente, quedándose con la diferencia de dinero”, añade la Audiencia Provincial. “También con frecuencia cuadraba la caja al final del día realizando a conciencia erróneamente las cuentas y quedándose con el dinero sobrante”.

Cámaras

El TSJA precisa que existe suficiente carga probatoria, incluida un informe elaborado por un detective privado.




 “Los diez u once empleados no trabajaban todos al mismo tiempo, sino en turno, y que cada uno de ellos tenia asignada una caja, y que al finalizar su turno de trabajo, cada uno de ellos, cerraba su caja, con independencia de la hora de cierre de la farmacia, y al llegar el siguiente empleado, la abría de nuevo, pero sin relación con los ingresos del anterior empleado”, afirma el TSJA.


El acusado F. se guardaba el dinero en metálico tras las ventas y no reflejaba en la caja esa operación en el establecimiento de Aguadulce (Roquetas de Mar).


“Los papeles que se anotaban por el acusado y se tiraban a la papelera, se veían por el circuito cerrado, y se recuperaban de forma inmediata; igualmente en cuanto a la introducción del dinero que no ingresaba en caja y se lo guardaba en la bata”.


“De no mediar esa apropiación, debería haberlo llevado o puesto en otro lugar”, asevera la sala de apelación. “Se visionaron en el juicio oral las grabaciones, formando el tribunal su clara convicción de que existió apropiación de dinero por parte del acusado”.


La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería condenó al acusado F. a una pena de dos años de prisión y al pago de una indemnización de 56.000 euros más los intereses legales por un delito de apropiación indebida. También tendrá que hacerse cargo de las costas procesales.

 

Temas relacionados
Farmacias Andalucía Aguadulce Roquetas de Mar

para ti

en destaque