Habrá cambios de escolarización en Almería, Roquetas, El Ejido, Berja y Olula

Los padres podrán elegir entre pública o concertada

Javier Imbroda, consejero de Educación, ayer.
Javier Imbroda, consejero de Educación, ayer. Europa Press

El nuevo decreto de escolarización aprobado ayer por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía tendrá incidencia en la provincia de Almería en un total de cinco municipios, en lo referido a los cambios que se han incorporado para que los padres puedan elegir siempre entre un centro público y concertado.


En concreto, la Consejería de Educación y Deporte, que dirige Javier Imbroda, tendrá que modificar las zonas de escolarización de la capital almeriense, Roquetas de Mar, El Ejido, Berja y Olula del Río para poder cumplir con ese decreto.


En esos cinco municipios almerienses se concentra la treintena de centros concertados que hay en la provincia. O, lo que es lo mismo, a 98 localidades no les afecta para nada ese cambio de criterio respecto a la educación concertada.


Los cambios en la escolarización afectan al segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria, Especial, Secundaria Obligatoria y Bachillerato.

El consejero Imbroda compareció ayer tras el Consejo de Gobierno y explicó que con los cambios “se avanza en el derecho a la libre elección de centros de las familias”.


“En cuanto a las zonas de escolarización, la principal novedad es la existencia en todas ellas de un centro público y un concertado, siempre que en la localidad exista un concertado”, se remarcaba en la referencia de los acuerdos del Consejo.

Pero ese no es el único cambio que tiene como destinarios a los centros concertados (gestión privada con financiación pública).


El decreto recoge una novedad que entrará en vigor en el curso 2021/22. Se trata de la adscripción de los institutos de centros concertados a institutos públicos. La idea es estabilizar la oferta y la demanda y reforzar la coherencia entre etapas, evitando que alumnos de la concertada abandonen un centro en tercero y cuarto de la ESO para matricularse en bachillerato de un centro público. De esta forma, los alumnos pueden concluir con tranquilidad su etapa en el centro concertado que las familias hayan elegido y después seguir su camino en el centro público de bachillerato.


Al margen de avanzar en esa libre elección de centros de las familias andaluzas, el decreto aprobado ayer también se pone en marcha para “introducir mejoras en el procedimiento para que sea aún más transparente y avanzar en la conciliación familiar”.


Javier Imbroda apuntó en la rueda de prensa que más de un 90 por ciento de los alumnos estudian en los centros que quieren sus padres.

Otro cambio importante para el próximo curso con la baremación para elegir centros es que se asignarán más puntos que ahora por tener hermanos en el centro educativo.


“La normativa favorece la escolarización de los hermanos en el mismo centro docente por la necesaria conciliación de la vida laboral y familiar”, destaca el comunicado de la Junta.


En cuanto a los supuestos de prioridad en la admisión, como novedad, se extiende al representante o los representantes legales del alumno que tengan su puesto de trabajo habitual en el centro donde soliciten la admisión; a los deportistas de rendimiento base para que puedan estudiar en un centro cercano al lugar donde entrenen y desarrollan su carrera deportiva, por ser familiar hasta segundo grado de consanguinidad de una persona víctima de terrorismo y también a los niños en acogimiento familiar.

En el criterio de renta per cápita anual de la unidad familiar se otorgan más puntos a las familias con menores ingresos y aumentan los tramos de renta que obtienen puntuación. Se introduce un factor de corrección patrimonial para aquellas unidades familiares que superen determinados umbrales. La valoración máxima de este criterio se amplía hasta 4 puntos, dos más con respecto a lo consignado en la norma anterior.


Respecto al criterio de discapacidad o trastorno del desarrollo aumenta tanto la puntuación como los supuestos y gradación de discapacidad del alumno, de sus tutores o guardadores legales o de sus hermanos.


En el proceso de escolarización participa todo el alumnado que se incorpora por primera vez al sistema educativo, tanto en centros públicos como concertados, así como el que cambia de centro.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería