Una grúa de 120 metros para reforzar el acantilado de El Cañarete

Ejecución del anclaje de vallas de hierro y vigas que soportará más de 20 toneladas

Colocación de vallas de hierro y vigas con sujeción de 20t.
Colocación de vallas de hierro y vigas con sujeción de 20t. La Voz

En la N-340a, las obras de El Cañarete van finalizando con la puesta de mallas de hierro y vigas de sujeción a lo largo de más de 300 metros de longitud, colocadas en una maniobra espectacular realizadas ayer miércoles 20 de mayo, por Grúas El Canario S.A..


El izado y colocación del material ha llegado hasta unos 115 metros, con una grúa de 80 metro de pluma siendo la grúa más alta de Andalucía con 120 metros de altura.


Maniobra La carretera de El Cañarete ha sido cortada durante el día en el tramo de la maniobra en ambos sentidos, con solo un acceso pudiendo acceder a Castell del Rey o La Garrofa sentido Aguadulce. El material que se compone de  vallas de hierro y vigas han sido colocadas sobre el acantilado que esta encima de la carretera, una zona deteriorada la cual se está reforzando llegando así al fin de las obras y dotando a la N-340a una seguridad que evitará nuevos desprendimientos que se han venido sucediendo últimamente poniendo en peligro El Cañarete, además de numerosos cortes, afectando al tráfico con el desvío por la A7.


Grúas El Canario S.A., con una excepcional logística ha realizado la maniobra con un modelo de grúa con la capacidad de soportar gran tonelaje, específica para la ocasión. Desde hace 50 años, Grúas El Canario S.A., viene desarrollando una intensa actividad en el ramo de la elevación y movimiento de maquinaria pesada. Un equipo profesional y con gran factor humano que concluye la recta final de las obras.




La ejecución del anclaje de vallas de hierro y vigas soportará más de 20 toneladas para dar seguridad a la carretera de El Cañarete reforzando el acantilado. Se prevé así finalizadas las obras facilitando la apertura de la carretera en ambos sentidos. 


Los trabajos, que se estaban desarrollando con todos los operarios, se centraban en la realización de los taladros necesarios en el talud para instalar unas barreras dinámicas de control a los desprendimientos. Por una parte, la colocación de barreras dinámicas de protección serán las encargadas de interceptar los bloques desprendidos y, por otra, la adecuación de la cortina de guiado para la intercepción de desprendimientos.

 

Temas relacionados
Obras Andalucía Aguadulce A-7 El Cañarete Autovías

para ti

en destaque