Elogio al supermercado de barrio: “Tenemos grandes héroes en nuestra ciudad”

Olivia Capel, a través de una carta, agradece la labor que realiza Superplus en Retamar

Recomendaciones en el supermercado de Retamar.
Recomendaciones en el supermercado de Retamar. La Voz

Debido a la situación que estamos viviendo, hay que ser más que nunca agradecida y quisiera hacerles partícipes de la situación que estamos viviendo en Retamar, una pequeña barriada de Almería. Estoy muy agradecida como persona de riesgo de las donaciones que se están llevando a cabo por personas famosas y millonarias, eternamente agradecida, cada vez que sale en la televisión se me saltan las lágrimas, pero también tenemos grandes héroes en nuestra ciudad. En mi caso, quiero hacerles participes de la grandísima labor humana que esta haciendo un pequeño empresario de la zona al que estoy deseando que acabe este confinamiento para ir a conocerlo personalmente y darle millones de gracias ya que solo lo conozco por redes sociales. Este señor llamado Daniel Martínez regenta entre otros negocios un supermercado bajo el nombre de Superplus, ubicado al lado de la única gasolinera que tenemos en nuestro barrio. Esta persona y su equipo están haciendo una grandísima labor sin recibir nada a cambio, es por ello que me gustaría recibiesen un reconocimiento y que mejor forma que a través de su periódico.

 

Desde el primer minuto, el primer viernes antes de confinarnos en casa ya estaba repartiendo guantes a la entrada de su supermercado, algo que Mercadona anunció que iba a hacer una semana mas tarde. Yo ese día que fue el ultimo que pisé la calle pensé al verlo: este hombre es un exagerado y mira hoy pienso, que empresario más precavido e innovador, que profesional, pero claro, salió Mercadona en televisión y este pequeño empresario no. Nos dejaba entrar en su establecimiento de diez en diez, casi estuve a punto de irme por la espera y que no creía para nada en la medida, y fíjese, cuánta razón tenia ese hombre que al cabo de una semana lo estaban haciendo las grandes compañías.

 



El aburrimiento en casa y la televisión me incitaron a seguir a este pequeño supermercado por redes, en ellas me asombró cuando anunciaba que iba a cerrar una hora antes su establecimiento para limpiar con ozono, y pensé, ya veras este hombre por donde sale ahora. Mi sorpresa, una semana más tarde se desinfectan todos los organismos públicos con maquinas de ozono.


Al día siguiente lanza una comunicación que abrirá su supermercado una hora antes solo para personas de riesgo, a los pocos días lo hace público Carrefour y hace lo mismo pero este pequeño supermercado de barrio lleva haciéndolo una semana. Mi grata sorpresa fue cuando comunica que aun no teniendo servicio a domicilio, pone en servicio él mismo para personas como yo, de riesgo o mayores de edad a lo que llamo para informarme y una chica muy amable me dice que es así, que su jefe ha puesto ese servicio a domicilio para personas necesitadas sin coste alguno y que lo van haciendo turnándose entre todas incluido su jefe, que precisamente estaba en un pueblo de al lado llevándole un pedido a una señora mayor que sufría de corazón que su hija le había llamado que vivía fuera y su madre estaba sola en casa y que si lle podía hacer ese favor. 


Para mí este hombre es y será siempre un héroe al igual que Amancio Ortega o cualquier otro que nos esta ayudando a tantos españoles, este pequeño empresario que por lo visto fabrica ginebra también y que gracias a ser lectora de LA VOZ he podido descubrir que hace unos días salió donando gel al equipo médico de nuestra ciudad o en el articulo que leí hace unos días que aportó algo en una carpa que creo han puesto en nuestro hospital de El Toyo. No sé si será millonario o no, pero para mí es un grandísimo profesional, un grandísimo empresario y sobre todo una grandísima persona humana a la que quiero y debo de reconocer. 


Me gustaría que se le reconociera esta labor en su periódico en muestra de agradecimiento así como darle las gracias puesto que mis vecinas y yo personalmente estamos tranquilas en casa gracias a que él nos trae lo que necesitamos exponiéndose a todo. Yo me quedo en casa gracias a este gran profesional al que nunca podré agradecerle todo y estoy deseando conocerlo personalmente para mostrarle mi gratitud. 


Imagino que existirán muchos pequeños empresarios como este señor y creo que se les debe dar el reconocimiento que se merecen. Por mi parte el reconocimiento va a ser que no pisaré una gran superficie más y visitaré de ahora en adelante solo este supermercado de barrio que aparte del trato humano y profesional que tiene los precios son igual o mejores que los de estas grandes superficies.


Me gustaría que vieran en las redes sociales de este establecimiento la gran labor humana que hay detrás de ese nombre y verán como me quedo corta en todo lo que les digo.


Carta remitida por Olivia Capel a LA VOZ DE ALMERÍA

 

Temas relacionados
El Toyo Redes sociales Amancio Ortega Confinamiento Carrefour Medios de comunicación Mercadona Retamar Televisión

para ti

en destaque