“Muchos famosos se han refugiado en mi casa huyendo de los focos”

Entrevista a Paco Wandosell, enfermero y preparador de misses y modelos

Paco Wandosell en un gesto captado por el fotógrafo Juan Sánchez
Paco Wandosell en un gesto captado por el fotógrafo Juan Sánchez Juan Sánchez
Antonia Sánchez Villanueva 23:38 • 24 nov. 2019

Es enfermero en Torrecárdenas, y con la misma soltura que se maneja entre sueros y medicación se desenvuelve entre socialités y famosos. Risueño, locuaz y acogedor, prepara a modelos y misses, organiza desfiles y hace gala de un inusual don para el mundo del espectáculo. Eso sí, con los pies en la tierra. El de Paco Wandosell es un caso inusual de doble faceta llevada durante años con naturalidad y sin descabalgar. Cálido en el trato, optimista y con la cabeza bien amueblada, sabe extraer lo mejor de cada mundo. 


 Es enfermero y se mueve en el mundo del espectáculo a alto nivel. ¿Cómo se puede compaginar?

 Siempre he podido llevarlo bien. Nunca he dejado mi carrera, jamás. He pedido alguna excedencia, nunca más de cuatro meses. Somos unos privilegiados, tenemos una provincia que a todo el mundo deja impactado. ¿Cómo te vas a Madrid? Cuando eres joven, te gusta la fiesta, la ciudad. Pero cuando vas cumpliendo años… La suerte que he tenido es que nunca he dejado Almería. 


 ¿De dónde sale esa segunda vocación?

 Creo que esto estaba oculto, porque empecé en el mundo de la moda en el año 90. Nació mi sobrino, mi hermano vivía en Cádiz y cada quince días iba a verlo y en una discoteca estaba de camarera Esther Arroyo. Nos hicimos amigos y vi en el periódico que se elegía Miss Cádiz, con unos amigos pusimos una hucha en un bar, escribimos “para la futura Miss España”. Con ese dinero le compramos un vestido, unos zapatos. Fue Miss Cádiz, Miss Andalucía y Miss España. 



 Un ojo clínico. 

 Yo siempre he tenido algo. He ido con modelos de Almería a la mejor agencia de Barcelona, que lleva a Jon Kortajarena, a Eugenia Silva, y siempre los han cogido. He ido a Miss España y siempre he ganado. Fui con Esther Arroyo; a Vania Millán, la de Almería, la preparé yo y ganó. Fui con Elisabeth Reyes, con Juan García, primer Mister Mundo y único hasta ahora de la historia de España. Tengo un don que no sé de dónde me viene. 


 ¿Cómo se prepara una Miss o un Míster? 

 Más que nada, mentalmente. Tiene que haber una base, pero hoy, con los adelantos en estética, se puede arreglar cualquiera. Lo que no se puede arreglar es la cabeza. Hay mucha presión en ese mundo, es muy falso, hay muchas zancadillas. A mi de ese mundo me gusta cada cierto tiempo ir a un estreno, tengo la suerte de tener amigos en todos lados, me invitan a los Goya, a las cenas…. Yo tengo la suerte de conocer a Jorge Sanz, María Barranco, a Loles León, a Bibiana a Fernando Colomo. Han estado en mi casa y yo voy a su casa. También tienes que ser buena gente y respetado, si no rápidamente te van apartando. Pero tengo suerte de caer bien.  


 Dice que hay mucha falsedad, ¿qué ha llegado a ver?

 Lo que más me duele es la gente que monta oenegés. Te hablo con conocimiento.  Ayuda a la infancia, y luego el presidente tenía chófer, cogió a una amiga mía como jefa de prensa pagándole hace ocho años 3.800 euros al mes. Todas esas cosas hacen que no creas. Ni creo en los politicos. Yo soy enfermero, estoy en Torrecárdenas, en la unidad del sueño. ¿Tú sabes la lista de espera para hacer la prueba? Veintidós meses para diagnosticarte. ¿Cómo puede haber recortes en sanidad y en educación cuando tenemos la mayor cantidad de politicos de Europa? Y bueno, ¿quién se inventó lo de los asesores? Hay municipios chicos que tienen sus concejales con dedicación exclusiva, y luego asesores… ¿asesores de qué? 


  ¿Es difícil mantener la vinculación con el espectáculo viviendo aquí?

 ¡Pero si yo soy la envidia de ellos! Antes, cuando vivía en Castell del Rey y ahora que vivo en Níjar, vienen muchos a la casa a esconderse…


 ¿Ha tenido a famosos escondidos en su casa?

 A muchos.


  ¿Y de qué huían?

 Pues de los focos, porque eran parejas que se habían separado, se habían unido, gente que estaba con pareja formal pero se venían con parejas que no eran la suya. En fin, yo pienso que la gente confía en mí y vivimos en un sitio tan idílico y tan apartado que es un sueño. Yo soy la envidia de todos ellos. 


 ¿Si supiéramos lo que usted sabe, nos sorprenderíamos?

 Muchísimo. Hay gente que uno tiene idealizada y luego no valen. Por eso estoy aquí. Yo podría trabajar en un programa nacional de colaborador, estar en agencias de publicidad, en agencias de modelos. Yo soy de los mejores. No hay nadie en España que haya sacado cinco Miss España, dos Mister España, un Míster Mundo, tres chicas Pantene, dos chicas Interviú, una chica Man, dos supermodelos. Tengo esa suerte, no sé de dónde me viene. 


 ¿Y hay algún caso que pueda contar de alguien que haya venido a refugiarse? 

 No puedo dar los nombres, si no perdería eso que tengo. Pero sí unas personas que hicieron un reality en televisión. Ambas tenían parejas diferentes. En el reality se conocieron y, como no era público, se venían aquí cuatro o cinco días, a mi casa de Níjar. 


 ¿Qué valor tiene su discreción? 

 Yo conocí a Rafael Amargo en Nueva York. Me habían invitado a los premios Woman Together y yo estaba con Isabel Preysler, Tomás Terry, Karolina Kurkova y Rafael Amargo se sentó a mi lado. Me dijo vente conmigo, que necesito un tio como tú, con contactos, que no fuma, no bebe... Era para montar la gala de los Carnavales de Tenerife, una experiencia preciosa. Pero luego todo lo que había dicho que iba a traer, a Jennifer López, a Ricky Martin, era mentira. Fue un desastre, salió en todos los informativos. Yo estaba allí de secretario personal de Rafa. Me llamó un programa nacional de máxima audiencia y me pusieron un talón en blanco. ¿Qué vale que tú digas lo que ha pasado en Tenerife? Ellos querían que yo hablara de la vida personal de Rafa, sexo, drogas, y dije que si iba era para hablar de lo profesional. Nunca he querido meterme en temas personales. Llevo 35 años yendo a fiestas privadas, casas privadas. Si yo fuera a un sitio a hablar, perdería todo. 


 En esos programas que despellejan a los famosos ¿cuánto hay de realidad y cuánto de ficción? 

 De ficción tiene un 85 por ciento. La realidad es pequeña, luego ya se inventan todo. Te lo digo porque he estado en camerinos, he estado con ellos, hay veces que les dan por guión “tienes que decirle a este tal y cual”. Y cuando no tienen nada que hablar empiezan con los colaboradores porque tienen un contrato. Y luego venden una exclusiva, ganan dinero… Esa gente no tiene una nómina. 



Wandosell toma un café antes del inicio de la entrevista
Wandosell toma un café antes del inicio de la entrevistaJuan Sánchez


 O sea, que casi todo está guionizado. 

 Sí. La audiencia en internet, eso es mentira. A mí me llamaron para entrar en la segunda edición de Gran Hermano. En la productora, Zeppelin, me decían Paco tú das mucho juego, tú llegas a la final… ¿cómo a la final, si es la audiencia la que te echa? Y me dijeron no, la audiencia, si das juego te podíamos dejar. O sea, que está todo guionizado. 


 ¿Hasta qué punto es la gente capaz de dejarse humillar por dinero?

 No te imaginas dónde llegan. 


  ¿Un paso en falso en este mundo representa el final? 

 Sí. Me acuerdo que fui a una fiesta en una casa cuando estaba Penélope Cruz con Tom Cruise, él había venido al estreno de Misión imposible. Me invitaron a la fiesta y entonces la gente no decía no entres con móviles, la gente sabia, veía cosas y había como un código ético. Ya no lo hay. Ahora vas a una fiesta y te dicen, los teléfonos aquí. Y si vas con alguien te preguntan, ¿estás seguro de esa persona? Hay mucho miedo por las grabadoras, los teléfonos… es un mundo que se está haciendo cada vez más raro. 


 ¿Antes lo que pasaba en una fiesta en la fiesta se quedaba?

 De familia y sexo, nada. Porque todos sabían de todos. 


  ¿Hay, como se presupone, mucha droga, sexo…?

 Mucho, mucho. No quiero decir que sea lógico, pero si tú eres un funcionario en una provincia que trabajas de 8 a 3, no tienes ese campo tan abierto. Pero los famosos el lunes es el estreno de un centro comercial, el martes un estreno musical, el miércoles viene Peter Gabriel, el jueves… están siempre de fiesta, bebiendo, conociendo gente y todos los días son noches y se hacen las dos, las tres, las cuatro…. 


 Mantenerse con la cabeza bien amueblada es complicado. 

 Date cuenta que muy poca gente que empezó en los 80 o 90 está en la actualidad. Se quema mucho la gente. 


  ¿Qué es es lo que más le ha impactado?

 Yo sé de gente que ha montado fundaciones para pagar el alquiler de su casa. Y hacen subastas para los niños de Serbia, de Bosnia, de Camerún y luego ese dinero nunca llega a ningún lado. Lo sé porque he estado dentro. 


 ¿Y los tertulianos de los programas de televisión también ganan tanto dinero?

 ¡Qué va, qué va! Cuando hice los carnavales de Tenerife, se conocieron allí Belén Esteban y Toño Sanchís. Y Toño me preguntó ¿tú qué piensas de Belén? Y le dije, sé por una amiga mia productora en Telecinco que le van a hacer un contrato blindado, y la cogió y mira. Pero en general no se gana tanto. Antes se ganaba más. Por ejemplo, a una Bibiana antes le pagaban mil quinientos euros, y ahora pagan 300 porque ya hay muchas series, muchos famosos. Y las productoras se aprovechan. Se gana más en bolos. 


 De los famosos con lo que se ha codeado, ¿cuál le ha impresionado más?

 Cualquier persona que haga algo que yo no sepa hacer, la admiro. Por ejemplo, el diseñador que tenemos en Almería, Sergi Regal. Si te refieres a famosos, tuve la suerte de conocer a Alfredo Kraus, el tenor, he estado en su casa, viajes con él y lo admiro por esa voz, pero también como persona, cómo ayudaba a gente, qué cultura tenía… 


 ¿Y alguno que le haya decepcionado?

 Muchísimos. Son más. Hay cómicas que tú dices yo quisiera estar con esta persona. Luego la he conocido en la intimidad, y te quedas muerto, ¡qué mala hostia! ¿Cómo puede ser tan mala persona y la cara que da? La gente alucinaría si conociera a sus mitos de cerca. Alucinaría muchísimo. 



En un momento de la conversación, muestra unas fotografías en su móvil a la entrevistadora
En un momento de la conversación, muestra unas fotografías en su móvil a la entrevistadoraJuan Sánchez


  ¿Con qué se queda? 

 Con todo lo que he aprendido. Pero no me metería de lleno, no. Siempre hay alguien encima de ti que te dice, tienes que hacer esto. 


 ¿A su familia qué le parece esta faceta suya?

 Tengo que darle las gracias a mi familia, porque si no hubiera sido por ellos a lo mejor habría hecho cosas de las que me arrepentiría. Menos mal que estaban ahí mi madre y antes también mi padre y mi hermano, que me dicen no tienes necesidad, tienes tu trabajo, eres una persona bien vista. Mi madre ha sido muy sabia. Me decía, “los problemas en la vida, hijo mío, son como las piedras, puedes utilizarlas como ancla para hundirte o como escalones para seguir subiendo”. 


  Un sabio consejo.

 Yo hubiera hecho muchas cosas, como colaborador, en realities. Cuando eres joven, dudas. Pero siempre he aceptado los consejos. Ahora digo, madre mía, si lo hubiera hecho. 


 Con el actual entrenador del Almería, Guti, también ha tenido relación. 

 Hace años que no lo veo. Yo le hacía los desfiles a la casa Puma con las colecciones nuevas. Y hubo una época en que Guti era la imagen de Puma a nivel internacional. Tuve la suerte de conocerlo. A su mujer de entonces, Arantxa de Benito, la conocí antes. He tenido suerte de estar siempre en el sitio adecuado. 


 ¿Tener una figura de esa proyección mediática, más allá del propio deporte, beneficia al equipo?

 Yo conocí a Guti hace muchos años. Hemos estado cenando, de fiesta, me iba a Madrid y lo llamaba, salíamos con el dueño de Puma. En su trabajo es muy bueno. Y es buena persona, lo que pasa es que le gustaba vivir la vida. Yo imagino que ya estará más sereno. Lo malo, que la gente ponga muchas expectativas y luego no se cumplan. 


  Cuando regresa de todo eso y se mete en Torrecárdenas, ¿no es un choque?

 Es un choque pero digo, qué suerte tengo de tener mi trabajo porque ves tantas cosas...


 Un mundo completamente diferente.

 Yo soy libre en todos los aspectos de la vida. Elegí Enfermería porque me gustaba. Tenía nota suficiente para entrar en Medicina pero el médico no está con el enfermo. Mi trabajo me encanta. 


 A sus pacientes les transmitirá mucha vitalidad.

 Te voy a contar una cosa. Yo trabajo en Neumología y hubo un jefe de servicio hace años que me dio días libres sin corresponderme para que por la mañana la gasometría de los enfermos saliera bien porque de noche me ponía una peluca, me ponía una braga pañal, iba a dar la medicación y se reían tanto que aumentaba el [anhídrido] carbónico (risas), y me dijeron Paco, cógete unos días libres porque si no, los enfermos no se van a ir nunca. Las analíticas salían diferentes. Se dieron cuenta al tiempo. Preguntaban, ¿quién estuvo anoche de guardia? Paco…Ah, con razón (risas). 


 ¿Y a los pacientes les cuenta de la farándula?

 Claro. Soy una persona un poco conocida, y la gente ¡ay!, pero ¿tú cómo haces y cómo has sacado a la Miss España? En septiembre fui a la gala de Miss España y me pilló todo el trajín de Kiko Matamoros, con la novia. Entré en directo en el programa de María Patiño, me llamaron de Sálvame, pero, claro, no quieren que cuenten lo que pasó sino que diga más y me invente algo para montar polémica. Matamotos estaba conmigo, tenemos fotos juntos, dijo cosas, yo las sé pero… ahí se queda. 


 ¿Qué le gustaría hacer que todavía no haya hecho a nivel profesional?

 ¿Sabes qué pasa? Que como la vida me ha dado tantas cosas, yo me levanto todos los días y digo, a ver la vida con qué me va a sorprender.  



Un momento del desarrollo de la entrevista
Un momento del desarrollo de la entrevistaJuan Sánchez


 ¿Siempre ha tenido esa actitud ante la vida?

 Yo siempre he pensado que la felicidad está en uno,. Si eres un corcho y te pones de meta bajar al fondo del mar, como que no. Ahora, ya con los años, estoy más tranquilo, estoy en Almería. Sí me gustaría hacer algo en Cultura o en medios de comunicación. Si puedo ayudar a gente, siempre he ayudado. Ahora estoy invitado el 14 de diciembre a la gala de Miss Mundo en Londres. Yo he tenido el privilegio de estar en un pueblo, de vender pescado, mi familia era humilde y de pronto la vida lo que me ha dado, creo que es justo ayudar. 


 ¿Idealizan mucho las chicas jóvenes este tipo de mundo?

 Sí, eso es un problema porque la gente mitifica, yo admiro a muchas, a otras no, porque son productos hechos. En Almería hay gente guapísima. Yo preparé a un chico de El Parador que ahora está en Milán saliendo en los desfiles de Dolce y Gabbana. Ahora tengo dos chicas, una de Almería, otra de Roquetas que yo creo que van a llegar lejos. Les doy consejos, que aprendan idiomas, mucha gimnasia, mucha vida sana, porque es un mundo muy complicado. 


 ¿Y a los padres no les da miedo tan jóvenes?

 ¿Sabes lo que pasa? Los padres me han buscado, si te buscan es porque habrán oído hablar de ti. Los padres buscan a alguien que les dé confianza. Aquí hay gente guapísima, que puede llegar a ser modelo internacional, lo que no hay es gente que te diga, ven aquí, vamos a prepararte. Si yo he tenido esa suerte de tener la agenda que tengo, en politica, en moda, en cultura, si puedo ayudar a la gente, la ayudo. 



Temas relacionados

para ti

en destaque