En casa - Día 68

“Esto se parece un poco a aquello de ¿puedo saludar?, que se decía en los programas de radio”

\"Esto se parece un poco a aquello de ¿puedo saludar?, que se decía en los programas de radio”.
\"Esto se parece un poco a aquello de ¿puedo saludar?, que se decía en los programas de radio”. La Voz

Días atrás comentaba aquí la ‘teoría de los mundos paralelos en los que el tiempo va hacia atrás’, fenómeno inaccesible a mis cortos entendimientos. A cambio, sí puedo asegurar que el tiempo corre velozmente, más, mucho más que Usain Bolt considerado el hombre más rápido de la historia. A mi me da como que fue ayer y, sin embargo, con esta son ya sesenta y ocho columnas escritas una a una en los setenta días de mi confinamiento voluntario.


Un momento, por favor…, ya. Bob Marley tocaba en mi puerta y no ha venido solo, le acompañan B.B. King, John Lee Hooker, Carlos Santana, Etta James…, ¡ni les cuento!, ¡vaya banda! Les decía que el tiempo es un soplo. Ahora los soles son más largos, el trino de los gorriones ha subido de volumen, más casi que el canto de los grillos. Las buganvillas se dejan caer de tanto peso florido, los geranios brotan audazmente en las macetas. El silencio se ha hecho aliado, se ha unido a mis amigos. 


En estos días ha habido buenos y malos ratos, de todo, como le sucede a cualquiera. Me han dado la oportunidad de dedicar más tiempo a ‘guasapear’ con los amigos, (alguno en trance duro llevado con fortaleza y dignidad admirables), a vídeo llamadas, a escribirnos, e, incluso, encontrar a personas de mucha valía que de otro modo no habría conocido. También me han hecho llegar sus comentarios gentes que hasta ahora eran para mí desconocidas, cosa que agradezco. Esto se parece un poco a aquello de ¿puedo saludar?, que se decía en los programas de radio de cuando creo que aún no se había inventado la FM, ¿o sí?, no lo recuerdo. 


Hoy Andalucía entra en la fase II y yo en la fase salida a calle. Tendré la oportunidad de corroborar en primera persona si somos tan cuidadosos, tan responsables, los unos con los otros como nos recomiendan los expertos sanitarios para evitar contagios y, en consecuencia, nuevos brotes de epidemia. El uso de la mascarilla, respetar la distancia de dos metros, evitar y/o convocar aglomeraciones, todo lo que he visto en el informativo de las nueve de la noche tanto de respeto y civismo, como de irresponsables e insensatos.




Me sumaré a la cofradía que sobrelleva con todas sus fuerzas el Paso de la Adversidad, sé que esta pesadilla pasará porque confío plenamente en la ciencia, porque debemos contar con que cada cual asuma su propia responsabilidad. Lo primero que haré hoy será comprobar si el coche arranca, luego acercarme a la playa solo por ver. Sesenta y ocho columnas y setenta días de confinamiento intencionado. Las unas y los otros acaban hoy; en un rato estaré con los pies en la acera de mi calle.


Pero si percibo algún atisbo de rebrote sin dudarlo volveré a mi casa, porque yo, al contrario de algún compatriota, no dispongo de búnker custodiado. Me calzo los zapatos que ya me habían olvidado.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/194116/en-casa-dia-68

 

Temas relacionados
Medios de comunicación Sanitarios Cofradías Andalucía Confinamiento

para ti

en destaque