El médico de la acusación apunta a un trato “cruel” a Gabriel antes del crimen

El informe contratado por los padres apuntala el ensañamiento en el crimen del pequeño

Sala en la que se está celebrando el juicio.
Sala en la que se está celebrando el juicio. Néstor Cánovas

La sexta sesión del juicio del Caso Gabriel Cruz enfrenta las posiciones del Instituto de Medicina Legal de Almería y los médicos contratados por Ángel Cruz y Patricia Ramírez. La disputa se centra esencialmente en la secuencia de hechos en la finca de Rodalquilar la tarde del 27 de febrero de 2018.


El IML considera que el menor murió de "anoxia anóxica" (falta de oxígeno en el cerebro) y que los golpes localizados en la cabeza son fruto de la propia maniobra de sofocación. En cambio, los médicos de la acusación particular revelan fuertes contusiones en el cráneo antes de la asfixia.


Nicasio Marín, médico responsable del informe de parte, aseguró ayer que el niño sufrió un trato "cruel" antes del crimen.  "La simplificación del mecanismo de tapar la nariz y la boca es una banalización y esto causa una nueva victimización de la pobre madre", señaló en declaraciones a la salida del Palacio de Justicia de Almería el mediodía del lunes.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería