Los padres denuncian graves carencias de personal en el colegio Princesa Sofía

Desde comienzo de curso faltan monitores para cubrir necesidades básicas de los alumnos

Centro de Educación Especial Princesa Sofía.
Centro de Educación Especial Princesa Sofía. La Voz

 La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Centro Específico de Educación Especial Provincial “Princesa Sofía” de Almería ha reclamado por carta a la Delegación territorial y la Consejería de Educación que pongan solución a las “graves carencias de personal” que soportan desde comienzos de este curso. Los padres afirman que hasta el momento no se ha puesto ningún remedio, a pesar de sus reclamaciones ante la dirección del centro y ante la propia Delegación provincial.


En su escrito, lamentan que en una de las aulas en la que están niños con más graves problemas físicos y cognitivos falta, desde principio de curso, el técnico de integración social asignado a esos alumnos.
Dicho profesional, explican los padres, es el encargado del cambio postural, del cambio de pañales, ya que esos niños no controlan esfínteres, de darles su desayuno, en definitiva, que su labor es importantísima para la calidad de vida y seguridad de los alumnos. “Calidad de vida, seguridad y prestaciones de las que no disfrutan desde principio de curso ni los alumnos de esa aula ni los de aquellas con las que se ven obligados a compartir el tiempo de trabajo de esos profesionales”, añaden.


Vacantes y bajas Alejandro Lozano, presidente de la AMPA, ha añadido a este diario que además de la falta de este monitor, cuya plaza está vacante, en la actualidad también se encuentra de baja una educadora, y que en los últimos días en el centro han llegado a contar hasta con media docena de bajas de forma simultánea. Una de ellas ha sido la del médico, cuyo trabajo es fundamental para el colegio puesto que debe atender a diario a muchos de sus 110 alumnos, y que ha permanecido de baja  médica durante diez días. “El centro no tiene muchos alumnos, pero todos son distintos y tienen distintas patologías y discapacidades, por lo que es muy importante que estén siempre atendidos como necesitan; de hecho es por esta atención especial por lo que muchos padres eligen este colegio para sus hijos”, dice Lozano.


En la carta dirigida al consejero de Educación, Javier Imbroda, los padres le explican que han intentado ponerse en contacto directamente con la Delegación de Educación de Almería para informar sobre la situación, de forma siempre educada y respetuosa. Sin embargo, afirman que no siempre han sido bien atendidos y que una madre llegó a  “obtener por respuesta en una ocasión que la Delegación no tiene por qué tratar los temas de la Administración con las familias, que no es de su incumbencia su forma de trabajar”.


Medidas De ahí a que reclamen que “se tomen las medidas oportunas, no sólo para corregir lo antes posible esta situación, sino, también, para evitar que pueda volver a ocurrir en el futuro, teniendo en cuenta que, aunque principalmente perjudica a los niños que la sufren, también provoca tensión y desasosiego en sus familias y repercute en el trabajo del personal del colegio”.


El lunes llega una educadora La Delegación de Educación ha admitido tener constancia del escrito de los padres, si bien asegura que el centro  no ha solicitado el puesto específico de monitor. También ha precisado que el próximo lunes llegará al centro una persona para cubrir el puesto de educador que está vacante. En cualquier caso, la Delegación ha querido trasladar a través de este periódico que “las necesidades de todos los alumnos de este centro están atendidas”.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería