La antigua sede de Urbanismo en la Rambla se pone en el mercado

El inmueble de 1.800 metros es propiedad del empresario del transporte Juan Carrión Cáceres

El Ayuntamiento mantuvo la sede de Urbanismo en el edificio durante quince años, desde 2004 a enero de 2019.
El Ayuntamiento mantuvo la sede de Urbanismo en el edificio durante quince años, desde 2004 a enero de 2019.

Planean distintas ofertas por el edificio de la Rambla Federico García Lorca, esquina calle Terriza, que fue sede durante quince años de la gerencia municipal de Urbanismo. Se trata de un apetitoso inmueble de 1.800 metros, compuesto por semisótano, planta baja y primera planta, en el centro de la ciudad moderna, propiedad del empresario Juan Carrión Cáceres, que ha recibido ya numerosas ofertas aunque sin que ninguna de ellas haya cristalizado por ahora. 


La más cercana a que se cerrara un acuerdo fue la de la Jefatura Provincial de Tráfico de José María Méndez, pero al no salir adelante los Presupuestos Generales del Estado hizo hace unos meses que se paralizara la operación con las negociaciones muy avanzadas. 


Por tanto, las dependencias de Tráfico siguen en el edificio de Nuevos Ministerios, en la calle Hermanos Machado. También se ha interesado por el céntrico edificio de oficinas, ahora vacío, un supermercado alemán y una empresa inmobiliaria. 


Gestión de patrimonio Juan Carrión, el dueño del edificio, es un veterano empresario del sector del transporte, accionista de Cajamar, que fundó, junto a sus hermanos, el Grupo J.Carrión. Ahora se centra, sobre todo en la gestión de su patrimonio inmobiliario y agrario, con fincas de olivos en Tabernas, y en la comercialización de camiones a través de su empresa Veinsur.



El edificio de la Rambla estuvo ocupado por la gerencia de Urbanismo desde 2004, cuando los derrumbes de la antigua sede en la Plaza Vieja hizo inaplazable su traslado. Se barajaron también otras dependencias en la Avenida de la Estación y en la calle Gerona, pero la modernidad del edificio de Carrión y su amplitud propició su elección por parte del equipo municipal que dirigía el entonces edil Juan Megino. 


Distintos ediles Por sus dependencias pasaron también otros responsables de área como Pablo Venzal, el ahora alcalde Ramón Fernández-Pacheco y Miguel Ángel Castellón. El Ayuntamiento empezó pagando al arrendador 30.000 euros mensuales.


A partir de enero de 2019 fue cuando el Ayuntamiento hizo la última mudanza hasta la Plaza Marín, sobre los cimientos del antiguo Centro cine, donde hay ahora unos aparcamientos, en un edificio de propiedad municipal con el consiguiente ahorro para las arcas consistoriales que ya no se ve obligado a pagar un canon mensual de arrendamiento a otra empresa. Desde entonces, el inmueble de Juan Carrión en La Rambla permanece vacío, a pesar de haber recibido ya distintas ofertas.


El viejo edificio de Sevillana para Asisa
Otro de los edificios de La Rambla, también propiedad del mismo empresario Juan Cáceres Carrión a través de la mercantil Gespater, es la antigua sede de Sevillana Endesa, que hace esquina con la calle Juan José Giménez Canga-Argüelles y que  afronta ya su recta final.


Se trata de un residencial de seis plantas con pisos de lujo, cuyos bajos han sido ya arrendados a la aseguradora Asisa para un centro de reconocimientos médicos. Recientemente tuvo lugar la tradicional puesta de bandera del edificio, coincidiendo con la finalización de la estructura, por parte de la empresa constructora Construmar.


El edificio de la antigua Sevillana que fue derribado, fue construido en 1980 sobre el solar de la antigua clínica del doctor Domingo Artés. La manzana llevaba abandonada y sin uso desde que la compañía eléctrica se trasladó en 2010 a la zona de la antigua Térmica y su aspecto iba desmejorando los últimos años. En ese lugar prestaba sus servicios médicos el cirujano de la Plaza de Toros de Almería. 


En 1980 adquirió el solar Sevillana de Electricidad, siendo delegado en Almería, José Vallejo, y construyó el edificio después derribado. Con posterioridad, Sevillana Endesa llegó a un acuerdo con Testa, la patrimonial de la inmobiliaria Vallehermoso, para traspasarle la propiedad de todas sus sedes, cobrándole la después fusionada con Sacyr un arrendamiento hasta el traslado de la eléctrica a otra ubicación.


En ese interín apareció la promotora local Joigca, de José García, quien adquirió la sede de Sevillana a Saycr por 8,5 millones de euros con la idea de edificar una galería comercial una vez Sevillana decidiera su futura ubicación. A Joigca, sin embargo, le sobrevino la crisis del sector y vendió el inmueble a Juan Carrión hace ahora cinco años.



 

Temas relacionados
Sanitarios Cajamar Endesa Tráfico Transporte Plaza Vieja Tabernas Toros Ramón Fernández-Pacheco Urbanismo Mercado Inmobiliario

para ti

en destaque