Quejas de los vendedores del Paseo Marítimo por la presencia de manteros

Los cuatro puestos ambulantes con permiso denuncian que se ven perjudicados a diario

Puesto con licencia para estar en el Paseo Marítimo
Puesto con licencia para estar en el Paseo Marítimo La Voz

Los cuatro vendedores ambulantes con licencia municipal que cada tarde y noche levantan sus puestos en el Paseo Marítimo de la capital aseguran que están “hartos”. “Cansados”, como explica Manuel Choque, uno de ellos, de la competencia “ilegal” que suponen para sus itinerantes negocios las decenas de manteros sin licencia que a diario despliegan su oferta de artículos junto a ellos.


Una licencia para la que, defiende, el Ayuntamiento ha dado este año y el pasado “todas las facilidades para su obtención”, pero cuyo precio, alrededor de 400 euros por instalar el puesto desde mediados de junio hasta bien entrado septiembre, es la razón por la que el resto de puestos no cuentan con la correspondiente licencia.


“Porque no quieren pagar los 400 euros que vale, que no es ni unos 7 euros al mes, nos vemos afectados el resto de compañeros que sí estamos pagando nuestra licencia y que hemos tenido hasta que, como es mi caso, pedir un préstamo para poder montar nuestros negocios”, explica el peruano Manuel Choque, quien asevera que la continua presencia de estos vendedores ilegales en esta zona de esparcimiento de la capital ha producido este verano un “efecto llamada” que atrae cada vez a más vendedores ambulantes que optan por no obtener la licencia municipal.


Por un orden

“No vamos contra nuestros compañeros, pero sí queremos que haya un orden que nos beneficie a todos y que estemos en igualdad de condiciones, para que haya el mayor número posible de puestos”, apunta Choque, quien asegura que son muchos los turistas que le dicen que cada año “hay menos puestos”. Algo que lamentan él y sus compañeros, quienes aseguran que, aunque sí hay presencia policial a diario en el Paseo Marítimo, hace falta un mayor control. “Hace falta que estén más encima y pasen más tiempo patrullando en la zona en la que ponemos nuestros puestos”, defiende.


Asimismo, aunque reclaman más presencia policial en la zona, los vendedores aseguran que el Ayuntamiento de Almería les ha mostrado “siempre” su apoyo. Un respaldo que desde el Consistorio aseguran que se sustenta en la presencia permanente de agentes de Policía Local en el Paseo Marítimo de la capital. “Es cierto que en Almería se da esta situación, aunque es mucho menos notoria que en el resto del país, pero es algo muy difícil de poder controlar porque en cuanto aparece la Policía los manteros huyen”, aseguran desde el Ayuntamiento, que asegura que los agentes de Policía Local ya han decomisado este verano gran cantidad de productos de manteros.


Una licencia que depende de otra

 Tal y como informa el concejal de Promoción de la Ciudad del Ayuntamiento de Almería, Carlos Sánchez, la obtención de la licencia municipal para implantar en el Paseo Marítimo los puestos de venta ambulante depende directamente de que el solicitante cuente con la licencia de venta ambulante que otorga la Junta de Andalucía para poder vender en este espacio marítimo-terrestre cuya competencia es del Gobierno autonómico.



 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería