Circular ebrio en patinete eléctrico se multará con hasta 1.000 euros

Los ayuntamientos de Almería analizan las nuevas normas dictadas por la DGT

Los patinetes no podrán circular por las aceras.
Los patinetes no podrán circular por las aceras. Europa Press

Los usuarios de vehículos de movilidad personal (VMP) tienen la obligación de someterse a las pruebas de alcohol y drogas, y serán sancionados con la  misma cuantía económica que si condujeran cualquier otro vehículo, en caso de sobrepasar las tasas permitidas legalmente, con una multa de 500 a 1.000 euros en función de la cantidad de alcohol en la sangre.


En caso de que sean detectadas drogas en el organismo, la multa será de 1.000 euros. Y si el conductor da positivo a alcohol o droga, el patinete eléctrico se inmovilizará por los agentes de la autoridad, tal y como ocurre con el resto de vehículos.


Estas son algunas de las novedades más destacadas de la nueva instrucción sobre el uso de los patinetes eléctricos que ha sido recientemente publicada por la Dirección General de Tráfico, en la que recoge una serie de criterios clarificadores dirigidos a los usuarios de estos vehículos, ayuntamientos y agentes de la autoridad, hasta que se publique la normativa definitiva al respecto, que se espera en breve.


Ayuntamientos de la provincia y sus policías municipales, como los de la capital o Roquetas de Mar, ya están estudiando esta instrucción, que incluye cuestiones que se esperan sean definitivas en esa nueva normativa y que por tanto podría empezar a ser ya aplicada, tal y como recoge la propia instrucción. Entre estas cuestiones se encuentran la ya mencionada sobre el consumo de alcohol y drogas, o la prohibición de conducirlos por la noche sin luces, de usar auriculares o el teléfono móvil mientras se circula, de circular por aceras o zonas peatonales, o de que sean usados por dos personas a la vez.


Ordenanzas
La instrucción también sigue dejando la regulación de otras cuestiones a las ordenanzas municipales, como la obligación o no de utilizar cascos y otros elementos de protección. “A falta en estos momentos de una regulación en el Reglamento General de Circulación, el uso de estos elementos se regirá por lo que disponga la correspondiente ordenanza municipal.


En el caso de que la ordenanza regule el uso obligatorio de casco, el agente sancionará con 200 euros (artículo 118.1 del Reglamento General de Circulación) y procederá a la inmovilización del vehículo de acuerdo con el artículo 104.1.c) del texto refundido de la Ley de Seguridad Vial”, señala.


Las ordenanzas municipales son, expone la instrucción, las que establecen las prohibiciones relativas a las paradas y estacionamientos de estos vehículos, aunque se apunta a continuación que “desde la DGT se aboga para que la acera sea del peatón, aunque su regulación sea exclusivamente municipal”.


Y para conocimiento de las familias, ante cualquier duda estos días ante la posibilidad de que el patinete eléctrico sea el regalo elegido para los pequeños de la casa, la instrucción también aclara que en los casos de infracciones cometidas por menores de 18 años, los padres, tutores, acogedores y guardadores legales o de hecho, “responderán solidariamente de la infracción cometida por el menor”.


Hay que tener en cuenta que, como norma general, la DGT considera que los artilugios que no sobrepasen la velocidad de seis kilómetros por hora tienen la consideración de juguetes.


Cambios
Los ayuntamientos de Roquetas de Mar y Almería, entre otros, ya están estudiando la nueva instrucción de la DGT sobre los VMP, que podría dar lugar a modificaciones o adaptaciones de las respectivas ordenanzas municipales, aunque como establece el propio documento, podrían también aplicarse las prohibiciones antes apuntadas que no estén reflejadas en las normas municipales vigentes.


Francisco Gutiérrez, concejal de Desarrollo Urbano de Roquetas de Mar, ha explicado a La Voz que el equipo jurídico municipal ultima la redacción de una ambiciosa ordenanza sobre movilidad urbana que dedicará un capítulo destacado a los vehículos de movilidad personal. Y en ella se incluirán las cuestiones recogidas por esta nueva instrucción, que parece acercarse ya a la que será la normativa definitiva sobre estos vehículos. Gutiérrez espera que el primer borrador  de esta nueva norma municipal esté finalizado antes de fin de año, y que podría aprobarse y ponerse en vigor durante 2020.


Fuentes municipales informan que en Almería también se está analizando la instrucción, que previsiblemente supondrá la modificación de la ordenanza actual, pues en algunas cuestiones establece cambios. Esto sucede, por ejemplo, con la prohibición de usar los patinetes en las aceras, pues actualmente está permitido, siempre y cuando circulen a la misma velocidad que las personas.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería