Las huella de los Templarios en Almería tras su reconquista

17 de Octubre de 1147

Dijimos que, tras la toma de Almería, a los genoveses se les dio 60.000 maravedís; el conde Berenguer se llevó la Puerta de Pechina y se le asignó un pasillo por el Mediterraneo; Alfonso VII incorporó al trono de Castilla el resto de tierras y se llevó la Gran Mezquita.


A los Templarios se les confió la defensa de la ciudad, de la que fue nombrado gobernandor Ponce de Cabrera. Pero un grupo se fueron con el conde Berenguer a cercar la ciudad de Tortosa. Lo suyo era la ‘guerra santa’ mas que la defensa pasiva.


Una década estuvieron los Templarios en Almería aunque no se sabe con certeza dónde tenían su cuartel general. Pudieron instalarlo en una fortaleza ubicada en el cerro de San Cristóbal de la que no quedan vestigios.


Eso sí, leyendas de estos diez años (1147-1157) hay muchas. Desde la del rescate de las Cien Doncellas hasta la del Cautivo de Peroniel; incluso hay quien cree que los Templarios trajeron el Santo Grial. La más popular es la del Cristo de la Escucha que, se cree, fue emparedado al perder los caballeros la ciudad.


Sólo una década estuvo Almería en manos cristianas. En 1157 los musulmanes la reconquistaron y la mantuvieron hasta 1489.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería