“No puede ser solo Albert Rivera quien asuma las responsabilidades”

Entrevista a Marta Bosquet, presidenta del Parlamento de Andalucía y portavoz de Cs Almería

Marta Bosquet posa para Juan Sánchez tras la entrevista
Marta Bosquet posa para Juan Sánchez tras la entrevista Juan Sánchez

La presidenta del Parlamento de Andalucía y portavoz de Ciudadanos en Almería es ahora mismo una de las personas con más poder institucional a nivel nacional dentro de un partido duramente castigado el 10-N. Ante la etapa de recomposición que se avecina, la almeriense apela a la posición del partido en Andalucía, donde cogobierna con el PP, para reclamar más voz y se alinea con la opción Arrimadas para liderar el cambio. 


A una semana pasada del batacazo electoral de Ciudadanos, Bosquet no le quita hierro ni lo minimiza. Pero esta abogada y política vocacional se muestra confiada en la recuperación -trabajo mediante- del partido. Admite que algo se ha hecho mal, no tiene reproches, sí elogios, hacia Rivera, y apunta sin señalar a más responsables. 


¿Se podía haber evitado un resultado tan malo?

 Toda situación mala puede evitarse, qué duda cabe. La mayor parte de nuestro electorado se ha ido a una abstención.¿De qué manera se hubiera evitado? Pues no lo sé, porque es difícil prever lo que ha ocurrido en estos cuatro meses para hacer que nuestros votantes se hayan desilusionado y que hayan preferido no ir a votar. Es verdad que el de Ciudadanos es un votante más exigente, todavía no es un voto muy fidelizado en comparación con el del Partido Popular o el Partido Socialista. Y eso tenemos que hacérnoslo mirar y, por supuesto, volver a trabajar la ilusión de nuestro electorado. 



 Todas las encuestas apuntaban a que Ciudadanos bajaría, ¿en algún momento barajaron una bajada tan grande? 

Sinceramente, ha sorprendido bastante. A las encuestas personalmente no les echo excesivas cuentas porque piensas siempre que son intenciones en ese momento, pero que pueden variar. Pero sí es verdad que tanta pérdida de voto y, sobre todo, ese alto grado de abstención no lo esperábamos.


 ¿Reconocen errores estratégicos?

 Hombre, cuando algo va mal, lógicamente es porque algo has hecho mal. Siempre lo digo y lo defiendo: los ciudadanos no se equivocan. Nos equivocamos los politicos. Desde ese punto de vista hay que hacer una reflexión y un análisis. Y en consecuencia, hacer un diagnóstico y ponerle remedio. Bajo la premisa de que los ciudadanos no se equivocan. El error o los malos resultados son nuestros, sin duda alguna. 


 ¿Esto puede dar lugar a un giro de timón?

 No tiene por qué suponer un cambio en nuestra orientación. Creo que no debemos apartarnos de la centralidad, de la moderación y del liberalismo y el progresismo. Ese es nuestro mantra, y de ahí justamente es de donde no nos podemos salir. Ahora, más que nunca, con la configuración política que tenemos tras las elecciones, es necesario reforzar esa centralidad en este país. 


 ¿Eso podría significar dejar que se formara un gobierno de Pedro Sánchez?

 Es que el gobierno, tal y como quiere conformarlo Pedro Sánchez, no se acerca a la centralidad, se aleja del constitucionalismo. Lo que proponemos es que Sánchez rectifique, que el PP sea responsable políticamente, y se haga un acuerdo entre los partidos constitucionalistas. Ahí es donde tenemos que mover ficha los partidos con responsabilidad de Estado. Nosotros tenemos encima de la mesa y lo seguimos ofreciendo a Sánchez diez medidas que hablan de pacto por educación, de apoyo a la familia, de unidad de España, de bajada de impuestos, de autónomos, de la reforma de la ley electoral, y seguimos tendiendo la mano. Lo que no vamos a apoyar es un gobierno que esté amparado ni por populistas, ni por nacionalistas, ni por los que quieren separar España. 


 Albert Rivera ha dimitido, ¿debe ser el único de la primera línea de Ciudadanos que salga? 

 Achacarle la responsabilidad solamente a una persona, desde mi punto de vista, es erróneo. El hecho de que haya dimitido demuestra precisamente la personalidad de Albert, una persona de Estado, responsable, honesto, íntegro, leal con su propia palabra, y así lo ha demostrado. Si se han cometido errores o hay que asumir responsabilidades obviamente no puede ser solamente Albert. Todo el partido tenemos que hacérnoslo mirar, escuchando a nuestras propias bases, qué es lo que ha ocurrido para que se hayan desmotivado o desmovilizado. Escucharlo ahora y ponerle remedio. Es fundamental para volver a tomar impulso. 


 ¿Entonces debe irse más gente de la Ejecutiva? 

 Eso lo dejo a la responsabilidad de cada uno. Yo confío en el criterio de todas y cada una de las personas que conforman las ejecutivas, entiendo que tomarán las decisiones que tengan que tomar en la medida de la responsabilidad que dentro de esa ejecutiva nacional hayan tenido. 


 Marta, usted forma parte de la ejecutiva nacional [la ampliada]. ¿Nadie dijo vamos por mal camino?

 Es cierto que la ejecutiva nacional se reunió tras las primeras elecciones, cuando acordamos que nuestro socio preferente sería el Partido Popular y que nunca íbamos a apoyar en ningún lado gobiernos nacionalistas ni populistas. Y es verdad que tras esa primera toma de decisión no volvió a haber más reuniones de la Ejecutiva Nacional a nivel ampliado y quizás ha podido faltar eso, más puesta en común de todos. 


¿Inés Arrimadas es la apuesta de futuro compartida por todos? 

Si no por el cien por cien, sí por un porcentaje altísimo. Desde mi punto de vista, Inés es la persona que hoy en día puede aunar a todos los afiliados, simpatizantes, votantes. Si ahora mismo hay una persona que sea digna sucesora de Albert Rivera, sin duda alguna es Inés. 


 Andalucía es donde más poder institucional tienen ahora mismo. ¿Qué papel puede jugar Cs Andalucía en el futuro de Ciudadanos?

Ciudadanos ahora gobierna para 20 millones de españoles en cuatro comunidades autónomas y 400 municipios. Es lógico que ese reflote de Ciudadanos venga de mano de quien ahora mismo es decisivo, con lo cual tienen que tener un papel preponderante las comunidades autónomas donde estamos en el gobierno. Y qué duda cabe que Andalucía tiene que tener un mayor peso porque estamos demostrando que se están haciendo bien las cosas, y es algo reconocido dentro de todo el partido. Somos ahora mismo el espejo de Ciudadanos para el resto de España, y eso tiene que tenerse en cuenta. Y repito, creo que es necesario que Ciudadanos vuelva a ser fuerte dentro del panorama político nacional. Nos estamos viendo abocados a un afloramiento tanto de nacionalismos como de populismos, y hace falta frenar. 


 ¿Juan Marín o la misma Marta Bosquet pueden tener un papel relevante en el futuro del partido a nivel nacional?

 El hecho de que Juan o yo seamos relevantes o no dependerá lógicamente de los afiliados, porque afortunadamente tenemos unos estatutos que marcan nuestra hoja de ruta. Se tiene que nombrar un nuevo presidente y es el presidente el que nombra a su propio equipo. Quien se presente como candidato, que yo espero que sea Inés, será quien decida qué personas quiere que la acompañen en ese equipo. Pero el candidato quien lo deciden son los afiliados y simpatizantes y eso será a través de un congreso.


 ¿Pero está bien posicionado Ciudadanos Andalucía? 

 Andalucía está bien posicionada porque estamos formando Gobierno y tenemos bastante representación institucional y, en consecuencia, tendremos bastante representación dentro de esa futura asamblea. 



Un primer plano de la presidenta del Parlamento de Andalucía
Un primer plano de la presidenta del Parlamento de AndalucíaJuan Sánchez

 

Y más allá de los números, ¿tienen capacidad de influir?

 Yo  creo que sí, y es por lo que digo que si ahora Ciudadanos tiene que volver a hacerse fuerte, esa fortaleza le tiene que venir sobre todo de aquellas comunidades autónomas donde se tiene un mayor poder decisorio. Es más fácil que ese empuje venga de donde somos más fuertes. 


 Deduzco de lo que dice que no peligran los acuerdos de Andalucía. 

 Para nada. Soy total y absolutamente rotunda. Afortunadamente Andalucía va bien, hay un gobierno que tiene estabilidad. Si no sucede nada, en el pleno del 12 de diciembre se aprobarán unos presupuestos. Lo que se haga a nivel nacional no influye en los acuerdos de Andalucía. 


 Hay voces dentro del propio partido que a las 24 horas de las elecciones hablaban ya de reconsiderar ciertos acuerdos. 

 Pero esas voces ya lo ha dicho el secretario general, que a día de hoy todavía sigue siéndolo, no tienen la potestad para decidir o no los gobiernos de las comunidades autónomas. Andalucía estamos siendo ejemplo para el resto por esa estabilidad, somos la única comunidad autónoma que en menos de un año va a sacar adelante dos presupuestos. Que cada uno hable por sí mismo, pero a los que estamos tranquilos, estables y haciendo las cosas bien, que nos dejen seguir trabajando. 


 El apoyo en diferido de Vox al Gobierno andaluz, ¿ha podido pesar en la evolución de Ciudadanos hasta el 10 de noviembre?

 No. Igual de rotundo que he dicho que no peligra la estabilidad, también digo igual de rotundo que no, porque los acuerdos a los que se ha llegado con Vox, por ejemplo, para negociar estos presupuestos del 2020, para nada hacen que Ciudadanos se mueva de sus mantras y su camino. En absoluto. 


 ¿No han derechizado el rumbo de Ciudadanos? 

 En absoluto. 


 O sea, que en Andalucía va a seguir como hasta ahora, con apoyo en diferido. 

 Estamos hablando de eliminar chiringuitos, de bajar impuestos, de apoyar a los autónomos, a las familias. Y, por ejemplo, el miedo que se decía por parte del Partido Socialista y de Adelante Andalucía de que íbamos a derogar leyes, ya se ha demostrado que no ha ocurrido ni va a ocurrir mientras haya un gobierno de Ciudadanos. Yo siempre lo digo, en materia de derechos adquiridos, ni un solo paso atrás. Y mientras esté Ciudadanos es garantía de ello. 


 La legislatura andaluza tiene entonces visos de llegar hasta el final.

 Yo espero que sí y puedo confirmar prácticamente que sí. Si vamos a aprobar unos presupuestos, la legislatura prácticamente está garantizada, pese a que a muchos les pueda fastidiar. 


 El candidato al Congreso por Almería y secretario general, José Manuel Villegas, ¿peleó suficiente ese escaño que no consiguió?

 Bueno, yo creo que sí peleó lo suficiente y es verdad que a la hora de pelear un escaño no es solamente cuestión de un cabeza de lista. Si una campaña electoral se deja únicamente en responsabilidad de un cabeza de lista, mal iríamos. Unos resultados no se hacen solos, hay que trabajarlos todos. Y cuando digo todos, no me refiero únicamente a los que tienen responsabilidad política, también a los afiliados y a los simpatizantes, que tienen que defender al partido que pretenden que llegue a los distintos gobiernos. 


 ¿Sería un desastre la hipotética posibilidad de que se llegara a unas terceras elecciones? 

 Sería un desastre por el país. Hace pocos años parecía que el hecho de que este país repitiera elecciones era totalmente imposible y en apenas cuatro años llevamos dos comicios que hemos tenido que repetir. Con repetir elecciones les estamos mandando al electorado el mensaje de que son ellos los que se han equivocado y eso no puede ocurrir. 


 ¿Cómo analiza el crecimiento de Vox a nivel nacional y en el caso concreto de Almería, que se ha situado como segunda fuerza?

 Vox tiene un discurso populista y dice lo que la gente quiere escuchar en momentos de cabreo. En la cuestión de Cataluña, el tema de la inmigración, violencia de género y demás, dicen lo que la gente quiere oír, desde mi punto de vista con poco fundamento. Cuando llevamos 40 años de democracia y una de las cosas que propició 40 años de normalidad y estabilidad en este país es precisamente el que nuestra Constitución contemplaba el estado de las autonomías, no podemos ir hacia atrás. El resto de los partidos políticos dejamos que Vox lo critique sin echarnos encima, cuando tenemos que defenderlo. 


 ¿Se tendría que haber confrontado más con Vox?

 Obviamente. Bajo el prisma de esa unidad de España, tenemos nuestras autonomías, que lo que hacen es facilitar que lleguen los recursos a los ciudadanos. Es verdad que también es necesaria una definición de las competencias a nivel autonómico, porque muchas veces sufrimos que ante determinada cuestión las distintas administraciones echen balones fuera en función de qué competencias corresponde. 


 ¿Y en el caso de Almería?

 Me remito a lo dicho. Tenemos una provincia donde hay mucha inmigración. El discurso fácil que hace Vox sobre la inmigración erróneamente y yo diría que de un modo suicida, criminaliza total y absolutamente a la inmigración. Me parece una barbaridad, estamos fomentando un racismo absurdo. Flaco favor hace a una buena convivencia y a una buena integración el discurso que hace Vox, lo que está haciendo es confrontar mucho más a la sociedad y estamos en un momento donde lo que tenemos que hacer es ir todos hacia una dirección de progreso y de inclusión social y económica. Es que estamos volviendo a discursos que ya habíamos superado y retrocediendo a pasos agigantados. 


 ¿Para cuánto tiempo hay Ciudadanos?

 Para mucho tiempo, sin duda alguna. 


 ¿No le puede pasar como a UPyD?

 No, yo creo que un partido como Ciudadanos, de centro, moderado, progresista y liberal, es necesario en este país. Estoy convencida de que vamos a volver a ilusionar a la gente. Yo misma voy a ponerme a trabajar por la parte que me corresponde aquí en la provincia, hablando con la gente, recabando las sensibilidades, las opiniones, para que entre todos intentemos devolver la ilusión. Es algo que tengo clarísimo. 


 

Temas relacionados
PP Inés Arrimadas Parlamento de Andalucía Elecciones Política Marta Bosquet Andalucía Entrevistas

para ti

en destaque