El mundo de los drones en el que Daniel y Mathias han encontrado su futuro

Estos vehículos no tripulados han llegado para quedarse, por sus múltiples aplicaciones

Mathias Moyano y Daniel Ruiz, en Almería
Mathias Moyano y Daniel Ruiz, en Almería Remedios Fernández

“El mundo de los drones, donde va a explotar en el futuro, va a ser en la vigilancia”, afirma Daniel Ruiz Martínez. “Y, claro, tendrá muchos mas ámbitos. Las búsquedas, por ejemplo, con cámaras de infrarrojos; o la prevención de incendios, y cómo atacarlos; o para transportar un órgano entre hospitales… Es donde tendrá un uso real, importante. Lo de las paqueterías… Creo que para eso queda tiempo. No veo lo de transportar un paquete de Amazon de 5 euros, en un aparato de tres mil...”.


Daniel sabe de lo que habla, pues lleva años dedicado al mundo de los drones. Tiene todos los títulos sacados, de piloto y de operador. Es almeriense, y cuando se sacó el grado superior de Informática y Telecomunicaciones, allá por 2015-2016, su proyecto fue sobre este mundo. “Cuando vi eso, me encantó”, sonríe. “Los drones ya iban empezando, iban sacando los primeros comerciales, pero todavía estaban… A mí me costó bastante encontrar información para el proyecto”.


Estuvo un tiempo trabajando en otras cosas. Pero un día, con su amigo Mathias Moyano Clemoveki, argentino de toda la vida en Almería, se decidieron a “tirar para adelante” y montar una empresa: Drone TV Spain.


Oportunidades

Empezaron a moverse por toda la provincia. “Todo el mundo nos decía: ¡Qué maravilla! Los ayuntamientos, todos. Pero nadie daba el paso”, recuerda Mathias. “Y llegó un momento en que nos quedamos diciendo: ¿Y ahora qué? Y entonces apareció lo de la primera tienda, en la avenida Cabo de Gata...”.


Se llama The Phone Drone. Empezar fue duro, pero por fin cogió ritmo. Luego se presentó otra oportunidad, en Huércal de Almería, y se lanzaron. Y luego otra, en Pablo Iglesias. “Lo tenemos claro, estamos dedicados a la tecnología”, dicen. “Aquí vendemos y arreglamos drones, ordenadores, móviles y tablets. Nos da estabilidad para dedicarnos a este mundo apasionante”. Incluso han añadido a una compañera, Roma Jurgelite. 


Lo importante en un dron es que, básicamente, es un vehículo no tripulado. Daniel cuenta todos los permisos que tuvo que sacar, todas las legislaciones que hay, y cómo van cambiando. “Grabar se puede todo, el problema es lo que después publiques”, advierte. Es todo un mundo. “Cuantas mas alas, mas peso puede llevar, y mas resiste los vientos”, dice. “Hoy hay algunos que pueden llevar, incluso, una cámara de televisión.


Además de pilotar, él es operador, que no es lo mismo. “Es el que gestiona el procedimiento de toda la operación. El que organiza”, explica. “Supongamos... un reportaje en Rodalquilar, que ya lo he hecho. Como operador me encargo de sacar los permisos, de hacer un reconocimiento del sitio, y buscar ubicaciones, ver qué se puede grabar, y qué no. De tener en cuenta la previsión del tiempo, la distribución de la gente... Luego, el vuelo y la grabación pueden ser un par de horas...”.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería