Deportes ya tiene ‘la llave’ de todos los campos del fútbol base almeriense

A partir del 22 de junio abrirán un plazo para que todos los clubes hagan su petición de horas

Juan José Segura, concejal de Deportes
Juan José Segura, concejal de Deportes La Voz

El Ayuntamiento de Almería ya tiene en su poder las llaves de las instalaciones deportivas municipales que hasta ahora gestionaban los tradicionales clubes de cantera de la capital almeriense, exactamente el ‘Tito Pedro’, El Zapillo, Oriente, Los Molinos, La Cañada y El Alquián, con lo que el Patronato de Deportes asume la gestión directa de estas instalaciones.


La decisión del cambio de la gestión se tomaba ya en el mes de febrero con la intención de que el 1 de julio, cuando acabaran todas las competiciones, se hiciera efectiva la entrega pero “teniendo en cuenta que las instalaciones están cerradas, nos reunimos con representantes de los clubes y se decidió adelantar los plazos”, explicaba ayer el concejal de Deportes y Agricultura, Juan José Segura, quien agradeció “la colaboración que han mantenido los clubes” aunque es consciente que este cambio de modelo de gestión ha generado malestar en el fútbol base almeriense.


El siguiente paso que se va a seguir desde el Patronatos de Deportes es “abrir a partir del 22 de junio, que ya habrá terminado el estado de alarma, un plazo de inscripción para que los diferentes clubes de fútbol que tienen domicilio social en la ciudad puedan presentar sus necesidades de horas y sus preferencias de campos, para establecer un primer reparto en las distintas instalaciones”, explica el edil.


En este reparto se ha previsto por la parte técnica de la entidad municipal que se tenga en cuenta la vinculación que tradicionalmente ha tenido cada club con una instalación concreta, y para aquellos que soliciten el uso y que nunca hayan disfrutado de un espacio, se tratará de intentar aunar al máximo a sus categorías en el mismo.



Esto significa que a partir de la próxima temporada, todos los clubes deportivos del fútbol base en la ciudad se van a regir por la ordenanza de precios públicos de las instalaciones deportivas municipales que recoge que “todas las categorías podrán hacer uso de forma gratuita hasta la categoría senior, que ya sí tiene que hacer frente al pago de las tasas establecidas en esta normativa”. Algo que, aclara Segura, “ya ocurre con todas las disciplinas deportivas”.


Concesión
Esta gestión directa que se va a realizar desde el Patronato Municipal de Deportes se apoyará no solo en los trabajadores de la entidad, que sí que aportará el servicio de conserjería, sino que se ha previsto el sacar un contrato de servicios bajo la denominación de ‘auxiliar de instalaciones’ para que se hagan cargo de los campos.


En lo referente a la gestión de los locales comerciales o de restauración con los que cuentan algunas de las instalaciones, la intención municipal es sacar a concesión su explotación.


Quiso insistir el concejal de Deportes en la apuesta por este modelo de gestión directa en vez de sacar a concurso la concesión administrativa de las instalaciones ante la posibilidad de que “ante un sistema de libre concurrencia, los clubes se pudieran quedar no solo sin la gestión, sino que para hacer uso de las instalaciones en todos los casos tuvieran que pagarles a la empresa que se quedara con ella. Así, ante esa posibilidad, la opción más viable para todas las partes era, precisamente, que fuera el Patronato de Deportes quien asumiera la gestión directa”.


Hay que tener en cuenta que lo que hasta ahora tenían los diferentes clubes, según explican los técnicos, era una “autorización de uso para ejecutar por proyecto deportivo”. Autorización que permitía a todos los equipos el desarrollo de su actividad tanto de entrenamientos como de   partidos, pero, no la gestión de otro tipo de actividades económicas como la explotación de los bares o el alquilar las instalaciones, por lo que, ahora se ha decidido regular el uso de las mismas.


Problema nacional
Explica Juan José Segura que la situación es “un problema a nivel nacional” y que son muchas las ciudades que se encuentran en esta situación de regularización de su gestión. 


Añade además que, ya hace unos años, “se intentó el cambio de gestión y se sacaron las concesiones administrativas de dos instalaciones que, al final, desistieron de ellas”.


De momento habrá que esperar a que se abra ese periodo de inscripción en el que los diferentes clubes presenten sus peticiones de horas y ver el reparto realizado por parte municipal para ver las sensaciones que dejan los primeros pasos en manos municipales.


Eso sí, explican los técnicos que, una vez que se den los horarios, se revisarán al arranque de la temporada según volumen de miembros. 

 

Temas relacionados
Los Molinos El Zapillo La Cañada Bares Fútbol Estado de alarma Fútbol base El Alquián

para ti

en destaque