“Le explicó el presidente Suárez la fórmula finalmente adoptada para Almería”

Rafael Quirosa-Cheyrouze y Muñoz, Catedrático de Historia. Universidad de Almería

Alfonso Soler Turmo.
Alfonso Soler Turmo. La Voz

Me llega la triste noticia del fallecimiento de Alfonso Soler Turmo. Por razones de mis trabajos de investigación, tengo asociado su nombre al proceso de Transición a la democracia y siempre agradeceré la amabilidad con la que me recibió en su casa cuando estaba preparando con Mónica Fernández Amador, profesora de Historia Contemporánea en la UAL, el libro sobre los 32 parlamentarios que representaron a la provincia de Almería en aquella etapa histórica.

 

Alfonso Soler había nacido en Sevilla el 2 de febrero de 1935, pero la profesión de su padre, fiscal de tasas, le trajo a nuestra ciudad cuando tenía 16 años. Tras hacer sus estudios en la Escuela Oficial de Náutica de Cádiz, hasta 1956llegó a ser capitán de la Marina Mercante y navegó durante once años en buques de la Naviera Fierro, recorriendo una gran parte del mundo. No obstante, esos vínculos con Almería quedaron reforzados de forma ya definitiva al conocer a Mercedes Cassinello Pérez, con la que contrajo matrimonio en 1964 y de cuyo matrimonio nacieron sus hijos Alfonso y Mercedes.

 



Tras dejar la navegación, en 1971 fue nombrado director de la Escuela Náutica-Pesquera de Las Palmas de Gran Canaria, permaneciendo en este puesto hasta su designación para el mismo cargo en Almería en 1976. Después de finalizar su actividad política, Alfonso volvió a ese puesto, en el que estuvo hasta su jubilación en 1991.

 

La conocida amistad de la familia Cassinello con Adolfo Suárez, propició su acercamiento a Unión de Centro Democrático, partido al que se afilió en octubre de 1977 y en donde ocupó el puesto de secretario del Comité local de la capital almeriense y, desde septiembre del año siguiente, fue encargado de las Organizaciones Cívicas del Comité Ejecutivo Provincial.

 

En las elecciones generales celebradas el 1 de marzo de 1979 fue elegido diputado del Congreso, donde fue vocal de las comisiones de Comercio y Turismo, Transporte y ComunicacionesIndustria, Obras Públicas y Servicios, así como vicepresidente segundo de la de Investigación sobre Radio Televisión Española. En la crisis de la UCD almeriense, desencadenada en el verano de 1979, Soler Turmo apoyó la posición de Gómez Angulo y Soler Valero frente a los senadores Ponce y Torres Rollón, que terminó con la dimisión y renuncia de su escaño de los dos últimos ante la desautorización de los órganos nacionales del partido.

 

En marzo de 1982 fue nombrado director general de la Marina Mercante, siendo Luis Gámir Casares ministro de Transporte, Comercio y Turismo. A principios de septiembre de ese año, dimitió para integrarse en el Centro Democrático y Social, formado por Adolfo Suárez. Con este partido concurrió a las elecciones de octubre de 1982, como candidato al Senado, sin resultar elegido. En las generales de 1986, Alfonso Soler encabezó la candidatura al Congreso del CDS en Almería, pero tampoco consiguió el acta de diputado y, poco después, se retiró de la vida política activa.

 

Cuando explico en clase el proceso autonómico, y en especial la situación derivada del referéndum del 28 de febrero en Andalucía, siempre hago referencia a la conversación con Alfonso Soler en la que me contó cómo le explicó el presidente Suárez la fórmula finalmente adoptada para la provincia de Almería.

 

Descanse en paz Alfonso, y un fuerte abrazo para Mercedes y el resto de su familia, desde el agradecimiento de un historiador al que abrieron su casa y confiaron sus recuerdos.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería