Normalidad en el uso obligatorio de mascarilla en el bus

El Consorcio de Transportes cuantifica el incremento de usuarios entre el 5 y el 10% este lunes

Autobús del Consorcio Metropolitano de Transportes
Autobús del Consorcio Metropolitano de Transportes La Voz

Sin incidencias. Así ha transcurrido el primer día en el que era obligatorio en el transporte público colectivo de viajeros el uso de mascarillas. Todo ha transcurrido con normalidad tanto en todas las líneas que operan a través del Consorcio Metropolitano de Transportes como las que se gestionan a través del servicio municipal que gestiona la empresa concesionaria Surbús.


Y es que los días de campaña para que los usuarios acudieran con sus mascarillas parece que ha dado fruto y no ha habido ningún problema para cumplir con la normativa.


Pero más allá de esta obligación, lo cierto es que el primer paso que supone esta fase cero de la desescalada preparada por parte del Gobierno central sí que supone la apertura de centros de trabajo que, inevitablemente, deben suponer un incremento de usuarios del transporte público.


Mientras la capital aún no cuenta con datos sobre este posible incremento, desde el Consorcio de Transportes, teniendo en cuenta la primera hora de la mañana que es, sin lugar a dudas, un momento clave del servicio, se podía hablar de un incremento de “entre el 5 y el 10 por ciento de usuarios con respecto a la pasada semana”, según el propio gerente de la entidad, Luis Miguel Carmona.



Líneas
Lo cierto es que a lo largo de estas semanas en las que el confinamiento ha supuesto que muchos de los trabajadores se quedaran en sus viviendas, el Consorcio de Transportes ha llegado a contar con una reducción de usuarios de hasta del 95 por ciento en algunos casos. Ahora mismo se puede hablar de que esta reducción se sitúa en las líneas de Poniente en un 85% con respecto a un lunes ordinario, en las del Bajo Andarax la caída con respecto a los mismos tiempos es del 80%, siendo el caso del Levante en el que se mantiene aún mucho la reducción de usuarios con una caída de un 92% con respecto a un lunes ordinario.


Ciertamente los transportes públicos deberán ir incrementando el número de usuarios conforme se vayan abriendo centros de trabajo y lo cierto es que será entonces cuando se vaya complicando, aún más, el control de todas y cada una de las medidas de seguridad necesarias para el fin del COVID-19. 

 

Temas relacionados
Transporte Surbus Confinamiento Mascarillas

para ti

en destaque