Caravana de protesta de los feriantes, que piden ayudas y volver a trabajar

Con la suspensión de todas las fiestas temen pasar más de un año sin generar ingresos

Almería ha tenido hoy feria. No ha habido farolillos ni rumbas, ni ambigús ni nardos, pero los almerienses que pasaban por Rambla Federico García Lorca, la calle Obispo Orberá, el Paseo de Almería con toldos muy apropiados al momento, y hasta por el antiguo Casino (la actual Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía), sí que han visto pasar una noria, un coche de choque, puestos de patatas, alguna tómbola, y muchos feriantes que subidos en sus coches tuneados para la ocasión, y bajo el hashtag #salvalasferias, protestaban por la suspensión de su actividad y por lo que consideran “abandono” por parte de las diferentes administraciones.


Dos vueltas por el centro de la ciudad han realizado los miembros de la Asociación de Feriantes de Almería recordando a los vecinos, y sobre todo a las administraciones, que desde que ellos apagaron las luces de sus atracciones y sus puestos allá por el mes de noviembre, no han vuelto a tener ingresos y que de momento “nadie ha contado con los feriantes en ninguna fase de la desescalada”, explicaba el presidente de la asociación, Fernando Fernández. Por ello reclaman que la Junta de Andalucía, que ahora ha retomado sus competencias les “incluya en alguna de las fases que están por venir”.




La situación en la que se encuentra el sector de los feriantes no es algo que solamente ocurre en la provincia de Almería, sino que es un problema a nivel nacional. Así explica Javier Calvo, secretario de la asociación, que “el próximo día 24 de junio se va a realizar una manifestación en Madrid para reclamar ayudas al Gobierno central” a la que acuden de la mano de la Unión de Industriales Feriantes de España (UNIFE) después de que ya se hayan realizado movilizaciones en Granada, Sevilla o Huelva.


Colaboración
Reclama Férnandez que se les tenga en cuenta como “al resto de los autónomos”. “Tenemos que  trabajar, no podemos estar aquí parados”, recalcó, además de recordar que en la provincia de Almería son más de 200 familias las que viven de las ferias.


Con respecto a la suspensión de la Feria de Almería y de las fiestas de barrio, el secretario de la organización de feriantes afirma que desde el Ayuntamiento no se han puesto en contacto con ellos desde entonces.



Ellos reclaman que desde la administración local se busque una posible solución  que les permita vivir. Así, hablan por un lado de “la posibilidad de que se establezcan ayudas económicas con ese dinero que se iba a gastar en la Feria y que no se va a usar”, y por otro, el tratar de buscar alguna fórmula para que puedan trabajar.


En esta opción apuesta por “poder usar el recinto ferial que es municipal y que, además, está sin uso durante gran parte del año, sin que suponga coste alguno para los feriantes de un pequeño parque de atracciones en el que poder montar con todas las medidas de seguridad”.


Pone como ejemplo el ferial pero hablan también de la posibilidad de que sea en otra parcela como el Parque de Las Almadrabillas o las espaldas del auditorio municipal. Allí donde puedan hacerlo para que “durante unos días o unas semanas podamos montar de manera ininterrumpida y compensar un poco por la suspensión de todas las fiestas”.

 

Temas relacionados
Fiestas Ferias Autónomos Feria de Almería Twitter Paseo de Almería Coches Asociaciones Las Almadrabillas Andalucía Vecinos Manifestaciones

para ti

en destaque