Sobre su trono la Virgen que llegó sobre las olas a Almería

El calor vespertino no fue obstáculo para que miles de devotos se echasen a la calle

Salida de la Virgen del Mar.
Salida de la Virgen del Mar. La Voz

Sobre las olas Nuestra Señora va caminando./ Sobre las aguas  viene la Virgen con su Hijo en brazos./ Peces de plata la clara concha van escoltando,/ y de la espuma encaje sube para su manto.


Así comienza el Himno de la Coronación de la Virgen del Mar, cuya letra es de Manolo del Águila musicalizada por José Padilla en 1951. La Feria de Agosto se celebra cada año en su honor y le pone broche de oro con su procesión del domingo que, desde hace una década, figura fuera del programa.


Pero ello nunca ha sido obstáculo para que cada año luzca más y mejor la que, sin duda, es la procesión más popular y multitudinaria de Almería. Quizá antaño resultaba un acto más del último día de Feria y podía quedar un tanto diluida; hoy día la jornada completa es para ella, sin feria del mediodía ni de la noche que pueda restarle a la Patrona el protagonismo que Ella se merece.


La playa sigue en su sitio, ciertamente; y el último domingo de Agosto siempre resulta apetecible darse un baño en sus plácidas aguas sobre las que que llegó la Virgen a Torregarcía en 1502. Pero ambas cosas resultan compatibles para los almerienses: playa por la mañana y procesión por la tarde. Eran las 8 en punto de la tarde cuando se abrió el portón principal del Santuario y comenzó a ganar la plaza el cortejo procesional.


La procesión

El orden era el habitual: Hermandades de la provincia y la capital, Agrupación de Cofradías, Hermandandes filiales de Madrid, Sevilla y Barcelona, camareras de la Virgen, Junta de Gobierno, dominicos, acólitos, paso de la Virgen del Mar, Cabildo catedralicio con el Obispo al frente y autoridades civiles y militares.


Tres bandas acompañaban: las de Serón , Sorbas y la Municipal. Y lo más mimportante, lo que más agradece la Virgen: miles de almerienses anónimos en dos larguísmas e interminables filas procesionales.


La Virgen aparecía con ornamentación floral exclusivamente a base de nardos, idénticos a aquellos que brotaron sobre la playa de Torregarcía cuando fue depositada aquella mañana del 21 de Diciembre de 1502; y lucía el manto bordado en oro y plata regalado por la reina Isabel II en su visita a Almería en 1862 así comola corona que le fue impuesta al ser coronada canónicamente en 1951,una obra de arte de la orfebrería y la joyería. 


La novedad A muchos sorprendió el acompañamiento que la Legión hacía de la procesión. Ello se debe a que el 28 de enero de 2020 tanto la Legión española como la Hermandad de la Virgen del Mar celebran centenario: el primero y el quinto respectivamente. La procesión avanzó por General Tamayo para ganar la Rambla contemplada por miles de almerienses. Tras ganar el Paseo entrando por Navarro Rodrigo, la Patrona llegó a la Plaza Circular, donde un año más miró al Mediterraneo por el que llegó hace 517 años,hubo una alocución del Obispo y se cantó el Himno de la Coronación.


 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería