Cuando Benínar quedó sepultada bajo las aguas

Riada del 9 de noviembre de 1982

Aquel día cayeron 130 litros por m. cuadrado en la vertiente de Sierra Nevada. La riada que ocasionaron las lluvias bajaron por los ríos Aguas y Benínar; pero afortunadamente ya estaba acabado el pantano.


Ello evitó que Adra resultase arrasada, como sucedió en 1973. Pero fue el final de otro pueblo, Benínar, que quedó sepultado bajo el pantano. Hasta 20 metros subió, embalsando unos 8 millones de m. cúbicos. 



 

Temas relacionados
Adra Lluvias

para ti

en destaque