Cubiertas en los fondos y mejora de la imagen: el ‘nuevo’ Estadio

Para mejorar la visión de parte de la tribuna, se aboga por hacer banquillos ‘soterrados’

Los banquillos pasarán a ser soterrados. j
Los banquillos pasarán a ser soterrados. j Juan Sánchez

El desembarco de Turki Al-Sheik como nuevo propietario de la UD Almería y su proyecto para club, a corto, medio y largo plazo, tiene a los almerienses movilizados, y las últimas reuniones mantenidas entre los representantes del Ayuntamiento de Almería y el director general del club, Mohamed El Assy, colaboran a esa incertidumbre sobre los planes de la nueva directiva.


La primera decisión tomada es que hay que cambiar la forma en la que el club hace uso del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Y es que el nuevo proyecto deportivo quiere realizar obras de calado y el convenio que permite a la entidad hacer uso de esta instalación, del campo anexo y el de la Vega de Acá, no recoge esa posibilidad por lo que se va a sacar a concesión administrativa la gestión. Un procedimiento que puede tardar unos seis meses y al que, tal y como obliga la ley, se podrá presentar toda entidad deportiva que cumpla con los requisitos que se planteen en el pliego de condiciones y no solo el Almería, si bien, lo normal es que se lo queden ellos.


Proyectos

Tal y como explica el concejal de Deportes, Juan José Segura, aún no se ha establecido ni plazo de la concesión ni cuantía del canon que deberán pagar desde el club ya que “primero tienen que presentar todos los proyectos de inversiones que van a realizar y analizar las rentabilidades que pueden sacar. Será entonces cuando los técnicos, siendo el plazo máximo 50 años, decidan ambas cosas”.


Si bien aún no hay proyectos presentados lo que si hay sobre la mesa de la negociación entre ambas entidades lo que son los planes de futuro para este estadio.

A corto plazo son varios los cambios previstos por la nueva directiva. Según Segura “su prioridad es la visión que se da del estadio” así que “han previsto la construcción de una especie de cubierta en los fondos para cerrarlo y que impacto visual mejore mucho”. 


También en esta parte más interior del campo, apuestan por “hacer banquillos ‘soterrados’”, es decir, que se sitúen bajo el nivel del césped. Esto permitiría que “los que se sienten en las gradas situadas sobre la pista de atletismo en la zona de tribuna puedan ver el césped sin problemas, algo que actualmente no ocurre”.


Además de algunas modificaciones en los palcos, estos proyectos a corto plazo alcanzan a otras zonas del estadio como son la parte administrativa o el gimnasio que quieren mejorar y que, inicialmente, “pretenden que siga siendo de uso abierto y no exclusivo del club”.


Traslados

Además, entre estas prioridades del nuevo proyecto rojiblanco está el que los vestuarios sean de primer nivel. Para ello, quieren reconvertir toda la planta baja del edificio actual, una zona que se encuentran las instalaciones del Patronato Municipal de Deportes y los espacios en los que se practican tanto esgrima como judo, halterofilia y boxeo. Según las cuentas que hace el concejal de Deportes tienen unos seis meses, los que tardará en ser efectiva la concesión, para reubicar a estos deportistas. En cuanto al Patronato ya tienen solución, se desplazarán a las oficinas que tiene en la primera planta el Palacio de los Juegos del Mediterráneo.


Además se colocarán nuevas lonas del club, de nueva iluminación, de colocación de leds para que el estadio se pueda ver a la entrada de la ciudad, hasta una renovación de los video marcadores en los que se verán hasta las jugadas repetidas.


Una Ciudad Deportiva con residencia de futbolistas

La Vega de Acá es el sitio elegido finalmente para levantar la nueva Ciudad Deportiva de la UD Almería después de que la nueva directiva de la entidad barajara el traslado a El Toyo, exactamente a unos suelos que se sitúan frente al campo de golf y que actualmente son titularidad de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA).


Todo el proceso de adquisición de los terrenos, que supondría alargar plazos y complicar los trámites, son los que han llevado a los nuevos gestores del club a volver al inicio. Y es que la UD Almería ya tiene la concesión administrativa de unos 30.000 metros cuadrados a las espaldas del Club de Natación para los que podría pedir licencia mañana mismo, y desde el Ayuntamiento se le ha ofertado “el sacar a concesión administrativa la parcela sobre la que se levanta actualmente una pista de skate y que está junto a este espacio y otro solar que recorre el lateral de su propio suelo y del Club de Natación” lo que sumaría más de 70.000 metros cuadrados, según explica el concejal de Deportes, Juan José Segura.


A pesar de que estas parcelas saldrían a concurso y habría libre concurrencia, lo cierto es que si ganan en algo más de medio año tendrían todo el suelo a su disposición.


Claves

Este nueva Ciudad Deportiva retomaría el proyecto con el que ya contaba la entidad en los tiempos de Alfonso García con campos de césped natural y artificial, pero pone sobre la mesa un elemento que consideran imprescindible desde la nueva directiva, contar con una residencia para los jóvenes deportistas que se levantaría sobre las nuevas parcelas ofrecidas por parte municipal.


La intención que han trasladado desde el club al Ayuntamiento es que quieren poder ofrecer a los jugadores de cantera unas instalaciones de primera, algo fundamental en la toma de decisiones de una joven promesa cuando tienen varias ofertas sobre la mesa. 


Los modelos a seguir son los de La Masía o los que desarrolla la Ciudad Deportiva del Villarreal, por tanto, el listón que se pone la nueva dirección es altísimo.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería