Los forenses no pudieron evaluar a Ana María Baños por falta de cooperación

La presunta asesina de su hijo de siete años pone trabas a la evaluación de su estado mental

Inspección ocular del lugar del crimen en Huércal de Almería
Inspección ocular del lugar del crimen en Huércal de Almería La Voz

Una sombra de duda sobrevuela el crimen del pequeño Sergio Fernández de siete años de edad. ¿Sufre un trastorno mental Ana María Baños, su madre y presunta asesina? La respuesta, clave para determinar la imputabilidad de la acusada en el futuro juicio oral, no saldrá de momento de la exploración de los especialistas del Instituto de Medicina Legal de Almería (IML).


Los forenses abortaron la evaluación prevista el pasado 7 de noviembre por falta de colaboración de Baños, según dos fuentes consultadas por LA VOZ DE ALMERÍA. La presunta asesina del pequeño Sergio Fernández acudió a la Ciudad de la Justicia en un furgón de la Policía Nacional directamente desde el centro penitenciario El Acebuche, donde permanece en prisión provisional. Estaba citada a las 10 horas, aunque entró en el IML de Almería algo más tarde. Finalmente la prueba resultó infructuosa y, como ya hiciera en el Juzgado de Instrucción número Tres de Almería unas semanas antes, guardó silencio sobre unos hechos que asegura no recordar.


Ana María Baños de 38 años de edad fue detenida en la calle Río Andarax de Las Norias de Daza (El Ejido) el pasado 10 de noviembre, donde había acudido a buscar la ayuda de la ex pareja de su padre. Cuenta con un ingreso en Salud Mental del Hospital Universitario de Torrecárdenas a mediados del pasado mes de julio y varios testigos apuntan a un comportamiento desequilibrado en los días previos a la muerte de su hijo, presuntamente asfixiado en la vivienda familiar de la Plaza Río Chico de Villa Inés (Huércal de Almería).


Acusaciones
La posible alteración de sus capacidades volitivas es la principal carta de la defensa para evitar la prisión permanente revisable (recientemente ha cambiado de un abogado de oficio a un abogado particular). Sin embargo, las acusaciones repiten que Ana María Baños era plenamente consciente de sus actos. Esta versión coincide con los primeros informes de la Guardia Civil que, como la familia paterna de Sergio Fernández, consideran que la mujer no sufre afectación alguna.  


Mientras, el Juzgado de Instrucción número Tres de Almería, cuya titular es la magistrada Ana Belén Vico, continúa la ronda de declaraciones. El pasado 18 día tomó testimonio a varios testigos, como hiciera anteriormente con Sergio Fernández padre.


Además del propio Ministerio Público, se han personado en el procedimiento dos acusaciones particulares por parte de la familia y una acusación popular en nombre de la Asociación Clara Campoamor. Ana María Baños está en prisión provisional, comunicada y sin fianza en el módulo de mujeres de El Acebuche.


La detenida comparece este martes por videoconferencia por abandono de familia

Ana María Baños se enfrenta poco a poco a una cadena de procesos judiciales vinculados a las denuncias interpuestas por Sergio Fernández. Este martes comparecerá por videoconferencia en una causa por presunto delito de abandono de familia en el Juzgado de Instrucción número Seis de Almería, cuya titular es la magistrada Almudena Nadal Siles. La juez investiga si la mujer desatendió los cuidados del pequeño Sergio en los meses previos a presuntamente acabar con su vida en un municipio de Huércal de Almería, crimen por el que permanece en prisión provisional actualmente. La videoconferencia evitará el traslado a la Ciudad de la Justicia de Almería. No ha trascendido quién será su asistencia letrada en este procedimiento judicial.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería