Alcohólicos Rehabilitados han atendido a 10.000 personas desde 1984

En la actualidad están en tratamiento 250 enfermos y 50 familiares

Rafael Díaz, Ramón Fernández y Genaro Ramos, directivos de ARA.
Rafael Díaz, Ramón Fernández y Genaro Ramos, directivos de ARA. M.C.

Alcohólicos Rehabilitados de Almería (ARA) ha atendido desde su fundación en 1984 a más de 10.000 personas, de ellos 6.250 pacientes y 4.620 familiares. En la actualidad se encuentran en tratamiento unos 250 pacientes y medio centenar de familiares.


ARA es una asociación de ayuda mutua y autoayuda de carácter benéfico social y sin ánimo de lucro, que tiene como objetivos la información, prevención, tratamiento y reinserción social de los enfermos alcohólicos y sus familiares, así como de concienciar a la opinión pública de los gravísimos riesgos que entraña el consumo abusivo de alcohol. De ahí que el punto básico del tratamiento sea el “consumo 0, puesto que para tratar esta enfermedad no se contempla la posibilidad de una bebida moderada”, explica Ramón Fernández, vicepresidente de la asociación.


Tampoco existe, añade, una cantidad de consumo a partir del cual pueda considerarse que padeces esta enfermedad. “Eres alcohólico cuando no tienes control sobre la bebida y tienes que beber hasta hartarte”, añade Fernández, quien ha sufrido en sus carnes durante años los graves daños que produce el alcohol, tanto en los propios afectados como en sus familiares, de ahí a la necesidad de que éstos también reciban tratamiento por parte de psicólogos y equipos de atención.


El gran trabajo desarrollado por la asociación ha sido reconocido en distintas ocasiones.  En 1999, ARA fue declarada como asociación de utilidad pública por una Orden Ministerial. En el mismo año, la Delegación del Gobierno de la Junta le concedió la Bandera de Andalucía, y en 1992 fue declarada por el Ministerio de Economía y Hacienda como Entidad de Interés Social.



Equipo laboral ARA cuenta con un equipo laboral compuesto por un médico, una psicóloga, un trabajador social, dos administrativos y una limpiadora; así como con un equipo de voluntariado compuesto por 17 monitores y terapeutas.


Los responsables de la asociación enfatizan que no está alineada en ningún grupo político ni religioso, y que solo apoya a los grupos o movimientos encaminados a mejorar el nivel de calidad de vida de los enfermos y a su entorno personal, familiar y sociolaboral, u otros que desarrollen una actividad encaminada a favorecer a quienes sufren por una u otra causa.


Solo los alcohólicos rehabilitados saben lo difícil que es superar esta enfermedad, aunque desde ARA también resaltan que entre el 60 y el 70% de las personas que lo intentan tienen éxito y pueden volver a tener una vida normal durante muchos años. Por ejemplo, Rafael Díaz, secretario de la asociación, cuenta que él superó el alcoholismo hace ya más de 20 años y que ahora hace una vida totalmente normal. “El mes pasado incluso estuve en la pasada edición Oktoberfest, aunque por su puesto sin beber cerveza”, dice.


"Me tenían que llevar a casa a diario" Genaro Ramos, vocal de ARA, recuerda también sus duros tiempos de alcoholismo y cómo su vida ha cambiado desde que hace tres años y medio se decidió a tocar a las puertas de la asociación. “Es muy duro; cada noche me tenían que llevar a casa porque yo no podía llegar solo”, dice.


Lo normal es que el tratamiento dure dos años, y a partir de ahí el paciente recibe el alta terapéutica.
Los directivos de ARA exponen que el perfil del paciente ha cambiado mucho con el tiempo. Así, si hace 10 o 15 años lo habitual era padecer ‘solo’ alcoholismo, en la actualidad lo normal es que el enfermo sea un politoxicómano, y que consuma otras drogas, como cocaína.



 

Temas relacionados
Alcohol Consumo Asociaciones Andalucía Drogas Ramón Fernández-Pacheco

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque