Salud está recuperando a la mayor parte de los contagiados en las residencias

Se han superado las expectativas y ya hay 24 mayores curados en los 4 centros medicalizados

La creación, por la Delegación territorial de Salud,  de un grupo de trabajo para el seguimiento de la situación de las residencias de mayores en Almería está ofreciendo grandes resultados, e incluso unos índices de superación de la enfermedad en relación a los contagiados muchísimo mejores de lo que se esperaba, que han llegado a sorprender a los especialistas teniendo en cuenta los datos  en otros lugares de España, donde se ha registrado una elevada tasa de mortalidad.


La mejor prueba del trabajo que se sigue realizando se está produciendo en los últimos días con la recuperación progresiva y cada vez en mayor número de mayores que habían contraído la enfermedad y que se han curado en los propios centros, gracias a su medicalización y a la presencia de especialistas en medicina interna, médicos de Atención Primaria y enfermeros, junto al personal de las residencias.


La labor de este grupo de trabajo se desarrolla en las residencias  Virgen del Rosario, Santa Teresa Jornet, Ballesol e Íllar que han sido medicalizadas para atender a todos sus pacientes. En estos días se han difundido en las redes sociales vídeos de la recuperación de pacientes en Roquetas,   Santa Teresa y, por último, en Íllar.


Recuperados Nicasio Marín, especialista en Medicina Interna en el Hospital Torrecárdenas y principal responsable de la atención en estas dos últimas, ha informado  de que en  la residencia Santa Teresa Jornet ya han superado la enfermedad nueve de los 16 mayores que han sido contagiados, y que al menos cinco de los enfermos podrían recuperarse en los próximos días, de forma que no se descarta que muy pronto el centro pueda declararse libre del virus. Por su parte, en Íllar también se han curado siete pacientes, al igual que en Roquetas, por uno en Ballesol.




Esto es algo que  a priori podría haberse considerado un milagro, aunque ha sido posible gracias, en buena medida,  al esfuerzo de todos los que han trabajado en el centro, como destaca el doctor Marín.


En Santa Teresa han fallecido dos personas, mientras que en Íllar murió una tercera, de un total de 30 personas afectadas por el virus entre ambos centros. En Roquetas de Mar, como informó este diario, han fallecido cinco personas. Aunque nunca se podrán olvidar estas pérdidas de vidas, la decisión de Salud de no dejar abandonadas las residencias ha conseguido, como destacan los profesionales, que la tragedia no haya ido a más y ha conseguido reducirse en un elevado porcentaje la mortalidad esperada. “Esto ha sido posible gracias a la colaboración de Torrecárdenas, de las propias residencias, personal de los centros de salud, como el de La Cañada, y enfermeros contratados por la Delegación de Salud, que ha permitido mantener un turno de ellos las 24 horas del día”, dice Nicasio Marín.


El arduo trabajo incluye análisis de las instalaciones,  sectorizaciones y dinámicas diarias de limpieza, protocolos de  tránsito de personal y sobre la forma de ponerse y quitarse los equipos. Además  se ha desarrollado una observación clínica paso a paso a cada uno de los internos y se han realizado análisis de anticuerpos, entre otras muchas actuaciones, para controlar y combatir el covid-19.


Recursos y equipos Pero además del personal, las residencias han sido dotadas de  los recursos necesarios, así como equipos que no están a su alcance, como ecografías portátiles.  “Se está haciendo un esfuerzo considerable, pero con sentido”, concluye Marín.


Las residencias se han convertido en  España en los lugares con  mayor tasa de  mortalidad en los afectados. Esto es así, sobre todo porque se trata de  personas con una edad media que suele superar los 80 años y que tienen  comúnmente, no una sino  varias patologías previas que las hacen más débiles ante el virus.

 

Temas relacionados
Íllar Redes sociales Sanitarios Residencias de mayores Hospital Torrecárdenas La Cañada Salud

para ti

en destaque